En for­ma

Un re­co­no­ci­mien­to mé­di­co de­por­ti­vo des­car­ta pro­ble­mas car­dia­cos y ayu­da al atleta a me­jo­rar su ren­di­mien­to fu­tu­ro

ABC - Salud - - Salud - JOR­GE SANZ CA­SI­LLAS

¿Quie­re unir­se a mi­les de co­rre­do­res? Le con­ta­mos lo que de­be sa­ber an­tes de cal­zar­se las za­pa­ti­llas

Con la me­jo­ra del tiem­po y el au­men­to de ca­rre­ras po­pu­la­res en el ca­len­da­rio, mu­chos ha­brán de­ci­di­do ini­ciar­se en el atle­tis­mo. Que­re­mos ha­cer de­por­te sin gas­tar de­ma­sia­do di­ne­ro y el ca­mino más cor­to pa­re­ce po­ner­se unas za­pa­ti­llas. Es­tá bien. La idea es bue­ní­si­ma siem­pre que se­pa­mos po­ner­la en prác­ti­ca. Por eso, an­tes de sa­lir al parque co­mo si nos fue­ra la vi­da en ello, con­vie­ne ha­cer­se una prue­ba de es­fuer­zo por dos ra­zo­nes: evi­ta­re­mos ries­gos car­dio­vas­cu­la­res y apren­de­re­mos a me­jo­rar nues­tro ren­di­mien­to sin caer en le­sio­nes ni en la des­mo­ti­va­ción.

Em­pre­sas co­mo Healt­hia o clí­ni­cas co­mo las de Sa­ni­tas ofre­cen «packs de sa­lud» que de­be­rían ser im­pres­cin­di­bles pa­ra cual­quier co­rre­dor. Es una es­pe­cie de ITV. Se­gún Jo­sé Ma­ría Bueno, doc­tor en Me­di­ci­na De­por­ti­va del Hos­pi­tal Sa­ni­tas La Mo­ra­le­ja, to­do atleta de­be­ría ha­cer­se una prue­ba de es- fuer­zo al año. Al fin y al cabo, por mu­cho me­nos de los que cues­tan al­gu­nas za­pa­ti­llas, ga­na­re­mos en tran­qui­li­dad an­tes de sa­lir a co­rrer. Sa­bre­mos si es­ta­mos ap­tos.

« Con­si­de­ra­mos que una prue­ba de es­fuer­zo, o un re­co­no­ci­mien­to mé­di­co de­por­ti­vo com­ple­to, de­be ser el ini­cio de la ac­ti­vi­dad de­por­ti­va por­que nos per­mi­te de­tec­tar si hay al­gu­na ano­ma­lía», ex­pli­ca el doc­tor Bueno, que tra­ba­ja con las ca­te­go­rías in­fe­rio­res del Real Ma­drid. Él, que co­no­ció las prue­bas de es­fuer­zo en sus años co­mo fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal, aho­ra se en­car­ga de in­ter­pre­tar­las: «Una prue­ba de es­fuer­zo con­sis­te en ob­ser­var la res­pues­ta del co­ra­zón du­ran­te el ejer­ci­cio. Es de­cir, no es un elec­tro­car­dio­gra­ma en re­po­so».

Es­te ti­po de exá­me­nes co­mien­zan en la bás­cu­la. Al in­tere­sa­do le pe­san, le mi­den, le ha­cen una es­pi­ro­me­tría (so­plar por un tu­bo) y un elec­tro­car­dio­gra­ma (el di­bu­jo de nues­tros la­ti­dos). Des­pués, se sube a la cin­ta, se le co­lo­can los elec­tro­dos, la más­ca­ra... y a co­rrer. Se em­pie­za a 5 ki­ló­me­tros por ho­ra

(an­dan­do) y se aca­ba cuan­do el atleta ha­ya al­can­za­do su rit­mo má­xi­mo.

«Hay dos ti­pos de prue­ba de es­fuer­zo: la di­rec­ta y la in­di­rec­ta», con­ti­núa el doc­tor. «La in­di­rec­ta con­sis­te en con­tro­lar to­do el mo­vi­mien­to y la res­pues­ta car­dia­ca. Y la di­rec­ta, que es la ideal pa­ra el de­por­tis­ta, en la que va­lo­ra­mos tan­to la res­pues­ta car­dio­vas­cu­lar co­mo los ga­ses. Por eso se usa la más­ca­ra du­ran­te la ca­rre­ra: pa­ra ex­traer a tra­vés de esos ga­ses el um­bral ae­ró­bi­co y anae­ró­bi­co a ese de­por­tis­ta que bus­ca, ade­más de sa­lud, co­no­cer su ren­di­mien­to».

