Asun­ción Ruiz, di­rec­to­ra de SEO/Bird­Li­fe , ana­li­za los re­tos del nue­vo Go­bierno

ABC - Natural - - Portada - ASUN­CIÓN RUIZ Di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de SEO/Bird­Li­fe

Alos es­pa­ño­les nos preo­cu­pa el em­pleo, la mar­cha de la eco­no­mía y el fu­tu­ro de las pen­sio­nes. No pue­de ser de otra ma­ne­ra: si es cier­to que es­ta­mos sa­lien­do de la cri­sis, te­ne­mos que sa­lir to­dos y de for­ma equi­ta­ti­va. Nos preo­cu­pa igual­men­te la co­rrup­ción, y mu­cho. Tam­bién es al­go na­tu­ral: se acu­mu­lan los jui­cios, las sen­ten­cias, los ex­po­lios. Y nos preo­cu­pa la igual­dad. El pa­sa­do 8 de mar­zo le que­dó cla­ro al mun­do en­te­ro. ¿Y el Me­dio Am­bien­te? ¿Nos preo­cu­pa? A juz­gar por las cues­tio­nes que se­ña­la­mos una y otra vez en las en­cues­tas, ta­jan­te­men­te sí. Pue­de que no se ver­ba­li­ce, pe­ro ahí es­tá. No ha­brá em­pleo de ca­li­dad si no es ver­de, nues­tra eco­no­mía se es­tan­ca­rá si no se adap­ta a la nue­va reali­dad cli­má­ti­ca (sí, esa que trae el frío en ju­nio y acor­ta los oto­ños) y, por su­pues­to, sin fu­tu­ro sos­te­ni­ble no ha­brá sos­te­ni­bi­li­dad en las pen­sio­nes. La co­rrup­ción en nues­tro país ha es­ta­do ín­ti­ma­men­te li­ga­da al Me­dio Am­bien­te. O más bien, a su des­truc­ción y em­po­bre­ci­mien­to. Y la igual­dad, la equi­dad, tie­ne que ser tam­bién eco­ló­gi­ca, o no se­rá. Sin Me­dio Am­bien­te no hay ca­li­dad de vi­da pa­ra na­die. Así que po­co im­por­ta que el Me­dio Am­bien­te no apa­rez­ca en los pri­me­ros pues­tos de los son­deos por­que to­do, ab­so­lu­ta­men­te to­do, es­tá co­nec­ta­do de for­ma ín­ti­ma con su de­fen­sa. Por eso, si hay un men­sa­je que ha de que­dar cla­ro a es­te nue­vo Go­bierno, y tam­bién a to­dos los re­pre­sen­tan­tes de la so­be­ra­nía popular (en to­dos los ni­ve­les), es que el Me­dio Am­bien­te tie­ne que ins­pi­rar cual­quier de­ci­sión po­lí­ti­ca eje­cu­ti­va, le­gis­la­ti­va y, por su­pues­to, ju­di­cial. Em­pe­ce­mos, por­que es po­si­ble. Es pre­ci­so que la bio­di­ver­si­dad y el cam­bio cli­má­ti­co se to­men en con­si­de­ra­ción ca­da vez que se aprue­be una ley, de la mis­ma ma­ne­ra que ya se va­lo­ran cues­tio­nes co­mo la via­bi­li­dad eco­nó­mi­ca o la igual­dad de gé­ne­ro. Es­tá en ma­nos del nue­vo Eje­cu­ti­vo ha­cer­lo, aten­dien­do al me­jor co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co dis­po­ni­ble. Tam­bién enriquecerá a es­te país re­vi­sar y eli­mi­nar aque­llas sub­ven­cio­nes que atentan di­rec­ta­men­te con­tra la bio­di­ver­si­dad. En el si­glo XXI, no po­de­mos fi­nan­ciar a quien des­tru­ye nues­tro bien más pre­cia­do, nues­tro pa­tri­mo­nio na­tu­ral. Quien con­ta­mi­na pa­ga y quien ex­po­lia nues­tro ca­pi­tal na­tu­ral no co­bra.

Co­lo­car el Me­dio Am­bien­te en el cen­tro, tal y co­mo ha ex­pre­sa­do el pro­pio pre­si­den­te del Go­bierno, su­po­ne tam­bién ser lí­de­res en la es­fe­ra in­ter­na­cio­nal. España es el país más ri­co en bio­di­ver­si­dad y el más ex­pues­to al cam­bio cli­má­ti­co de Eu­ro­pa y, por tan­to, de­be ser tam­bién el más am­bi­cio­so a la ho­ra de ata­jar la pér­di­da de bio­di­ver­si­dad y los efec­tos del cam­bio cli­má­ti­co. Y ha de con­ven­cer y en­tu­sias­mar al res­to de Es­ta­dos en ese ca­mino. De igual mo­do, es­ta va­len­tía pue­de y de­be re­fle­jar­se en las ne­go­cia­cio­nes de la nue­va Po­lí­ti­ca Agra­ria Co­mún. Ne­ce­si­ta­mos, to­dos, que la agri­cul­tu­ra se re­co­nec­te con la na­tu­ra­le­za y que las po­lí­ti­cas agra­rias sean jus­tas pa­ra quie­nes cui­dan y vi­ven del cam­po. España pue­de y de­be li­de­rar y for­ta­le­cer uno de los prin­ci­pa­les va­lo­res del pac­to eu­ro­peo: la de­fen­sa del me­dio am­bien­te. La má­xi­ma ex­pre­sión de la de­mo­cra­cia es la de­fen­sa del pa­tri­mo­nio co­mún. Ne­ce­si­ta­mos más Eu­ro­pa y, al mis­mo tiem­po, el pla­ne­ta ne­ce­si­ta a Eu­ro­pa.

Hay más: la de­ter­mi­na­ción am­bien­tal del Go­bierno, de és­te y de los que ven­gan, tie­ne que tra­du­cir­se en una nue­va cul­tu­ra del agua, que ga­ran­ti­ce la vi­da de los ríos y hu­me­da­les; en una fis­ca­li­dad am­bien­tal ade­cua­da; y, có­mo no, en una apues­ta de­ci­di­da por con­ser­var nues­tra na­tu­ra­le­za. Un pa­tri­mo­nio que, ti­ran­do por lo ba­jo, ge­ne­ra 75.000 mi­llo­nes de eu­ros ca­da año en ser­vi­cios pa­ra el ser hu­mano. Sí, no era la Eco­no­mía. Es el Me­dio Am­bien­te.

«ENRIQUECERÁ A ES­TE PAÍS RE­VI­SAR Y ELI­MI­NAR AQUE­LLAS SUB­VEN­CIO­NES QUE ATENTAN CON­TRA LA BIO­DI­VER­SI­DAD»

ABC

Una ban­da­da de fla­men­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.