Un eco­sis­te­ma lla­ma­do Oes­te Ibé­ri­co

La Fun­da­ción Na­tu­ra­le­za y Hom­bre ha re­ci­bi­do el Pre­mio BBVA a la Con­ser­va­ción de la Bio­di­ver­si­dad en la ca­te­go­ría de Ac­tua­cio­nes en Es­pa­ña, por su de­fen­sa de la dehe­sa es­pa­ño­la

ABC - Natural - - Natural - POR D. MO­RENO

l pro­yec­to Oes­te Ibé­ri­co: la con­ser­va­ción del Gran Eco­sis­te­ma sim­bo­li­za la ta­rea de quin­ce años de la Fun­da­ción Na­tu­ra­le­za y Hom­bre, un tra­ba­jo trans­fron­te­ri­zo que cu­bre 2,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas en las pro­vin­cias de Sa­la­man­ca, Cáceres y Za­mo­ra y en el cen­tro de Por­tu­gal. Es un te­rri­to­rio don­de se dan es­pe­cies co­mo el bui­tre ne­gro, la ci­güe­ña ne­gra o el lin­ce ibé­ri­co, y há­bi­tats co­mo la dehe­sa de Quer­cus o los bos­ques de ri­be­ra.

«El es­pa­cio na­tu­ral del Oes­te Ibé­ri­co -ex­pli­ca Carlos Sán­chez, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Na­tu­ra­le­za y Hom­bre- in­clu­ye ca­ño­nes flu­via­les, co­mo los Arri­bes del Due­ro, dehe­sas, sie­rras y es­te­pas ce­rea­lis­tas, to­do un con­ti­nuo de na­tu­ra­le­za, el ma­yor que exis­te en Eu­ro­pa Oc­ci­den­tal, y que en­cie­rra unos va­lo­res na­tu­ra­les ex­cep­cio­na­les».

La apro­ba­ción de nue­vas Re­ser­vas de la Bios­fe­ra del pro­gra­ma Unes­co es uno de los ob­je­ti­vos de la ins­ti­tu­ción. Pe­ro, ade­más, el tra­ba­jo de La Fun­da­ción Na­tu­ra­le­za y Hom­bre bus­ca con­cien­ciar a los pro­pie­ta­rios de la im­por­tan­cia de po­ner en prác­ti­ca un mo­de­lo de desa­rro­llo ru­ral res­pe­tuo­so con el te­rri­to­rio. En co­la­bo­ra­ción con ellos «es­ta­mos ha­cien­do una red de re­ser­vas y fin­cas bio­ló­gi­cas. Es­ta red lle­ga ya a las 20.000 hec­tá­reas (pa­ra 2020 se­rán 40.000), que in­clu­yen tres re­ser­vas prin­ci­pa­les: Cam­pa­na­rios de Aza­ba, Ris­cos del Águe­da y Sie­rra de Ga­ta».

EEs­pe­cies au­tóc­to­nas son pro­te­gi­das y re­cu­pe­ra­das

Los pro­ble­mas que ace­chan al Oes­te Ibé­ri­co son múl­ti­ples, pe­ro tam­bién las so­lu­cio­nes: «Por un la­do, te­ne­mos el aban­dono ru­ral de la po­bla­ción, con zo­nas aban­do­na­das y es­to pro­vo­ca un ries­go de fue­gos. Nues­tro mo­de­lo con­sis­te en com­bi­nar el apro­ve­cha­mien­to ga­na­de­ro y el eco­tu­ris­mo, con­tri­bu­yen­do ade­más al desa­rro­llo ru­ral por­que ge­ne­ra em­pleo. En la zo­na de dehe­sa nor­mal­men­te las su­per­fi­cies de apro­ve­cha­mien­to son ma­yo­res, aun­que exis­te al­go de so­bre­ex­plo­ta­ción por ex­ce­si­vas car­gas ga­na­de­ras. Y don­de hay pro­ble­mas de so­bre­ex­plo­ta­ción es­ta­mos di­se­ñan­do téc­ni­cas pa­ra ayu­dar a los pro­pie­ta­rios a que sin per­der ren­ta­bi­li­dad en su fin­ca po­da­mos me­jo­rar la bio­di­ver­si­dad».

Cus­to­dia del te­rri­to­rio

Pa­ra mi­ni­mi­zar los pro­ble­mas am­bien­ta­les aso­cia­dos a las ac­ti­vi­da­des agrí­co­las, ga­na­de­ras y ci­ne­gé­ti­cas «se cie­rran la­gu­nas, res­tau­ran char­cas pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de las aguas, au­men­tan­do la ca­pa­ci­dad de agua de las pro­pie­da­des o bien per­mi­tien­do el ac­ce­so en pun­tos con­cre­tos pa­ra abre­var». Otro asun­to im­por­tan­te es la re­ge­ne­ra­ción de la dehe­sa, li­mi­ta­da por la ex­ce­si­va car­ga ga­na­de­ra de mu­chas fin­cas. «Ayu­da­mos pro­te­gien­do el ar­bo­la­do y pres­tan­do asis­ten­cia a los pro­pie­ta­rios», de­cla­ra Sán­chez. Otro pro­ble­ma que tie­ne la dehe­sa es la se­ca. Re­du­cir sus efec­tos es tra­ba­jo de la Fun­da­ción. «Los ár­bo­les se se­can por dis­tin­tos fac­to­res, co­mo el hon­go fi­tóc­to­ra. En Ex­tre­ma­du­ra ya son 5.000 pun­tos de afec­ción. En la zo­na de Sa­la­man­ca hay va­rios mi­les de pun­tos lo­ca­li­za­dos con es­ta en­fer­me­dad, que cau­sa un de­te­rio­ro del eco­sis­te­ma», in­di­ca Carlos Sán­chez.

Quin­ce años des­pués de su crea­ción, el pre­si­den­te de la Fun­da­ción Na­tu­ra­le­za y Hom­bre ha­ce ba­lan­ce: «He­mos au­men­ta­do la su­per­fi­cie de ges­tión, de co­la­bo­ra­cio­nes, de re­ser­vas pro­pias y de pro­yec­tos de con­ser­va­ción de es­pe­cies en pe­li­gro de ex­tin­ción. Es­ta­mos tra­ba­jan­do des­de el ori­gen con la ci­güe­ña ne­gra, con el bui­tre ne­gro, con la re­cu­pe­ra­ción de es­pe­cies co­mo el águi­la im­pe­rial o el búho real » . El Pre­mio Fun­da­ción BBVA a la Con­ser­va­ción de la Bio­di­ver­si­dad, en la ca­te­go­ría de Ac­tua­cio­nes en Es­pa­ña, es un es­pal­da­ra­zo a la po­lí­ti­ca de cus­to­dia del te­rri­to­rio.

FNYH

Carlos Sán­chez, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Na­tu­ra­le­za y Hom­bre, con­tem­pla un eco­sis­te­ma que al­can­za los 2,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas

FHYN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.