Útil pa­ra en­tre­nar

Una vez sa­be­mos que es­ta­mos ap­tos, una prue­ba de es­fuer­zo es­tán­dar arro­ja tres da­tos que se­rán muy úti­les des­pués cuan­do en­tre­ne­mos: el um­bral ae­ró­bi­co, el um­bral anae­ró­bi­co y el vo­lu­men de oxí­geno má­xi­mo. « La mus­cu­la­tu­ra ne­ce­si­ta san­gre y la san­gre car­bu­ra con oxí­geno», ex­pli­ca Jo­sé En­ri­que Villacorta, res­pon­sa­ble de fon­do, ru­ta, cross y trail de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Atle­tis­mo. «En­ton­ces, cuan­to ma­yor can­ti­dad de oxí­geno seas ca­paz de mo­ver, ma­yor can­ti­dad de san­gre lle­ga­rá a tus múscu­los y ma­yor se­rá tu ren­di­mien­to. Es­to es lo que in­ten­tan ha­cer los co­rre­do­res de éli­te cuan­do suben a la mon­ta­ña, duer­men en ca­mas hi­po­bá­ri­cas o, ya de ma­ne­ra ile­gal, cuan­do se ha­cen trans­fu­sio­nes».

Des­pués, el um­bral ae­ró­bi­co es el rit­mo al que po­de­mos co­rrer du­ran­te un tiem­po pro­lon­ga­do; mien­tras que el um­bral anae­ró­bi­co es el rit­mo al que nues­tro cuer­po no es ca­paz de eli­mi­nar el áci­do lác­ti­co que ge­ne­ra con el es­fuer­zo. Se­ría, di­cho de for­ma sim­ple, nues­tro rit­mo « má­xi­mo » .

«Yo siem­pre acon­se­jo que la gen­te se pon­ga en ma­nos de un pro­fe­sio­nal», in­sis­te Villacorta. «No es lo mis­mo que yo ten­ga un Fe­rra­ri y lo lle­ve a 200 por ho­ra a que yo ten­ga un Re­nault 5 y le lle­ve to­dos los días a 200 por ho­ra. Pa­ra eso sir­ve la prue­ba: pa­ra sa­ber el mo­tor que tie­ne mi co­che. Es ver­dad que pue­des sa­lir a co­rrer con un ami­go y en­con­trar­te bien, pe­ro a lo me­jor tú ha­ces el en­tre­na­mien­to re­vo­lu­cio­na­do mien­tras que él va más tran­qui­lo. ¿ Qué pa­sa lue­go? Que cuan­do lle­ga­mos a la ho­ra de la ver­dad, el día de la ca­rre­ra, tú tie­nes un so­bre­en­tre­na­mien­to y una fa­ti­ga mus­cu­lar su­pe­rior a la su­ya. Y eso mar­ca la di­fe­ren­cia en­tre ren­dir y no ren­dir » .

Los atle­tas lo sa­ben, y por eso hom­bres co­mo Ja­vi Gue­rra, cam­peón de Es­pa­ña de ma­ra­tón y me­dia ma­ra­tón, se ha­cen una prue­ba co­mo es­ta al co­mien­zo de ca­da tem­po­ra­da. «Es fun­da­men­tal por­que te da una se­rie de da­tos con los que pue­des ver có­mo es­tá tu cuer­po, tú “má­qui­na”», ex­pli­ca. «Es­tas prue­bas sir­ven pa­ra ver que to­do es­tá bien, pa­ra co­rro­bo­rar una se­rie de da­tos fi­sio­ló­gi­cos y lue­go por sa­lud men­tal, es de­cir, pa­ra te­ner la tran­qui­li­dad de que no vas a te­ner nin­gún pro­ble­ma a la ho­ra de ha­cer de­por­te » . So­lo por eso, por sa­lud men­tal, to­dos de­be­rían ha­cer­se una.

JO­SÉ MA­RÍA BUENO

DR. EN ME­DI­CI­NA DE­POR­TI­VA DEL HOS­PI­TAL SA­NI­TAS LA MO­RA­LE­JA

«Con la prue­ba de es­fuer­zo ob­ser­va­mos la res­pues­ta del co­ra­zón du­ran­te el ejer­ci­cio. Es más re­ve­la­dor que un elec­tro­car­dio­gra­ma»

JOSE VILLACORTA

RES­PON­SA­BLE DE FON­DO, RU­TA, CROSS Y TRAIL DE LA RFEA

«Es­ta prue­ba sir­ve pa­ra sa­ber qué “mo­tor” te­ne­mos. Por­que no es lo mis­mo ir a 200 por ho­ra con un Fe­rra­ri que con un Re­nault 5»

JA­VIER GUE­RRA

CAM­PEÓN DE ES­PA­ÑA DE MA­RA­TÓN, ME­DIA MA­RA­TÓN Y 10 KM RU­TA

«Los pro­fe­sio­na­les nos ha­ce­mos es­ta prue­ba pa­ra ver al­gu­nos da­tos y tam­bién por sa­lud men­tal: pa­ra te­ner la tran­qui­li­dad de que no va­mos a te­ner pro­ble­mas mien­tras com­pe­ti­mos»

FO­TOS: ISA­BEL PERMUY

El doc­tor Jo­sé Ma­ría Bueno, arri­ba, du­ran­te una prue­ba de es­fuer­zo en la clí­ni­ca

En la prue­ba, se mi­den las cons­tan­tes del atleta an­tes y des­pués del ejer­ci­cio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.