Diez le­yen­das de nues­tra Pa­sión

Diez mues­tras de tra­di­ción oral que han con­for­ma­do la idio­sin­cra­sia del ca­pi­lli­ta.

ABC - Pasión de Sevilla - - NEWS - Por Jo­sé Manuel de la Lin­de.

Nues­tra Se­ma­na San­ta es­tá for­ja­da a tra­vés de la tra­di­ción y la cos­tum­bre. La trans­mi­sión oral y en oca­sio­nes el buen hu­mor de la tie­rra sir­vie­ron pa­ra ori­gi­nar y re­crear las le­yen­das más co­no­ci­das en torno a es­ta fies­ta de pri­ma­ve­ra. Al­gu­nas de ellas son has­ta cier­tas; el pa­so del tiem­po se en­car­gó de des­men­tir o po­ner en su si­tio es­tos re­la­tos. Un he­cho real es que siem­pre sir­vie­ron pa­ra atraer a nues­tros pe­que­ños e ini­ciar­los en el mun­do de las co­fra­días.

1.- Quién osó le­van­tar la mano a la Es­pe­ran­za.

Mu­chas his­to­rias se han for­ja­do en torno a una de las imá­ge­nes ma­ria­nas de ma­yor de­vo­ción de Se­vi­lla. Que si la Ma­ca­re­na fue in­ter­cam­bia­da por un re­loj; que si nun­ca de­be­ría vol­ver a San Ba­si­lio o la per­de­ría­mos pa­ra siem­pre...

Una de las más lla­ma­ti­vas es la del va­so de vino arro­ja­do a la ca­ra de la ima­gen. Una fa­bu­la­ción po­pu­lar que ven­dría a ex­pli­car la ra­zón del os­cu­re­ci­mien­to que la do­lo­ro­sa pre­sen­ta en la en­car­na­du­ra de su me­ji­lla iz­quier­da.

Las abue­las con­ta­ban a sus nie­tos en los co­rra­les de San Gil que su res­pon­sa­ble fue un jo­ven ebrio y exal­ta­do. Cuan­do en la ma­ña­na de un Vier­nes San­to la her­man­dad vol­vía a tem­plo, és­te se pu­so de­lan­te de la Es­pe­ran­za pro­fi­rien­do to­do ti­po de pi­ro­pos a la Ma­dre de Dios. Nu­bla­do por el mo­men­to, lan­zó un va­so de vino que lle­va­ba en la mano al ros­tro de la Vir­gen pro­vo­cán­do­le la man­cha que du­ran­te años apa­ren­ta­ba en su ros­tro. Fue de­te­ni­do y pos­te­rio­men­te con­mu­ta­da su pe­na a sa­lir de pe­ni­ten­te tras el pa­so ca­da Ma­dru­ga­da.

Na­da más que le­yen­da. Así se en­car­gó de ates­ti­guar­lo el pro­fe­sor Ar­qui­llo. Tras una res­tau­ra­ción prac­ti­ca­da en 1977, cons­ta­ta que no es más que una tor­ce­du­ra de óleo de una an­ti­gua res­tau­ra­ción y que des­de aquel en­ton­ces que­dó ma­ti­za­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.