An­to­nio Cat­to­ni

pa­ra Ro­sa­rio (in me­mo­riam).

ABC - Pasión de Sevilla - - Reportajes - Por An­to­nio Cat­to­ni. Fo­to J.J. Co­mas.

No en­ve­je­ce. No le sa­len arru­gas ni ca­nas. No es­tá su­je­to a mo­das ni pue­de ajar­se, ni per­der­se, ni se va a des­vaír. En­gran­de­ce cual­quier ar­qui­tec­tu­ra e ilu­mi­na cual­quier mirada. El cie­lo no se pu­dre, ni en­fer­ma, ni tie­ne lí­mi­tes. Com­bi­na con to­dos los co­lo­res que exis­ten. Vio lle­gar al pri­mer ser que se pu­do lla­mar hom­bre y ve­rá par­tir al úl­ti­mo. En él fun­den a azul to­dos los si­glos y en él re­si­den quie­nes tras­pa­sa­ron la puer­ta de­fi­ni­ti­va. A su ima­gen, Se­vi­lla (Eleu­sis en la Bé­ti­ca) ela­bo­ra ca­da año el men­sa­je in­mu­ta­ble: Amor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.