Hu­ma­ni­zar las ciu­da­des

Sen­si­ti­vas y no so­lo in­te­li­gen­tes, con­ver­ti­rán en pro­ta­go­nis­ta de la in­no­va­ción al ciu­da­dano

ABC - Natural - - Natural - POR CHA­RO BA­RRO­SO

as ciu­da­des ocu­pan so­lo el 2% de la su­per­fi­cie del pla­ne­ta y sin em­bar­go con­cen­tran al 50% de la po­bla­ción, con­su­men el 75% de la ener­gía y son res­pon­sa­bles del 80% de las emi­sio­nes de CO2. No es de ex­tra­ñar que se ha­yan con­ver­ti­do a la vez en el gran re­to y en la gran so­lu­ción pa­ra al­can­zar –o no– los ob­je­ti­vos de desa­rro­llo sostenible. Se cal­cu­la que pa­ra 2050 el 84% de la po­bla­ción eu­ro­pea vi­vi­rá en las ciu­da­des. Ana­li­zar su fu­tu­ro, sus re­tos me­dioam­bien­ta­les, ur­ba­nís­ti­cos, ener­gé­ti­cos, edu­ca­ti­vos y sa­ni­ta­rios se ha con­ver­ti­do en prio­ri­dad po­lí­ti­ca. Así co­mo la im­plan­ta­ción en ellas de un sis­te­ma de go­ber­nan­za transparente y par­ti­ci­pa­ti­vo.

Lo­grar que sean sean in­clu­si­vas, se­gu­ras, re­si­lien­tes y sos­te­ni­bles, es el enun­cia­do del Ob­je­ti­vo nú­me­ro 11 de la Agen­da 2030 mar­ca­da por Na­cio­nes Uni­das. Pe­ro pa­ra que deje de ser un me­ro tex­to hay que pa­sar a la ac­ción. Pa­ra ana­li­zar la si­tua­ción y bus­car so-

Llu­cio­nes de fu­tu­ro, to­do un pa­nel de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les y na­cio­na­les se han reuni­do la pa­sa­da se­ma­na en Ma­drid pa­ra de­ba­tir so­bre la sos­te­ni­bi­li­dad en un Con­gre­so or­ga­ni­za­do por Knauf y que con­clu­yó con la fir­ma de un ma­ni­fies­to pa­ra «Cons­truir ho­ga­res más sa­lu­da­bles y sos­te­ni­bles».

Ur­bes que ha­blan

Um­ber­to Fug­gi­lan­do –del Sen­sea­ble City Lab del Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía de Mas­sa­chu­setts, di­ri­gi­do en Roma por el repu­tado ar­qui­tec­to e in­ge­nie­ro Carlos Rat­ti– deja cla­ro que «si que­re­mos te­ner im­pac­to en el mun­do te­ne­mos que em­pe­zar por las ciu­da­des». Con­ven­ci­dos de que «se es­tán con­vir­tien­do en or­de­na­do­res al ai­re li­bre» apues­tan por ciu­da­des sen­si­ti­vas en lu­gar de in­te­li­gen­tes que co­lo­quen al ciu­da­dano en el cen­tro de cual­quier pro­ce­so tec­no­ló­gi­co o de in­no­va­ción. Pa­ra ello se cen­tra en la ex­plo­ra­ción de los da­tos y las nue­vas tec­no­lo­gías en la for­ma y ges­tión de las ur­bes pa­ra que és­tas se adap­ten a las per­so­nas y no al con­tra­rio. Di­se­ño de ciu­da-

SE ES­TI­MA QUE EN 2030 HA­BRÁ 27 MI­LLO­NES DE CO­CHES AU­TÓ­NO­MOS

Su­per­man­za­nas

El es­pa­cio ver­de ac­ce­si­ble y uti­li­za­ble de­be­ría com­pren­der en­tre el 20 y el 40% de la zo­na ur­ba­na cons­trui­da. Sin em­bar­go, un es­tu­dio rea­li­za­do por la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Bar­ce­lo­na (UAB) de­ja­ba cla­ro que las ciu­da­des es­pa­ño­las de más de 100.000 ha­bi­tan­tes es­tán po­co co­nec­ta­das al es­pa­cio na­tu­ral y, has­ta el mo­men­to, só­lo Vi­to­ria ha te­ni­do el ho­nor de ser distinguida co­mo «Ca­pi­tal Ver­de» por la Co­mi­sión Eu­ro­pea.

Y es que en trein­ta años Es­pa­ña ha ocu­pa­do, con la edi­fi­ca­ción, dos ve­ces y me­dio más te­rri­to­rio que el que ha­bía ocu­pa­do en los 2.000 años an­te­rio­res. Sal­va­dor Rue­da, di­rec­tor de la agen­cia Eco­lo­gía Ur­ba­na de Bar­ce­lo­na, con­si­de­ra que la ciu­dad es el eco­sis­te­ma más com­ple­jo crea­do por la es­pe­cie hu­ma­na. «La na­tu­ra­le­za ha pues­to de ma­ni­fies­to sus lí­mi­tes, co­mo el cam­bio cli­má­ti­co, y es­to nos obli­ga a re­pen­sar­lo to­do. De­be­mos re­plan­tear­nos la ma­ne­ra en que he­mos pro­du­ci­do las ciu­da­des por­que es una fór­mu­la con un gran im­pac­to am­bien­tal. En Es­pa­ña, du­ran­te los años de la cri­sis, se ha lle­ga­do a cons­truir tan­to co­mo en Ale­ma­nia, Fran­cia e Ita­lia jun­tas».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.