Las par­tí­cu­las que im­pul­san la in­dus­tria fu­tu­ra

ABC (Norte) - - ECONOMÍA - ADRIÁN MA­TEOS BIL­BAO

El País Vas­co aco­ge­rá por pri­me­ra vez el Con­gre­so Eu­ro­peo de Me­ta­lur­gia de Pol­vos, que des­de es­te do­min­go con­gre­ga­rá en el Bil­bao Ex­hi­bi­tion Cen­tre (BEC) a más de 800 ex­per­tos de una in­dus­tria que no so­lo sus­ten­ta al sec­tor de la au­to­mo­ción, sino que tam­bién nu­tre de com­po­nen­tes a otros cam­pos co­mo la ae­ro­náu­ti­ca o la bio­in­ge­nie­ría. No es ca­sua­li­dad que el evento vuel­va a te­ner ca­bi­da en Es­pa­ña, se­gun­do má­xi­mo pro­vee­dor de la Unión gra­cias en bue­na par­te a las em­pre­sas vas­cas, que ca­da año pro­du­cen me­dian­te tec­no­lo­gía de sin­te­ri­za­do al­re­de­dor de 150 mi­llo­nes de pie­zas.

«Es un ho­nor que se ha­ya es­co­gi­do Bil­bao», ase­gu­ra Fran­cis­co Cas­tro, di­rec­tor de fa­bri­ca­ción y ma­te­rial de CEIT-IK4. Un cen­tro de in­ves­ti­ga­ción con más de 35 años de ex­pe­rien­cia en el es­tu­dio de la com­pac­ta­ción de pol­vos me­tá­li­cos. Sub­ra­ya el pro­fe­sor que la in­dus­tria pul­vi­me­ta­lúr­gi­ca se en­cuen­tra «al al­za» a es­ca­la mun­dial, co­mo de­mues­tra su cre­ci­mien­to del 10% anual. Por el mo­men­to, su po­ten­cial con­ti­núa sien­do «in­cal­cu­la­ble», so­bre to­do a raíz de la irrup­ción de la lla­ma­da fa­bri­ca­ción adi­ti­va.

Pe­ro ¿qué es exac­ta­men­te la pul­vi­me­ta­lur­gia y qué pa­pel tie­ne en la in­dus­tria contemporánea? Se­gún ex­pli­can des­de el cen­tro do­nos­tia­rra, se tra­ta de un con­jun­to de pro­ce­sos en los que los pol­vos me­tá­li­cos se com­pac­tan en com­po­nen­tes con la for­ma geo­mé­tri­ca y las di­men­sio­nes desea­das. Los ma­te­ria­les se re­fuer­zan por sin­te­ri­za­ción a una tem­pe­ra­tu­ra su­pe­rior a los 1.100 gra­dos cen­tí­gra­dos. Por su pro­pia na­tu­ra­le­za, es una téc­ni­ca en­fo­ca­da fun­da­men­tal­men­te al sec­tor de la au­to­mo­ción, prin­ci­pal con­su­mi­dor de es­te ti­po de pro­duc­tos.

Cas­tro se mues­tra con­tun­den­te al res­pec­to: «El au­to­mó­vil se pa­ra­ría si no exis­tie­ra la pul­vi­me­ta­lur­gia», ase­ve­ra el in­ves­ti­ga­dor, que ex­pli­ca que has­ta las ca­jas de cam­bio de los vehícu­los se fa­bri­can con pol­vos. Una téc­ni­ca a su pa­re­cer mu­cho más efi­caz que la del me­ca­ni­za­do, da­do que se apro­ve­cha has­ta el 97% de la ma­te­ria pri­ma uti­li­za­da. En es­te sen­ti­do, sub­ra­ya que el me­ca­ni­za­do es una «ope­ra­ción cos­to­sa y la­bo­rio­sa» que ade­más «ge­ne­ra vi­ru­ta, que es ma­te­rial per­di­do». «De un ár­bol se ha­ce un pa­li­llo», sen­ten­cia.

Com­pa­ñías lí­de­res

Es­ta es la ra­zón por la que, se­gún Cas­tro, la pul­vi­me­ta­lur­gia es uti­li­za­da tam­bién en otros sec­to­res co­mo el de la ae­ro­náu­ti­ca o la im­pre­sión 3D, cu­yo po­ten­cial es to­da­vía in­cal­cu­la­ble. Se tra­ta de una tec­no­lo­gía ca­paz de con­ver­tir una ima­gen pro­yec­ta­da en una pan­ta­lla de or­de­na­dor en una pie­za fí­si­ca tri­di­men­sio­nal. Pa­ra ello, ex­pli­ca Bil­bao es, en es­te sen­ti­do, una de las ciu­da­des que me­jor re­pre­sen­ta el ca­rác­ter in­dus­trial del país. So­bra­da ra­zón pa­ra que la ca­pi­tal viz­caí­na aco­ja el Con­gre­so Eu­ro­peo de Me­ta­lur­gia de Pol­vos, que en el pa­sa­do ya se ce­le­bró en otros pun­tos de la geo­gra­fía es­pa­ño­la co­mo Gra­na­da, Bar­ce­lo­na y Va­len­cia. Se tra­ta de la ci­ta más im­por­tan­te de Eu­ro­pa en el ám­bi­to de la pul­vi­me­ta­lur­gia, co­mo de­mues­tra el ele­va­do nú­me­ro de em­pre­sa­rios, pro­fe­so­res e in­ves­ti­ga­do­res que se acer­ca­rán al BEC en­tre el 14 y el 18 de oc­tu­bre. En to­tal se es­pe­ra la lle­ga­da de 800 ex­per­tos pro­ce­den­tes de 60 países. El evento, or­ga­ni­za­do por la aso­cia­ción in­ter­na­cio­nal EPMA en co­la­bo­ra­ción con CEIT y PMG Pol­me­ta­sa, se­rá inau­gu­ra­da ofi­cial­men­te el lu­nes en una se­sión a la que asis­ti­rá el len­da­ka­ri, Iñi­go Ur­ku­llu; y la con­se­je­ra au­to­nó­mi­ca de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co, Arant­xa Ta­pia.

EFE

Ca­de­na de mon­ta­je de Volks­wa­gen en Lan­da­ben

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.