Que no le den GA­TO POR LIE­BRE

En el su­per­mer­ca­do, a ve­ces, las apa­rien­cias en­ga­ñan. Cuan­do ele­gi­mos un pro­duc­to, no hay que que­dar­se con la fo­to o la de­no­mi­na­ción co­mer­cial. Sa­ber leer la eti­que­ta es fun­da­men­tal pa­ra co­no­cer qué es­ta­mos com­pran­do y co­mien­do real­men­te

ABC - Salud - - Salud - POR CRIS­TI­NA GA­RRI­DO

Zu­mos que son néc­ta­res

No to­do lo que vie­ne en bo­te­lla, tie­ne co­lor na­ran­ja y lle­va fru­tas en la fo­to de la eti­que­ta es zu­mo. Hay que di­fe­ren­ciar en­tre los zu­mos 100% ex­pri­mi­dos, que se ob­tie­nen di­rec­ta­men­te de es­tru­jar las na­ran­jas, sin pro­ce­sos de con­cen­tra­ción; de los con­cen­tra­dos (a par­tir de un ju­go de na­ran­ja con­cen­tra­do, al que se le aña­de agua ) y de los néc­ta­res. Es­tos úl­ti­mos son pre­pa­ra­dos a par­tir de un 50% de zu­mo de na­ran­ja y el res­to es agua y azú­car (o edul­co­ran­te), in­for­ma OCU.

Pro­duc­tos en los que se des­ta­ca un in­gre­dien­te o sa­bor

La nor­ma­ti­va exi­ge que si un in­gre­dien­te es des­ta­ca­do me­dian­te texto o di­bu­jo se in­di­que el por­cen­ta­je en el que es­tá pre­sen­te, pe­ro no obli­ga a que ha­ya un por­cen­ta­je mí­ni­mo. Es por es­to que nos po­de­mos en­con­trar pro­duc­tos en los que el « in­gre­dien­te estrella » no es pre­ci­sa­men­te el que es­tá en ma­yor pro­por­ción. Por ejem­plo, una cre­ma de bo­ga­van­te o una en­sa­la­da de can­gre­jo, pue­de de­no­mi­nar­se así tan­to si lle­va un 1%, un 10% o un 50% de ese ma­ris­co. Tam­bién hay que es­tar atento a pro­duc­tos co­mo los yo­gu­res o ge­la­ti­nas de sa­bo­res fru­ta­les. Que in­di­que « sa­bor a fre­sa » no quie­re de­cir que ne­ce­sa­ria­men­te lle­ve fre­sas, pue­de que sim­ple­men­te le ha­yan aña­di­do aromas y azú­car.

A qué se le pue­de lla­mar real­men­te yogur

En Es­pa­ña, le­gal­men­te, so­lo pue­de de­no­mi­nar­se « yogur » a la le­che coa­gu­la­da por dos bac­te­rias con­cre­tas: Lac­to­ba­ci­llus del­bruec­kii subsp. bul­ga­ri­cus y Strep­to­coc­cus ther­mop­hi­lus. Con un em­ba­la­je si­mi­lar al de los yo­gu­res en­con­tra­mos otros pro­duc­tos que son le­ches fer­men­ta­das con di­fe­ren­tes bac­te­rias. Eso in­clu­ye a los que tie­nen bi­fi­dus, l- ca­sei, etc. «Son pa­re­ci­dos nu­tri­cio­nal­men­te en cuan­to a pro­teí- nas, hi­dra­tos y gra­sas, pe­ro cam­bia la ce­pa bac­te­ria­na con la que se fer­men­ta » , ex­pli­ca Bea­triz Ro­bles, tec­nó­lo­ga de los ali­men­tos y ex­per­ta en se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria. Tam­po­co es un yogur ni se pue­den de­no­mi­nar co­mo tal los mal lla­ma­dos yo­gu­res de so­ja. Si bus­ca­mos la de­no­mi­na­ción le­gal en la eti­que­ta de es­tos pre­pa­ra­dos, po­drá leer que es una « es­pe­cia­li­dad vegetal de so­ja fer­men­ta­da » .

El york o pa­vo que es fiam­bre

No hay que que­dar­se con la de­no­mi­na­ción co­mer­cial de los pro­duc­tos sino con la le­gal, que se en­cuen­tra en el eti­que­ta­do, al la­do de la lis­ta de in­gre­dien­tes. A ve­ces, lo que por la fo­to pa­re­ce ja­món co­ci­do o pe­chu­ga de pa­vo en reali­dad es un fiam­bre, en el que no to­do es car­ne sino que lle­va otros adi­ti­vos. «Si en la eti­que­ta po­ne fiam­bre es por­que lle­va aña­di­das fé­cu­las (al­mi­dón), más ba­ra­tas que la car­ne y con me­nor va­lor nu­tri­cio­nal», ex­pli­ca la ex­per­ta en se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria Bea­triz Ro­bles. En el ca­so de aque­llos en­va­ses en los que pue­de leer­se co­mo re­cla­mo «ex­tra ju­go­so», OCU avi­sa en su web de que, en con­tra de lo que pa­re­ce, es un pro­duc­to de me­nor ca­li­dad que otros por­que sig­ni­fi­ca que «tie­ne más agua y me­nos ja­món».

Ra­lla­do o lon­chas pa­ra sánd­wich que no son queso

La apa­rien­cia y el en­va­se pue­den ser si­mi­la­res al de un queso ra­lla­do o en lon­chas, pe­ro si en el eti­que­ta­do no po­ne la pa­la­bra «queso» es por­que no lo es. Las pa­la­bras que fal­tan en la eti­que­ta «no se omi­ten sin que­rer, o por azar, o por­que quie­ran acor­tar la de­no­mi­na­ción», sino por­que «con la nor­ma­ti­va en la mano, lo que nos es­tán tra­tan­do de ven­der no se­rá queso sino un pre­pa­ra­do lác­teo con gra­sa vegetal», ad­vier­ten des­de la OCU. «Son más ba­ra­tos que com­prar­te la cu­ña de queso y ra­llar­la, pe­ro nu­tri­cio­nal­men­te son peo­res, con gra­sas de me­nor ca­li­dad, más sal y sa­bo­ri­zan­tes», ase­gu­ra la tec­nó­lo­ga de los ali­men­tos Bea­triz Ro­bles.

JU­LIÁN DE VE­LAS­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.