Li­be­ran­do de ba­su­ra la na­tu­ra­le­za

ABC - Natural - - Natural - POR A. A. L.

Por segundo año con­se­cu­ti­vo ma­ña­na se ce­le­bra en to­da España la gran lim­pie­za co­la­bo­ra­ti­va que pre­ten­de li­be­rar de ba­su­ra nues­tra na­tu­ra­le­za. Con el nom­bre de «1 m2 por la na­tu­ra­le­za» es­ta re­co­gi­da na­cio­nal as­pi­ra a con­gre­gar a mi­les de vo­lun­ta­rios en es­pa­cios na­tu­ra­les de to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal pa­ra lu­char con­tra la ba­su­ra­le­za. És­te es el tér­mino es­co­gi­do des­de Li­be­ra, la ini­cia­ti­va de SEO/Bird­Li­fe en alian­za con Ecoem­bes, pa­ra re­fe­rir­nos a la ba­su­ra que hay en la na­tu­ra­le­za, y que ha si­do bien aco­gi­do in­clu­so por el aca­dé­mi­co de la Len­gua An­to­nio Mu­ñoz Mo­li­na, ex­pli­ca Nieves Rey, por­ta­voz pa­ra Li­be­ra de Ecoem­bes, la en­ti­dad que ges­tio­na la re­co­gi­da y re­ci­cla­je de en­va­ses.

De mo­men­to, a la es­pe­ra de que se ge­ne­ra­li­ce su uso pa­ra que en el fu­tu­ro pue­da que­dar re­co­gi­do en el Dic­cio­na­rio de la Len­gua Es­pa­ño­la, las acep­cio­nes de la definición pro­pues­ta de ba­su­ra­le­za son: re­si­duos ge­ne­ra­dos por el ser hu­mano y aban­do­na­dos en la na­tu­ra­le­za; con­jun­to de ele­men­tos ge­ne­ra­dos por el hom­bre que al­te­ran el equi­li­brio de los eco­sis­te­mas, y agen­te de cam­bio global que es­tá afec­tan­do a los es­pa­cios y es­pe­cies na­tu­ra­les.

Pa­ra con­tri­buir a lu­char con­tra es­te pro­ble­ma Li­be­ra in­vi­ta a to­da la so­cie­dad –ciu­da­da­nía, ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y sec­to­res pro­duc­ti­vos– a par­ti­ci­par en la se­gun­da edi­ción de « 1m2 por la na­tu­ra­le­za » . A ni­vel na­cio­nal, ya se han ha­bi­li­ta­do más de 420 pun­tos que se­rán li­be­ra­dos de ba­su­ra­le­za gra­cias al com­pro­mi­so de ca­da uno de los lla­ma­dos hé­roes Li­be­ra, los ciu­da­da­nos anó­ni­mos que de­di­can su tiem­po a cui­dar el me­dio am­bien­te y que po­drán su­mar­se a cual­quie­ra de las ba­ti­das or­ga­ni­za­das.

Lo que se pi­de a los ciu­da­da­nos es que lim­pien de desechos 1m2 de na­tu­ra­le­za (cam­po, pla­ya, río…). «Si ca­da uno de no­so­tros li­be­ra­mos de ba­su­ra un me­tro cua­dra­do, es­ta­re­mos lim­pian­do 46 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos, más de lo que mi­den al­gu­nos par­ques na­cio­na­les es­pa­ño­les, y con­tri­bui­re­mos a que la ba­su­ra no for­me par­te del pai­sa­je», afir­ma Ós­car Mar­tín, con­se­je­ro de­le­ga­do de Ecoem­bes.

