En ru­ta ha­cia la sos­te­ni­bi­li­dad

ABC - Natural - - Natural - FO­TOS: ER­NES­TO AGUDO

asi 166.000 ki­ló­me­tros de ca­rre­te­ras co­nec­tan los más de 8.100 mu­ni­ci­pios que in­te­gran Es­pa­ña. Se tra­ta de la «red ca­pi­lar» de nues­tro te­rri­to­rio: su co­lum­na ver­te­bral. Un con­jun­to de in­fra­es­truc­tu­ras, ade­más, que desem­pe­ña un pa­pel cla­ve den­tro del ac­tual mo­de­lo eco­nó­mi­co mun­dial, de­ci­di­do a dis­tan­ciar­se de su pre­de­ce­sor, ba­sa­do en «ex­traer, pro­du­cir y lle­var al ver­te­de­ro». La eco­no­mía cir­cu­lar, en cam­bio, apues­ta por la in­no­va­ción, la com­pe­ti­ti­vi­dad y la sos­te­ni­bi­li­dad. So­lo apli­can­do los an­te­rio­res prin­ci­pios en to­dos los ám­bi­tos y sec­to­res de ac­tua­ción se lo­gran be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos, so­cia­les y me­dioam­bien­ta­les, in­sis­ten des­de la Unión Eu­ro­pea.

«La ca­rre­te­ra no es aje­na al mo­vi­mien­to de la eco­no­mía cir­cu­lar » , re­mar­có Ju­lio Jo­sé Va­que­ro, je­fe del Ser­vi­cio de Aus­cul­ta­ción de Fir­mes y Pa­vi­men­tos de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Trá­fi­co ( DGT) del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, du­ran­te su in­ter­ven­ción en el fo­ro « Eco­no­mía cir­cu­lar en ca­rre­te­ras » . Un en­cuen­tro que reunió a re­pre­sen­tan­tes de la ad­mi­nis­tra­ción y de dis­tin­tos sec­to­res de ac­ti­vi­dad, co­mo las mez­clas bi­tu­mi­no­sas, el re­ci­cla­je o las so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas, en la se­de ma­dri­le­ña de ABC.

Va­que­ro tam­bién apro­ve­chó su in­ter­ven­ción pa­ra re­su­mir las me­di­das que Fo­men­to ha im­ple­men­ta­do has­ta aho­ra a fin de fa­vo­re­cer la es­ta­bi­li­za­ción y me­jo­ra de los fir­mes, co­mo el apro­ve­cha­mien­to de los ma­te­ria­les pre­sen­tes en la pro­pia ca­rre­te­ra pa­ra re­uti­li­zar­los so­bre la mis­ma. Así co­mo la nor­ma­ti­va, en vi­gor des­de

C2007, que ha per­mi­ti­do el im­pul­so del dis­fru­te de otros pro­duc­tos, co­mo el pol­vo de cau­cho pro­ce­den­te de neu­má­ti­cos fue­ra de uso, en las vías es­pa­ño­las. Una prác­ti­ca que, co­mo pun­tua­li­zó Ga­briel Leal, di­rec­tor ge­ne­ral de Sig­nus ( Sis­te­ma Co­lec­ti­vo de Ges­tión de Neu­má­ti­cos Fue­ra de Uso), se ha im­por­ta­do de Es­ta­dos Uni­dos, don­de la adi­ción de pol­vo de neu­má­ti­co pa­ra do­tar a las mez­clas bi­tu­mi­no­sas de una se­rie de ca­rac­te­rís­ti­cas, co­mo fle­xi­bi­li­dad, ad­he­si­vi­dad o du­ra­bi­li­dad, su­po­ne una reali­dad des­de los años 60 del si­glo pa­sa­do.

Lí­de­res eu­ro­peos

« En Es­ta­dos Uni­dos tie­nen un há­bi­to de em­pleo im­por­tan­te de la mez­cla bi­tu­mi­no­sa con pol­vo de neu­má­ti­co, pe­ro el ni­vel de desa­rro­llo del que go­za­mos en Es­pa­ña, en cuan­to a téc­ni­cas dis­tin­tas, da­do que el cau­cho se pue­de in­cor­po­rar por va­rias vías y en dis­tin­tos por­cen­ta­jes, es muy su­pe­rior. Lo que no he­mos te­ni­do es un vo­lu­men de pro­duc­ción acor­de con ese ni­vel de desa­rro­llo, pe­ro hay que en­ten­der­lo den­tro de su con­tex­to», ma­ti­zó Juan Jo­sé Pot­ti, pre­si­den­te de ASEFMA ( Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Fa­bri­can­tes de Mez­clas As­fál­ti­cas). « Se da la cir­cuns­tan­cia de que, en 2007, Es­pa­ña se ve in­mer­sa en una gra­ve cri­sis que pa­ra­li­zó, prác­ti­ca­men­te, las in­fra­es­truc­tu­ras, im­pi­dien­do dar sa­li­da a las mez­clas as­fál­ti­cas en ge­ne­ral » , con­cre­tó Fer­nan­do Gui­ja­rro, di­rec­tor téc­ni­co de CIRTEC, com­pa­ñía que ofre­ce pro­duc­tos de ca­rác­ter tec­no­ló­gi­co pa­ra la ca­rre­te­ra. « Aho­ra nos en­con­tra­mos en una nue­va eta­pa, con so­lu­cio­nes de mu­cha ma­yor ca­li­dad, y la de­man­da

ES­PA­ÑA ES LÍ­DER EN CUAN­TO A TÉC­NI­CAS DE MEZ­CLAS BITUBINOSAS CON POL­VO DE NEU­MÁ­TI­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.