Nue­vo in­di­ca­dor pa­ra me­dir emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes del trá­fi­co ma­rí­ti­mo

ABC - Natural - - Natural -

Só­lo en el Es­tre­cho de Gi­bral­tar se re­gis­tran al año unos 90.000 trán­si­tos de bar­cos. La con­ta­mi­na­ción que pro­vo­ca el trá­fi­co ma­rí­ti­mo re­sul­ta cla­ve en la calidad del ai­re de las ciu­da­des ubi­ca­das en zo­nas de gran­des puer­tos y del li­to­ral. A pe­sar de ello, en Es­pa­ña no exis­te to­da­vía un in­ven­ta­rio de emi­sio­nes que re­co­ja su im­pac­to y es al­go a apun­tar en la agen­da política. «Mien­tras que otros paí­ses cuen­tan con un de­ta­lla­do in­ven­ta­rio de emi­sio­nes, en don­de se con­tro­la bar­co por bar­co, en nues­tro país se­gui­mos sin él, así co­mo de una zo­na de con­trol», se­ña­la Juan Mo­reno, in­ves­ti­ga­dor y em­ba­ja­dor de la Or­ga­ni­za­ción Ma­rí­ti­ma In­ter­na­cio­nal (OMI). Al­go que co­no­ce muy de pri­me­ra mano al es­tar al fren­te del gru­po de in­ves­ti­ga­ción de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca en el transporte ma­rí­ti­mo de la Uni­ver­si­dad de Cá­diz, in­mer­so en un es­tu­dio cien­tí­fi­co con el que han de­ter­mi­na­do que la po­ten­cia de los mo­to­res de los bar­cos, en es­pe­cial du­ran­te las ma­nio­bras pró­xi­mas al puer­to, es una va­ria­ble in­dis­pen­sa­ble pa­ra co­no­cer la can­ti­dad de ga­ses per­ju­di­cia­les ver­ti­dos a la at­mós­fe­ra. «Es ne­ce­sa­rio que es­te in­di­ca­dor se ten­ga en cuen­ta pa­ra po­der eva­luar con más pre­ci­sión su in­ci­den­cia so­bre la can­ti­dad de ga­ses emi­ti­dos», se­ña­la Mo­reno. El es­tu­dio se basa en la po­ten­cia de los mo­to­res de em­bar­ca­cio­nes con pro­pul­sión «wa­ter­jet», es de­cir, por cho­rro de agua, y con­clu­ye que si se tie­ne en cuen­ta la va­ria­ble propuesta, las ci­fras de los ni­ve­les de con­ta­mi­na­ción se ele­van sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te. Pa­ra anular las emi­sio­nes de los bar­cos pro­du­ci­das por los mo­to­res au­xi­lia­res cuan­do es­tán atracados la so­lu­ción pa­sa por co­nec­tar­se a la co­rrien­te eléc­tri­ca de la ciu­dad, al­go que no re­sul­ta ni fá­cil ni ba­ra­to, pe­ro que es una prác­ti­ca ca­da vez más ex­ten­di­da fue­ra de nues­tras fron­te­ras. «El transporte ma­rí­ti­mo es un importante con­tri­bu­yen­te de la con­ta­mi­na­ción at­mos­fé­ri­ca, que afec­ta al cam­bio cli­má­ti­co y a la sa­lud cau­san­do la muer­te de 87.000 per­so­nas al año a ni­vel mun­dial», in­sis­te es­te in­ves­ti­ga­dor que, jun­to a su equi­po cien­tí­fi­co se­rá el en­car­ga­do de rea­li­zar el pri­mer es­tu­dio en Es­pa­ña que aú­ne la cuan­ti­fi­ca­ción de las emi­sio­nes, su dis­per­sión a la at­mós­fe­ra y un es­tu­dio epi­de­mio­ló­gi­co so­bre sus efec­tos so­bre la sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.