EL «BOLI» que pue­de sal­var a mi­les de be­bés

Una «star­tup» es­pa­ño­la di­se­ña un dis­po­si­ti­vo que, co­lo­ca­do so­bre la ca­be­za del re­cién nacido, de­tec­ta en tres se­gun­dos si és­te su­fre la en­fer­me­dad, li­be­rán­do­lo de la pun­ción lum­bar

ABC - Salud - - Salud - EST­HER ARMORA

EN so­lo tres se­gun­dos y de for­ma no in­va­si­va, los pa­dres po­drán sa­ber a par­tir de aho­ra si su be­bé pa­de­ce meningitis sin te­ner que so­me­ter­le a la du­ra prue­ba de la pun­ción lum­bar, no exen­ta de ries­gos. Un so­fis­ti­ca­do dis­po­si­ti­vo mé­di­co si­mi­lar a un bo­lí­gra­fo – ac­tual­men­te en fa­se de pro­to­ti­po–, co­lo­ca­do so­bre la ca­be­za del be­bé ha de­mos­tra­do ser ca­paz de de­tec­tar si és­te pa­de­ce la en­fer­me­dad en cues­tión de se­gun­dos. El ins­tru­men­to, el úni­co de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas exis­ten­te en el mun­do, ha si­do di­se­ña­do por la «star­tup» ca­ta­la­na New Born So­lu­tions y se co­mer­cia­li­za­rá en Es­pa­ña a par­tir de 2020, se­gún in­for­man fuen­tes del de­par­ta­men­to de Em­pre­sa y Co­no­ci­mien­to de la Ge­ne­ra­li­tat.

El fun­cio­na­mien­to del apa­ra­to es sen­ci­llo. Sim­ple­men­te se apo­ya en la zo­na del crá­neo del be­bé que to­da­vía no se ha ce­rra­do com­ple­ta­men­te, y, a tra­vés de tec­no­lo­gía de ul­tra­so­ni­dos de al­ta re­so­lu­ción, es ca­paz de de­tec­ta la con­cen­tra­ción de gló­bu­los blan­cos en el lí­qui­do ce­fa­lo­rra­quí­deo (que se ha­lla en­tre la piel y el ce­re­bro), que es el in­di­ca­dor que de­ter­mi­na la exis­ten­cia o no de la meningitis. Gra­cias a es­te dis­po­si­ti­vo no to­dos los be­bés con po­si­bles sín­to­mas, co­mo fie­bre al­ta, se ten­drán que so­me­ter a la te­mi­da pun­ción lum­bar, que que­da­rá re­ser­va­da pa­ra aque­llos ca­sos en los que el dis­po­si­ti­vo de­tec­te la en­fer­me­dad y se les de­ba apun­tar tra­ta­mien­to.

Se­gún ci­fras de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), la meningitis bac­te­ria­na cau­sa anual­men­te la muer­te de 240.000 ni­ños me­no­res de cin­co años en el mun­do – 60.000 de ellos neo­na­tos–. La ma­yo­ría de es­tas muer­tes son por cau­sa de un diag­nós­ti­co tar­dío o equi­vo­ca­do de­bi­do a la com­ple­ji­dad de iden­ti­fi­car los sín­to­mas con cer­te­za ( fie­bres sin cau­sa apa­ren­te, do­lo­res de ca­be­za, náu­seas y vó­mi­tos, en­tre otros).

El fun­da­dor y CEO de la em­pre­sa New Born So­lu­tions, Xa­vier Ji­mé­nez, re­cuer­da que el he­cho de que un be­bé ten­ga fie­bre « es ya una sos­pe­cha su­fi­cien­te pa­ra que los mé­di­cos pien­sen que pue­da te­ner una in­fec­ción gra­ve, co­mo pue­de ser la meningitis, que afec­ta al ce­re­bro y al sis­te­ma ner- vio­so cen­tral y pue­de re­sul­tar le­tal si no se de­tec­ta rá­pi­da­men­te». «El pro­ble­ma es que has­ta aho­ra el úni­co mé­to­do exis­ten­te pa­ra de­tec­tar los po­cos ca­sos de meningitis en­tre tan­tos pa­cien­tes es la pun­ción lum­bar, que es in­va­si­va, no es­tá exen­ta de ries­go, no siem­pre es to­le­ra­ble por el pa­cien­te y re­sul­ta ne­ga­ti­va en el 95 por cien­to de los ca­sos » , aña­de Ji­mé­nez, que re­ci­bió una be­ca pa­ra par­ti­ci­par en un pro­gra­ma en el Mas­sa­chu­setts Institute of Tech­no­logy ( MIT), en Es­ta­dos Uni­dos.

New Born So­lu­tions es­tá desa­rro­llan­do ac­tual­men­te el pro­to­ti­po clí­ni­co de su dis­po­si­ti­vo, que fun­cio­na a tra­vés de tec­no­lo­gía de ul­tra­so­ni­dos de al­ta re­so­lu­ción pa­ra vi­sua­li­zar es­truc­tu­ras muy pe­que­ñas co­mo son los gló­bu­los blan­cos. Es­ta tec­no­lo­gía per­mi­ti­rá por tan­to li­mi­tar el em­pleo de la pun­ción lum­bar « a só­lo aque­llos po­cos ca­sos en que efec­ti­va­men­te se ha­ya de­tec­ta­do la meningitis pa­ra de­ter­mi­nar el ti­po de pa­tó­geno que la pro­vo­ca y po­der fi­jar así el tra­ta­mien­to ade­cua­do», ase­gu­ra Ji­mé­nez, que des­ta­ca tam­bién que es­te dis­po­si­ti­vo, al no ser in­va­si­vo, per­mi­ti­rá mo­ni­to­ri­zar de for­ma fre­cuen­te la res­pues­ta del pa­cien­te a la me­di­ca­ción.

Cri­ba­do rá­pi­do

Ji­mé­nez con­si­de­ra que con es­te dis­po­si­ti­vo po­drán ayu­dar a rea­li­zar un « cri­ba­do rá­pi­do de meningitis» que es esen­cial pa­ra re­du­cir la mor­ta­li­dad in­fan­til, que lle­ga al 10 por cien­to en paí­ses desa­rro­lla­dos y al 50 por cien­to en los no in­dus­tria­li­za­dos, al mar­gen de los efec­tos neu­ro­ló­gi­cos que pue­den su­frir los ni­ños pos­te­rior­men­te » .

La em­pre­sa, cu­ya se­de es­tá en el Par­que Cien­tí­fi­co de Barcelona, tie­ne pre­vis­to ini­ciar la co­mer­cia­li­za­ción de su pro­duc­to en 2020, una vez ob­te­ni­das las va­li­da­cio­nes ne­ce­sa­rias.

ABC

Es­te dis­po­si­ti­vo es la al­ter­na­ti­va a la pun­ción lum­bar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.