Sies­ta

De­jó atrás el bri­llo de es­tar de­lan­te de los fo­cos pa­ra po­ner­se tras una cá­ma­ra y de­nun­ciar el mal­tra­to y la vio­len­cia con­tra las mu­je­res

ABC - Salud - - Salud - CAR­MEN ANIORTE

¿Qué me­jor mo­men­to que apren­der a dor­mir la sies­ta? Con­se­jos pa­ra sa­car­le par­ti­do al yo­ga ibé­ri­co

Ale­ja­da de los fo­cos me­diá­ti­cos, aho­ra dis­fru­ta de­trás de las cá­ma­ras mos­tran­do ver­da­des -que aun­que due­lan- des­pier­tan con­cien­cias y de­di­can­do sus tiem­po en lu­char a fa­vor de los de­re­chos de las mu­je­res. Ma­bel Lo­zano re­con­ver­ti­da en es­cri­to­ra y pro­duc­to­ra de do­cu­men­ta­les con com­pro­mi­so so­cial, sa­ca to­do su es­pí­ri­tu lu­cha­dor y sin ta­pu­jos ni mie­dos -dan­do un pa­so al fren­te- de­nun­ciar el mal­tra­to, la dis­cri­mi­na­ción o la vio­len­cia con­tra las mu­je­res. Una prue­ba de to­do ello es «El pro­xe­ne­ta. Pa­so cor­to, ma­la le­che» su nue­vo tra­ba­jo do­cu­men­tal que Dkiss co­pro­du­ce y que tras su es­treno en sa­las lle­ga­rá a la pa­rri­lla de es­te ca­nal. Es una mu­jer ac­ti­va que co­mo de­ci­mos no se de­tie­ne an­te na­da ni an­te na­die «Quie­ro una ley in­te­gral con­tra la tra­ta de mu­je­res, quie­ro que los po­lí­ti­cos se mo­jen y no ha­ya es­ta de­sidia», ase­gu­ra de ma­ne­ra con­tun­den­te. Pa­ra lle­var a ca­bo su mi­sión Ma­bel Lo­zano de­mues­tra que sa­be cui­dar­se y aun­que aho­ra por los ca­lo­res no ape­te­ce ase­gu­ra que su pla­to fa­vo­ri­to es «el co­ci­do que ha­ce mi ma­dre».

A la ho­ra de de­cir­nos un in­gre­dien­te por el que be­be los vien­tos no lo du­da «las nue­ces, por­que es un ali­men­to muy nu­tri­ti­vo. Las lle­vo pa­ra cuan­do sal­go del gim­na­sio y pa­ra pi­car en­tre ho­ras... y tam­bién el acei­te de oli­va». Pa­ra Ma­bel Lo­zano un día no tie­ne 24 ho­ras sino a ve­ces más -de­pen­dien­do del tra­ba­jo- y pa­ra ello co­mien­za el día con un buen desa­yuno en el que co­mo ase­gu­ra «de­pen­de de lo que ten­ga que ha­cer, pe­ro pa­ra la pri­me­ra co­mi­da del día no fal­ta el pan tos­ta­do con acei­te de oli­va, té y una pie­za de fru­ta... eso no im­pi­de de si tengo que tra­ba­jar, me pue­do to­mar un pla­to de len­te­jas pa­ra co­ger fuer­zas pa­ra una lar­ga jor­na­da». Pa­ra man­te­ner­se en for­ma nos con­fie­sa «ha­go mu­cho de­por­te pa­ra po­der co­mer ya que me gus­ta mu­cho». En cuan­to a los ho­ra­rios el que más res­pe­ta es el de la ho­ra de la ce­na ¿el mo­ti­vo? «por­que lo com­par­to con mis hi­jos. Ce­na­mos a las 20:30 en fa­mi­lia y pa­ra mí es el mo­men­to más bo­ni­to del día. Cuan­do he­mos ter­mi­na­do de ha­cer las ta­reas y la pre­pa­ra­mos en­tre to­dos». Col­cho­ne­ra con­fe­sa y co­mo ase­gu­ra fe­liz por la Eu­ro­pa Lea­gue con­se­gui­da por su Atlé­ti­co de Ma­drid re­cien­te­men­te el de­por­te es su gran pa­sión «cuan­do es­toy en ca­sa, ca­da día, na­do o mon­to en bi­ci­cle­ta. Cuan­do no es así in­ten­to sa­tis­fa­cer mi gran cu­rio­si­dad y me gus­ta ca­mi­nuar por las ciu­da­des don­de es­toy. El es­quí es otro de mis de­por­tes fa­vo­ri­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.