La sos­te­ni­bi­li­dad co­mo ADN

La nue­va se­de de la Fun­da­ción Bio­di­ver­si­dad aú­na reha­bi­li­ta­ción, efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, re­no­va­bles y ma­te­ria­les na­tu­ra­les cer­ti­fi­ca­dos

ABC - Natural - - Natural - POR CH. BA­RRO­SO

La Di­rec­ti­va Eu­ro­pea 2010/31 exi­ge a los es­ta­dos miem­bros de la Unión que a par­tir de 2019 to­dos sus edi­fi­cios pú­bli­cos sean de con­su­mo ca­si nu­lo» y que en 2021 lo sean to­dos los in­mue­bles sin ex­cep­ción. Y na­da me­jor que ha­ber em­pe­za­do por el es­pa­cio de una en­ti­dad en­car­ga­da de pre­ser­var la bio­di­ver­si­dad, fo­men­tar la eco­no­mía y el em­pleo ver­de: la Fun­da­ción Bio­di­ver­si­dad, del Mi­nis­te­rio pa­ra la Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca, y que coin­ci­dien­do con su vi­gé­si­mo aniver­sa­rio cam­bia de se­de.

Cuan­do cru­za­mos las puer­tas de su nue­vo edi­fi­cio nos su­mer­gi­mos en un es­pa­cio don­de lo que se res­pi­ra es, sen­ci­lla­men­te, sos­te­ni­bi­li­dad. Apos­tan­do por la reha­bi­li­ta­ción en lu­gar de le­van­tar un nue­vo edi­fi­cio, la nue­va se­de –en el ma­dri­le­ño dis­tri­to de Ar­gan­zue­la– es­tá cons­trui­da a par­tir de un an­ti­guo ga­ra­je uni­do a otros cin­co lo­ca­les co­mer­cia­les. Una in­no­va­do­ra ofi­ci­na de ca­si 1.500 me­tros cua­dra­dos don­de la reha­bi­li­ta­ción se ha ba­sa­do en la eco­no­mía cir­cu­lar y ba­ja en car­bono, la re­uti­li­za­ción de es­truc­tu­ras, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, las ener­gías re­no­va­bles y el uso de ma­te­ria­les in­no­va­do­res.

El es­pa­cio man­tie­ne el ai­re in­dus­trial ca­rac­te­rís­ti­co de edi­fi­cios de la zo­na, gra­cias a la conservación de las es­bel­tas cer­chas me­tá­li­cas siem­pre tras la ade­cua­ción a los ac­tua­les re­que­ri­mien­tos nor­ma­ti­vos, así co­mo los ras­tre­les de ma­de­ra de la cu­bier­ta que so­por­tan las te­jas ce­rá­mi­cas, que tam­bién se han con­ser­va­do. Asi­mis­mo, se ha res­pe­ta­do la es­truc­tu­ra de los mu­ros que ya exis­tían, lle­gán­do­se a con­ser­var uno de la­dri­llo vis­to que, na­da más en­trar, con­fie­re una im­por­tan­te per­so­na­li­dad a la es­tan­cia. De los lo­ca­les, se han con­ser­va­do los sue­los hi­dráu­li­cos y de te­rra­zo, mol­du­ras de es­ca­yo­la y se han res­tau­ra­do las car­pin­te­rías de ven­ta­nas y puer­tas y los cie­rres me­tá­li­cos. Des­de la Fun­da­ción Bio­di­ver­si­dad se­ña­lan que « la se­de re­fle­ja nues­tra iden­ti­dad y de­mues­tra que es po­si­ble tran­si­tar ha­cia es­pa­cios de tra­ba­jo más sos­te­ni­bles y co­la­bo­ra­ti­vos».

La sos­te­ni­bi­li­dad y la in­no­va­ción ha pri­ma­do tan­to en su reha­bi­li­ta­ción ex­te­rior co­mo en su in­te­rior, así co­mo el res­pe­to por el me­dio am­bien­te y los re­cur­sos na­tu­ra­les. De mo­do que, co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra, se ha lle­va­do a ca­bo una mi­nu­cio­sa se­lec­ción de los ma­te­ria­les uti­li­za­dos.

Ma­te­ria­les cer­ti­fi­ca­dos

To­da la ma­de­ra y la ta­ri­ma de bam­bú es­tán cer­ti­fi­ca­das, lo que ga­ran­ti­za su pro­ce­den­cia de bos­ques con una ges­tión fo­res­tal «am­bien­tal­men­te apro­pia­da, so­cial­men­te be­ne­fi­cio­sa y eco­nó­mi­ca­men­te via­ble», ex­pli­can des­de la Fun­da­ción Bio­di­ver­si­dad y se­ña­lan que tam­bién «se ha re­for­za­do el ais­la­mien­to tér­mi­co y acús­ti­co de las pa­re­des con pa­ne­les de una la­na de vi­drio es­pe­cial, que con­tie­ne más de un 70% de vi­drio re­ci­cla­do y aglu­ti­nan­te de orí­gen ve­ge­tal, evi­tan­do de­ri­va­dos del pe­tró­leo».

EL ES­PA­CIO RES­PE­TA EL AI­RE IN­DUS­TRIAL DE LOS EDI­FI­CIOS DE LA ZO­NA

Un es­pa­cio diá­fano y con luz na­tu­ral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.