El Gaz­te­lue­ta di­ce que su ex­pro­fe­sor fue con­de­na­do «sin prue­bas»

ABC (Norte) - - ESPAÑA - A.M. VI­TO­RIA

El co­le­gio Gaz­te­lue­ta, ubi­ca­do en Le­jo­na (Viz­ca­ya), de­jó en­tre­ver sus re­ti­cen­cias res­pec­to a la con­de­na por abu­so se­xual que re­ca­yó re­cien­te­men­te so­bre uno de sus ex­pro­fe­so­res en el co­mu­ni­ca­do que pu­bli­có na­da más co­no­cer­se la sen­ten­cia. Un dic­ta­men que el cen­tro se li­mi­tó a aca­tar, «co­mo no pue­de ser de otra for­ma». Sin em­bar­go, su di­rec­tor, Ima­nol Go­ya­rro­la, in­sis­te to­da­vía en la inocen­cia del do­cen­te, que a su pa­re­cer fue pro­ce­sa­do «sin prue­bas».

En una rue­da de pren­sa ce­le­bra­da ayer en Bilbao, Go­ya­rro­la se pre­gun­tó la ra­zón por la que la Au­dien­cia de Viz­ca­ya dio to­tal cre­di­bi­li­dad a la víc­ti­ma, un jo­ven que ase­gu­ró ha­ber si­do víc­ti­ma de abu­sos se­xua­les por par­te de su pro­fe­sor de Re­li­gión cuan­do te­nía en­tre 12 y 13 años. El de­nun­cian­te ase­ve­ró du­ran­te el jui­cio que los to­ca­mien­tos se pro­du­cían en el des­pa­cho del do­cen­te, que le lla­ma­ba ba­jo el pre­tex­to de ana­li­zar su ren­di­mien­to es­co­lar.

Fi­nal­men­te, la Sec­ción Pri­me­ra de la Au­dien­cia Pro­vin­cial de Viz­ca­ya con­de­nó a 11 años de cár­cel al acu­sa­do por un de­li­to con­ti­nua­do de abu­sos se­xua­les du­ran­te los cur­sos 2008/09 y 2009/10. Una sen­ten­cia con la que no es­tá con­for­me el di­rec­tor del cen­tro, que ayer de­nun­ció que el tri­bu­nal no ha ana­li­za­do las con­tra­dic­cio­nes del re­la­to de la víc­ti­ma, que a su pa­re­cer po­dría su­frir «al­gún ti­po de pro­ble­ma» psi­co­ló­gi­co.

Maes­tros «vul­ne­ra­bles»

«Con­ven­ci­do» de la inocen­cia del ex­pro­fe­sor, Go­ya­rro­la de­nun­ció lo «vul­ne­ra­bles e in­de­fen­sos» que se ha­llan los maes­tros «an­te una si­tua­ción co­mo es­ta», y aña­dió que la sen­ten­cia «no re­co­ge de for­ma fi­de­dig­na» su de­cla­ra­ción co­mo tes­ti­go en el jui­cio. A su pa­re­cer, tam­bién exis­ten fa­llos en el re­su­men de las de­cla­ra­cio­nes de otros de­cla­ran­tes.

Por to­das es­tas ra­zo­nes, el di­rec­tor del Gaz­te­lue­ta afir­mó que no pue­de «pe­dir per­dón» al jo­ven, tal y co­mo so­li­ci­tó la fa­mi­lia tras la sen­ten­cia: «Re­co­noz­co la vic­to­ria de la acu­sa­ción en el jui­cio — de­cla­ró—. Pe­ro, por si no ha que­da­do cla­ro, si­go cre­yen­do en la inocen­cia del pro­fe­sor, y sé que no soy el úni­co que lo pien­sa». En es­ta lí­nea, acu­só al pa­dre de la víc­ti­ma de ha­ber «di­cho au­tén­ti­cas bar­ba­ri­da­des» so­bre su per­so­na y so­bre el cen­tro, a los que a su pa­re­cer acu­só «de men­tir y en­cu­brir» de ma­ne­ra «in­fun­da­da e in­jus­ta».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.