La cre­cien­te ba­su­ra elec­tró­ni­ca inun­da Asia

De­bi­do a su pu­jan­za eco­nó­mi­ca, el au­men­to de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos dis­pa­ra sus re­si­duos un 63 por cien­to en cin­co años

ABC - Natural - - Portada - POR PA­BLO M. DÍEZ

El pro­gre­so tie­ne un pre­cio: la con­ta­mi­na­ción. En es­te mun­do ca­da vez más desa­rro­lla­do, el me­dioam­bien­te se ve ame­na­za­do, ade­más de por los ma­los humos de fá­bri­cas y co­ches, por un con­su­mis­mo sin lí­mi­te que ago­ta los re­cur­sos na­tu­ra­les o los se­pul­ta ba­jo mon­ta­ñas de desechos. En­tre los re­si­duos que ge­ne­ra el ser hu­mano, uno de los más per­ni­cio­sos pa­ra el en­torno es, pre­ci­sa­men­te, el de­ri­va­do de nues­tros há­bi­tos tec­no­ló­gi­cos. Se tra­ta de la ba­su­ra elec­tró­ni­ca en que se con­vier­ten los or­de­na­do­res, mó­vi­les, «ta­blets» y te­le­vi­so­res que se que­dan vie­jos por el uso o, sen­ci­lla­men­te, por­que los ti­ra­mos pa­ra cambiarlos por un mo­de­lo nue­vo.

Den­tro de su vi­bran­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, Asia ha vis­to có­mo su ba­su­ra elec­tró­ni­ca se ha dis­pa­ra­do has­ta un 63% en so­lo cin­co años. Así cons­ta en un in­for­me re­cién pu­bli­ca­do por la ONU, «Pri­mer ob­ser­va­to­rio re­gio­nal de ba­su­ra elec­tró­ni­ca en Asia y Sud­es­te Asiá­ti­co», que ha ana­li­za­do do­ce paí­ses y re­gio­nes: Chi­na, Ja­pón, Co­rea del Sur, Hong Kong, Sin­ga­pur, Tai­wán, Fi­li­pi­nas, Tai­lan­dia, In­do­ne­sia, Viet­nam, Ma­la­sia y Cam­bo­ya.

De­bi­do a su ele­va­da de­man­da de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos, sus desechos su­ma­ron en­tre 2010 y 2015 más de 12 mi­llo­nes de to­ne­la­das. Con un au­men­to del 107 por cien­to, la mi­tad de di­chos re­si­duos pro­ce­día de Chi­na, don­de tam­bién se acu­mu­la bue­na par­te de los ver­ti­dos elec­tró­ni­cos que se ge­ne­ran en el pla­ne­ta.

Al fi­nal de su vi­da, di­chos apa­ra­tos aca­ban en ver­te­de­ros elec­tró­ni­cos co­mo el de Gui­yu, en la pro­vin­cia su­re­ña de Can­tón (Guang­dong). Allí se «re­ci­clan» mi­llo­nes de elec­tro­do­més­ti­cos, ya que el 95 por cien­to de sus 150.000 ha­bi­tan­tes vi­ve de abrir or­de­na­do­res, mó­vi­les y «ta­blets» pa­ra sa­car­les sus par­tes más va­lio­sas. En es­ta ciu­dad, que es un au­tén­ti­co ver­te­de­ro al ai­re li­bre, sus ve­ci­nos han mon­ta­do en los pa­tios de sus ca­sas ta­lle­res don­de des­gua­zan los apa­ra­tos elec­tró­ni­cos sin pro­tec­ción al­gu­na. Con sus ma­nos, sin guan­tes ni mas­ca­ri­llas, arran­can los tubos y ca­bles de las pan­ta­llas, ex­traen el tó­ner de tin­ta de las im­pre­so­ras y ba­ñan en áci­do ní­tri­co los chips de los or­de­na­do­res y « ta­blets » pa­ra ex­traer el oro. En el cam­po, jun­to a su con­ta­mi­na­do río, que­man los ca­bles de PVC pa­ra sa­car co­bre y otros com­po­nen­tes con oro, pla­ta y me­ta­les pe­sa­dos. De­bi­do a su al­ta to­xi­ci­dad, di­cha la­bor en­tra­ña un gra­ve ries­go pa­ra la sa­lud de los tra­ba­ja­do­res y su­po­ne un desas­tre me­dioam­bien­tal. Así lo com­pro­bó ABC en una vi­si­ta a Gui­yu años atrás.

Aun­que la le­gis­la­ción chi­na prohí­be la im­por­ta­ción de ba­su­ra elec­tró­ni­ca y res-

EN­TRE 2010 Y 2015 SUS DESECHOS SU­MA­RON MÁS DE 12 MI­LLO­NES DE TO­NE­LA­DAS

trin­ge la de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos de se­gun­da mano, a Gui­yu lle­gan elec­tro­do­més­ti­cos de todo el mun­do. Lo mis­mo ocu­rre en ver­te­de­ros de Ni­ge­ria, Pa­kis­tán y la In­dia pe­se a que la Con­ven­ción de Ba­si­lea prohi­bió en 1992 a los paí­ses desa­rro­lla­dos ex­por­tar su ba­su­ra elec­tró­ni­ca a las na­cio­nes po­bres.

Caí­da del con­su­mo en Oc­ci­den­te

En­tre 2007 y 2012, la ven­ta de apa­ra­tos elec­tró­ni­cos au­men­tó de 51,3 a 56,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das en todo el mun­do. Más de la mi­tad se co­mer­cia­li­za­ron en Asia, que pa­só de com­prar 20,6 mi­llo­nes de to­ne­la­das en 2005 a 26,6 mi­llo­nes en 2012. Tras el des­plo­me del con­su­mo en Oc­ci­den­te por la cri­sis de 2008, el gi­gan­tes­co mer­ca­do orien­tal ya ge­ne­ra la ma­yor can­ti­dad de ba­su­ra elec­tró­ni­ca: 16 mi­llo­nes de to­ne­la­das en 2014. Con una me­dia de 10 ki­los per cá­pi­ta en 2015, a la ca­be­za se si­túa Hong Kong (21,7 kg.), se­gui­do de Sin­ga­pur (19,9 kg.) y Tai­wán (19,1 kg.). A la co­la apa­re­cen Cam­bo­ya ( 1,1 kg.) Viet­nam (1,3 kg.) y Fi­li­pi­nas (1,35 kg.), recoge el in­for­me de la ONU.

Mien­tras Ja­pón, Co­rea del Sur y Tai­wán tie­nen una le­gis­la­ción avan­za­da so­bre re­ci­cla­je elec­tró­ni­co, las nor­mas ape­nas se cum­plen en Chi­na, Fi­li­pi­nas, Ma­la­sia y Viet­nam y ni si­quie­ra exis­ten Tai­lan­dia, In­do­ne­sia y Cam­bo­ya. Con más con­su­mi­do­res y apa­ra­tos nue­vos ca­da día, que ade­más se re­nue­van an­tes, la falta de con­cien­cia­ción eco­ló­gi­ca y de le­yes más res­tric­ti­vas amee­co­ló­gi­ca y de le­yes más res­tric­ti­vas ame­na­za con inun­dar a Asia ba­jo mon­ta­ñas de ba­su­ra elec­tró­ni­ca.

En el pue­blo chino de Gui­yu, se des­gua­zan en ple­na ca­lle apa­ra­tos elec­tró­ni­cos traí­dos de todo el mun­do

PA­BLO M. DÍEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.