La cien­cia, ca­da vez más pre­sen­te en los pro­yec­tos de con­ser­va­ción

Tre­ce so­cie­da­des cien­tí­fi­cas es­pa­ño­las se han com­pro­me­ti­do a in­ter­cam­biar co­no­ci­mien­tos y me­to­do­lo­gías de tra­ba­jo

ABC - Natural - - Natural - POR RUTH PI­LAR ES­PI­NO­SA

La So­cie­dad Es­pa­ño­la de Ornitología, la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Eco­lo­gía Te­rres­tre, el Ins­ti­tu­to Uni­ver­si­ta­rio de Ges­tión Fo­res­tal, la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Cien­cias Fo­res­ta­les, la Aso­cia­ción Ibé­ri­ca de Lim­no­lo­gía, la So­cie­dad Es­pa­ño­la pa­ra la Con­ser­va­ción y Es­tu­dio de los Ma­mí­fe­ros, la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Bio­lo­gía de la Con­ser­va­ción de Plan­tas, la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la pa­ra la Con­ser­va­ción y el Es­tu­dio de los Mur­cié­la­gos, la Aso­cia­ción Her­pe­to­ló­gi­ca Es­pa­ño­la, la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Geo­bo­tá­ni­ca, la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Eto­lo­gía y Eco­lo­gía Evo­lu­ti­va, la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de En­to­mo­lo­gía y la So­cie­dad Geo­ló­gi­ca de Es­pa­ña se reunie­ron a prin­ci­pios de mar­zo en la se­de ma­dri­le­ña de la Fun­da­ción Bio­di­ver­si­dad (FB) del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ali­men­ta­ción y Medio Ambiente (Ma­gra­ma).

«La FB se pu­so en con­tac­to con no­so­tros, pe­ro en cier­to mo­do fun­cio­nó tam­bién en el otro sen­ti­do, ya que he­mos par­ti­ci­pa­do en la FB como ase­so­res y les ha­bía­mos pro­pues­to va­rias ve­ces que ha­bría que for­ma­li­zar las re­la­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les, pro­fe­sio­na­les, ob­je­ti­vas y per­du­ra­bles en el tiem­po en­tre la FB y las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas; re­la­cio­nes no de­pen­dien­tes de per­so­nas, co­no­ci­dos y agen­das cir­cuns­tan­cia­les». Quien se ex­pre­sa así es el doc­tor Fer­nan­do Va­lla­da­res, del Mu­seo Na­cio­nal de Cien­cias Na­tu­ra­les del CSIC, miem­bro tam­bién de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Eco­lo­gía Te­rres­tre (AEET).

Tan­to la FB como las en­ti­da­des asis­ten­tes –que re­pre­sen­tan a 18.000 so­cios– han fir­ma­do un pro­to­co­lo por el que se com­pro­me­ten, en­tre otras co­sas, a man­te­ner reunio­nes pe­rió­di­cas pa­ra im­pul­sar pro­yec­tos co­mu­nes e in­ter­cam­biar co­no­ci­mien­tos y me­to­do­lo­gías de tra­ba­jo so­bre la la­bor que am­bos sec­to­res desa­rro­llan. Y tam­bién se con­tem­pla la po­si­bi­li­dad del in­ter­cam­bio de pro­fe­sio­na­les en te­mas de vo­lun­ta­ria­do.

Red Na­tu­ra 2000

«Agra­de­ce­mos el mo­vi­mien­to de fi­cha por par­te de la FB. Au­men­tan las es­pe­ran­zas de par­ti­ci­pa­ción de las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas en pro­yec­tos y de­ci­sio­nes de la Ad­mi­nis­tra­ción», ma­ni­fies­ta Manuel Ple­gue­zue­los, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Her­pe­to­ló­gi­ca Es­pa­ño­la (AHE).

«Es­ta co­la­bo­ra­ción, que es­tá abier­ta a la in­cor­po­ra­ción de mu­chas más so­cie­da­des cien­tí­fi­cas, va a per­mi­tir que la cien­cia es­té ca­da vez más pre­sen­te en los pro­yec­tos de con­ser­va­ción » , ha anun­cia­do la di­rec­to­ra de la FB, So­nia Castañeda.

La AEET se fun­dó ha­ce unos 25 años pa­ra agru­par a cien­tí­fi­cos, pro­fe­so­res, es­tu­dian­tes y per­so­nas in­tere­sa­das en la cien­cia de la eco­lo­gía. Su re­vis­ta Eco­sis­te­mas es «una de las pu­bli­ca­cio­nes en es­pa­ñol de ma­yor im­pac­to y más con­sul­ta­da a ni­vel in­ter­na­cio­nal» en ma­te­ria de medio ambiente, se con­gra­tu­la Va­lla­da­res. « En la ac­tua­li­dad, tra­ba­ja­mos con el Ma­gra­ma pa­ra con­cre­tar la eva­lua­ción del es­ta­do de con­ser­va­ción de los há­bi­tats de la Red Na­tu­ra 2000 y po­der ha­cer fren­te a las de­man­das eu­ro­peas en ma­te­ria de con­ser­va­ción de la na­tu­ra­le­za y la bio­di­ver­si­dad», con­clu­ye. La Aso­cia­ción rea­li­za un con­gre­so na­cio­nal ca­da dos años. El pró­xi­mo, pre­vis­to pa­ra enero de 2017, aco­ge­rá en Se­vi­lla a ex­per­tos mun­dia­les de las cin­co re­gio­nes con cli­ma me­di­te­rrá­neo, da­do que la AEET es la or­ga­ni­za­do­ra y an­fi­trio­na del Me­di­te­rra­nean Eco­lo­gi­cal Con­gress.

La AHE pro­mue­ve y coor­di­na el es­tu­dio de la her­pe­to­fau­na, tan­to des­de el pun­to de vis­ta teó­ri­co como prác­ti­co, así como la con­ser­va­ción de los an­fi­bios y rep­ti­les y de sus eco­sis­te­mas. En es­tos mo­men­tos, vuel­can sus es­fuer­zos en la erra­di­ca­ción de la cu­le­bra de he­rra­du­ra en la is­la ba­lear de Ibi­za, don­de ha si­do in­tro­du­ci­da y se com­por­ta como in­va­so­ra. «Por el mo­men­to co­men ra­to­nes, pe­ro cuan­do aca­ben con ellos co­men­za­rán con las sa­la­man­que­sas, los pá­ja­ros y las la­gar­ti­jas. Su die­ta con­sis­te bá­si­ca­men­te en lle­var­se a la bo­ca to­do lo que se mue­va que pe­se en­tre 1 y 200 gra­mos » , ex­pli­ca Ple­gue­zue­los, ca­te­drá­ti­co de Zoo­lo­gía de la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da.

UN CA­NAL DE CO­MU­NI­CA­CIÓN PA­RA DESA­RRO­LLAR PRO­YEC­TOS CO­MU­NES

AEET

Los bos­ques son esen­cia­les pa­ra el equi­li­brio del cli­ma y la con­ser­va­ción de la na­tu­ra­le­za

J.C.MO­RENO

La Si­le­ne del pe­ñón de Ifach se creía ex­tin­ta

EFE

La cu­le­bra de he­rra­du­ra es una es­pe­cie in­va­so­ra en Ibi­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.