Mi­les de vo­lun­ta­rios

En la pri­me­ra edi­ción de es­ta gran re­co­gi­da na­cio­nal, cer­ca de 5.000 per­so­nas se or­ga­ni­za­ron por to­da España pa­ra lle­var a ca­bo 175 ba­ti­das en sen­de­ros, pla­yas, ri­be­ras y pun­tos de especial in­te­rés eco­ló­gi­co. En­tre to­dos ellos, lo­gra­ron re­co­ger más de 30 to­ne­la­das de ba­su­ra en 48 pro­vin­cias es­pa­ño­las. En es­ta nue­va edi­ción, ya se ha su­pe­ra­do el nú­me­ro de vo­lun­ta­rios que de­sin­te­re­sa­da­men­te sal­drá al cam­po pa­ra lim­piar de ba­su­ra­le­za nues­tro país. «Es­pe­ra­mos fi­nal­men­te lle­gar a cer­ca de 10.000 vo­lun­ta­rios » , va­ti­ci­na Rey. Ade­más, se con­ta­rá con la ayu­da de en­ti­da­des so­cia­les co­mo la Fun­da­ción Oso Pardo, co­lec­ti­vos de­por­ti­vos y em­pre­sas, en­tre las que se en­cuen­tra el gru­po Vo­cen­to. Vo­lun­ta­rios en la re­co­gi­da del año pa­sa­do

Y es que el im­pac­to de la ba­su­ra­le­za so­bre la vi­da sil­ves­tre, por ejem­plo, no pa­ra de cre­cer. En 1997, una ex­haus­ti­va re­vi­sión con­ta­bi­li­za­ba 247 es­pe­cies afec­ta­das por es­te pro­ble­ma. En 2016 un nue­vo in­for­me tri­pli­có el da­to has­ta al­can­zar las 800 es­pe­cies, aun­que hay es­ti­ma­cio­nes su­pe­rio­res a las 1.400 es­pe­cies ma­ri­nas y acuá­ti­cas. En es­te sen­ti­do, el me­dio ma­rino es don­de me­jor se ha es­tu­dia­do es­ta pro­ble­má­ti­ca, pe­ro ya hay aná­li­sis que su­gie­ren que el im­pac­to en tie­rra po­dría ser ma­yor que en los océa­nos. «Se es­ti­ma que la acu­mu­la­ción de ba­su­ra en el sub­sue­lo es en­tre 4 y 23 ve­ces ma­yor que en el océano», apun­ta Mi­guel Ló­pez, por­ta­voz de SEO/Bird­Li­fe pa­ra Li­be­ra. No en vano, la ma­yor par­te de los re­si­duos que aca­ban en el mar pro­vie­nen de tie­rra fir­me. Se es­ti­ma que una me­dia de 8 mi­llo­nes de to­ne­la­das de plás­ti­co lle­ga a los océa­nos ca­da año, un pe­so equi­va­len­te a 44.000 ba­lle­nas azu­les.

Los efec­tos so­bre la vi­da sil­ves­tre son mu­chos. Des­de tor­tu­gas que mue­ren por en­gan­char­se en una ani­lla por­ta­la­tas; aves ma­ri­nas que in­gie­ren los ma­te­ria­les plás­ti­cos al con­fun­dir­los con su ali­men­to, o en tie­rra, un ave tan co­mún, pe­ro en de­cli­ve, co­mo la per­diz roja que ca­da día ve que su há­bi­tat se de­gra­da por la ex­pan­sión de es­com­bros y re­si­duos. «La ba­su­ra es­tá em­po­bre­cien­do los en­tor­nos na­tu­ra­les», di­ce Ló­pez.

Ma­ña­na, pe­ro tam­bién el res­to de los días del año, te­ne­mos la opor­tu­ni­dad de dar un res­pi­ro a la na­tu­ra­le­za, ha­cien­do que «to­dos los re­si­duos vuel­van al sis­te­ma en for­ma de re­cur­sos», di­ce Rey.

FO­TOS: PRO­YEC­TO LI­BE­RA

Los re­si­duos que se re­co­gen son ca­rac­te­ri­za­dos

To­dos los ciu­da­da­nos es­tán lla­ma­dos a co­la­bo­rar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.