Del ama­ri­llo al ro­jo

ABC (Norte) - - ENFOQUE -

Le fal­tó tiem­po a Quim To­rra pa­ra acu­dir al las­ti­me­ro y men­ti­ro­so «Es­pa­ña nos ro­ba» e in­ten­tar sa­cu­dir­se su res­pon­sa­bi­li­dad en el har­taz­go ma­yúscu­lo de los fun­cio­na­rios ca­ta­la­nes por la caó­ti­ca ges­tión de la Ge­ne­ra­li­tat se­pa­ra­tis­ta. Mé­di­cos, es­tu­dian­tes, pro­fe­so­res, bom­be­ros y otros co­lec­ti­vos si­guen mo­vi­li­za­dos pa­ra pro­tes­tar, en la ca­lle, con­tra la inac­ción de un Eje­cu­ti­vo en­tre­ga­do so­lo al de­li­rio in­de­pen­den­tis­ta, área que no co­no­ce re­cor­te al­guno, y que no ofre­ce otra so­lu­ción que cul­par al Es­ta­do de su pro­pia in­com­pe­ten­cia. En las pro­tes­tas des­apa­re­cie­ron ca­si por com­ple­to el ama­ri­llo y las es­te­la­das que pre­do­mi­na­ban en las úl­ti­mas ma­ni­fes­ta­cio­nes, co­lor y en­se­ña que ca­rac­te­ri­zan el «pro­cés».

Tam­po­co tar­dó mu­cho el Go­bierno de Sán­chez en in­ten­tar sa­car ta­ja­da de las huel­gas ofre­cien­do a la Ge­ne­ra­li­tat que apo­ye los Pre­su­pues­tos Ge­ne­ra­les del Es­ta­do, a lo que se vie­ne ne­gan­do mien­tras los gol­pis­tas si­gan pro­ce­sa­dos. Ca­da uno a lo su­yo. No es­pe­ci­fi­có Car­men Cal­vo, en­car­ga­da de es­ta úl­ti­ma ofer­ta de mer­ca­deo, cuán­tos re­cur­sos más des­ti­na­rá a Ca­ta­lu­ña. En reali­dad, con es­ta pro­pues­ta la vi­ce­pre­si­den­ta vie­ne a ava­lar, de for­ma irres­pon­sa­ble, la teo­ría de To­rra de que el cul­pa­ble de la si­tua­ción es el Es­ta­do, cuan­do en reali­dad es la ne­fas­ta ges­tión de los se­pa­ra­tis­tas la que es­tá con­du­cien­do a los ca­ta­la­nes a la rui­na.

Mar­cha de pro­tes­ta de los es­tu­dian­tes con­tra la Ge­ne­ra­li­tat, ayer, en la Ciu­dad Con­dal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.