Pe­ti­cio­nes de di­mi­sión por las irre­gu­la­ri­da­des en los con­tra­tos del SCS

· Ciu­da­da­nos des­vin­cu­la el es­cán­da­lo del apo­yo a los Pre­su­pues­tos cán­ta­bros pa­ra 2019

ABC (Norte) - - ESPAÑA - RO­CÍO FER­NÁN­DEZ OR­TIZ SAN­TAN­DER

Co­mo si fue­sen las ré­pli­cas de un te­rre­mo­to, las pe­ti­cio­nes de ce­se de la con­se­je­ra de Sa­ni­dad con­ti­nua­ron ayer, un día des­pués de que tras­cen­die­ra que la Fis­ca­lía ha re­mi­ti­do la in­ves­ti­ga­ción abier­ta por las irre­gu­la­ri­da­des de­nun­cia­das en con­tra­tos del Ser­vi­cio Cán­ta­bro de Sa­lud (SCS) al juez ins­truc­tor, al apre­ciar in­di­cios de de­li­to. Des­pués de que PP e IU, que lle­va­ron el asun­to a la jus­ti­cia, reite­ra­ran la so­li­ci­tud al pre­si­den­te, Mi­guel Án­gel Re­vi­lla, pa­ra que des­ti­tu­ya a Ma­ría Lui­sa Real, Ciu­da­da­nos se vol­vió a su­mar a es­te cla­mor, he­cho ya ha­ce unos me­ses, cuan­do se des­ta­pa­ron las irre­gu­la­ri­da­des en las ad­ju­di­ca­cio­nes, he­chas «a de­do» o con frac­cio­na­mien­tos. Pe­ro los na­ran­jas des­vin­cu­la­ron es­ta exi­gen­cia al re­gio­na­lis­ta del acuer­do sus­cri­to con el bi­par­ti­to PRC-PSOE pa­ra apro­bar los pre­su­pues­tos del pró­xi­mo año.

El nú­me­ro uno de Al­bert Ri­ve­ra en la re­gión, el hu­mo­ris­ta, ac­tor y pre­sen­ta­dor de te­le­vi­sión Félix Al­vá­rez «Fe­li­su­co», se li­mi­tó a re­cla­mar la sa­li­da de Real del Eje­cu­ti­vo, sin que es­te ex­tre­mo va­ya a con­di­cio­nar el «sí» na­ran­ja a las cuen­tas de 2019, que suben un 4,5%, has­ta los 2.850 mi­llo­nes de eu­ros. ¿El mo­ti­vo? Por­que des­pués de con­se­guir re­ba­jas fis­ca­les por va­lor de 40 mi­llo­nes, las me­jo­ras in­clui­das en el pac­to no pue­den ver­se «em­pa­ña­das o anu­la­das por la irres­pon­sa­bi­li­dad» de Real, se­gún jus­ti­fi­có el coor­di­na­dor au­to­nó­mi­co de Cs.

Me­di­das bue­nas

A sus ojos, mez­clar am­bos asun­tos y vin­cu­lar el res­pal­do al pro­yec­to de ley con el ce­se de la má­xi­ma res­pon­sa­ble de Sa­ni­dad se­ría «po­ner en pe­li­gro» me­di­das que son «bue­nas» pa­ra los cán­ta­bros. Así, ha­cer lo con­tra­rio su­pon­dría «du­pli­car el pro­ble­ma», por cul­pa de la di­ri­gen­te so­cia­lis­ta y del je­fe re­gio­na­lis­ta, que se en­cuen­tra de via­je en Mé­xi­co, in­vi­ta­do por el pre­si­den­te elec­to del país az­te­ca, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, pa­ra asis­tir a su to­ma de po­se­sión en el car­go es­te sá­ba­do.

«La res­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca es tan pal­ma­ria, tan pa­ten­te y tan con­tun­den­te, que no que­da otra sa­li­da que la di­mi­sión», re­fle­xio­nó el tam­bién dipu­tado na­cio­nal na­ran­ja por Can­ta­bria, que pre­ci­só que su par­ti­do no se va a per­so­nar co­mo acu­sa­ción si si­gue ade­lan­te el pro­ce­so ju­di­cial, co­mo sí ha­rán los po­pu­la­res de Ma­ría Jo­sé Sáenz de Bu­rua­ga, que fue con­se­je­ra de Sa­ni­dad la pa­sa­da le­gis­la­tu­ra.

«Si Re­vi­lla no quie­re per­der la cre­di­bi­li­dad que le que­da, de­be ce­sar­la de for­ma in­me­dia­ta», opi­nó Ál­vá­rez, que tam­bién cree que el de­le­ga­do del Go­bierno y se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pa­blo Zu­loa­ga, tie­ne la po­si­bi­li­dad de in­fluir en Real pa­ra que di­mi­ta “si real­men­te apues­ta por la trans­pa­ren­cia y la hon­ra­dez». Pe­ro el je­fe de los so­cia­lis­tas si­gue sin ver, a día de hoy, «nin­gún mo­ti­vo» pa­ra la di­mi­sión de su súb­di­ta. Y el PRC es­tá a dis­po­si­ción de los gru­pos pa­ra ac­ti­var la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción del SCS.

R.R.

Ma­ría Lui­sa Real, con­se­je­ra de Sa­ni­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.