Der­ma­to­lo­gía

La neu­ro­pa­tía dia­bé­ti­ca pe­ri­fé­ri­ca, que oca­sio­na fuer­tes do­lo­res y la pér­di­da de sen­si­bi­li­dad en las ex­tre­mi­da­des, pue­de ser tra­ta­da gra­cias a una no­ve­do­sa in­ter­ven­ción

ABC - Salud - - SALUD - MA­RÍA AL­CA­RAZ MA­YOR

Los diez tra­ta­mien­tos que me­jor fun­cio­nan pa­ra qui­tar las man­chas que de­ja el sol

La neu­ro­pa­tía dia­bé­ti­ca afec­ta al sis­te­ma ner­vio­so de las per­so­nas dia­bé­ti­cas. Den­tro de es­ta afec­ción, la neu­ro­pa­tía pe­ri­fé­ri­ca es la más co­mún. Los sín­to­mas son do­lor y pér­di­da de sen­si­bi­li­dad en las ex­tre­mi­da­des, es­pe­cial­men­te en las pier­nas. «La ope­ra­ción con­sis­te en lo­ca­li­zar tres pun­tos que te­ne­mos en la pier­na, en la ex­tre­mi­dad in­fe­rior a ni­vel de to­bi­llo y cer­ca de la ro­di­lla don­de sa­be­mos que los ner­vios pue­den es­tar com­pri­mi­dos y li­be­rar los li­ga­men­tos que com­pro­me­ten a los ner­vios», ex­pli­ca Be­ni­to Du­que, je­fe de ser­vi­cio del área de ci­ru­gía plás­ti­ca y re­pa­ra­do­ra del Hos­pi­tal Ra­món y Ca­jal.

Es es­te hos­pi­tal el lu­gar don­de se rea­li­za la no­ve­do­sa in­ter­ven­ción, por aho­ra el úni­co de España. Ya se ha rea­li­za­do una vein­te­na de ve­ces con éxi­to. «En al­gu­nos pa­cien­tes la me­jo­ría ha si­do mo­de­ra­da, se en­cuen­tran me­jor pe­ro con­ti­núan te­nien­do que to­mar cal­man­tes», co­men­ta el doc­tor y aña­de: «Otros han de­ja­do los cal­man­tes e in­clu­so han re­cu­pe­ra­do la sen­si­bi­li­dad en los pies». El pa­cien­te se so­me­te a una in­ter­ven­ción de una ho­ra que no re­quie­re el in­gre­so hos­pi­ta­la­rio. Ge­ne­ral­men­te se rea­li­za con anes­te­sia re­gio­nal.

Me­jo­ría de un 80 por cien­to

La téc­ni­ca pa­ra el desa­rro­llo de es­ta in­ter­ven­ción se ori­gi­nó en los años 90 en Es­ta­dos Uni­dos y es­tá ba­sa­da en la teo­ría de la com­pre­sión de los ner­vios. «Se vio que los pa­cien­tes evo­lu­cio­na­ban sa­tis­fac­to­ria­men­te en re­la­ción con dos problemas que afec­tan a los ner­vios pe­ri­fé­ri­cos en los dia­bé­ti­cos: la sen­si­bi­li­dad y del do­lor», di­ce el doc­tor Be­ni­to. En la ma­yo­ría de los ca­sos, la me­jo­ría de los afec­ta­dos era de un 80 por cien­to. Tras la in­cor­po­ra­ción del doc­tor al hos­pi­tal en el año 2013, se em­pe­zó el desa­rro­llo de es­ta téc­ni­ca en nues­tro país.

La par­te más te­dio­sa del pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción sue­le du­rar al­re­de­dor de un mes. «La pri­me­ra se­ma­na se de­be guar­dar re­po­so, po­ner la pier­na en al­to y se ne­ce­si­ta la ayu­da de cal­man­tes. La se­gun­da se­ma­na es más lle­va­de­ra, el pa­cien­te pue­de em­pe­zar a apo­yar el pie», ex­pli­ca el doc­tor. Du­ran­te el pri­mer mes de re­cu­pe­ra­ción, el pa­cien­te tie­ne un con­trol se­ma­nal en el hos­pi­tal.

El doc­tor Be­ni­to advierte que la re­ge­ne­ra­ción de los ner­vios va­ría, ya que si es­tos han es­ta­do «com­pro­me­ti­dos» du­ran­te mu­chos años la re­cu­pe­ra­ción es más len­ta. «En mu­chos pa­cien­tes la me­jo­ría es ful­mi­nan­te, pe­ro en mu­chos otros ca­sos la re­cu­pe­ra­ción del ner­vio es pro­gre­si­va a lo lar­go de me­ses», apun­ta.

GUI­LLER­MO NA­VA­RRO

El doc­tor Be­ni­to Du­que du­ran­te una in­ter­ven­ción el pa­sa­do mes de ju­nio en el Hos­pi­tal Ra­món y Ca­jal de Madrid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.