Ana ÁLVAREZ «Ten­go la suer­te de te­ner una bue­na ge­né­ti­ca»

ABC - Salud - - SALUD - CAR­MEN ANIORTE

Ac­triz, mo­de­lo y al­ma má­ter de Mr. Will­be, un cen­tro que ayu­da a los

más pe­que­ños a desa­rro­llar sus sue­ños

ar­tís­ti­cos

«Los ni­ños de­ben ha­cer sus sue­ños reali­dad y res­pe­tan­do para ello su li­ber­tad de ex­pre­sión», así se ex­pre­sa Ana Álvarez. La ac­triz -en es­tos mo­men­tos es una de las pro­ta­go­nis­tas de «La ver­dad», la se­rie Gua­dia­na de Te­le­cin­co- y mo­de­lo re­par­te su tiem­po en­tre la in­ter­pre­ta­ción y su fa­ce­ta como crea­do­ra de Mr. Will­be. Se tra­ta de un es­pa­cio para ni­ños y jó­ve­nes para que ex­plo­ren di­ver­sos cam­pos ar­tís­ti­cos, em­plean­do la he­rra­mien­ta del ci­ne de un mo­do ab­so­lu­ta­men­te ori­gi­nal en el apren­di­za­je. Na­ci­da en Je­rez de la Fron­te­ra una ciu­dad en la que sus ace­ras es­tán sem­bra­das de na­ran­jos ase­gu­ra que su in­fan­cia es­tá uni­da a una fru­ta: la gra­na­da y re­cuer­da có­mo de ni­ña me cos­ta­ba des­gra­nar­la. «Uno de mis me­jo­res re­cuer­dos es el ca­ri­ño y la cons­tan­cia con la que mi pa­dre lo ha­cía por mí porque sa­bía que me en­can­ta­ba. Me la po­nía a ve­ces con zu­mo de na­ran­ja... y era una de­li­cia». Ese amor por lo na­tu­ral ha con­ti­nua­do sien­do san­to y se­ña en su for­ma de ser y de vi­vir sano. «Como de to­do: el sal­món, los gui­sos, la fru­ta y las en­sa­la­das son ha­bi­tua­les en mis co­mi­das...pe­ro igual me como un bo­ca­di­llo de lo­mo con pa­ta­tas fri­tas».

Co­mien­za el día de ma­ne­ra sen­ci­lla, sin ol­vi­dar sus raí­ces andaluzas: ca­fé y tos­ta­das con acei­te de oli­va. Pe­ro a Ana Álvarez tam­bién le apa­sio­na la co­ci­na ja­po­ne­sa -«so­bre to­do el sus­hi»- y es una gran ex­per­ta con los pa­li­llos. «Ten­go un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble. Soy muy ac­ti­va, como y duer­mo bien». Para sen­tir­se des­can­sa­da ne­ce­si­ta dor­mir sie­te ho­ras, «pe­ro si son ocho, ¡me­jor!».

Res­pec­to a su sa­lud nos di­ce: «No me ob­se­siono con las en­fer­me­da­des. Si me sien­to mal por al­gu­na ra­zón, pro­cu­ro ir cuan­to an­tes al mé­di­co y po­ner­le re­me­dio. No soy na­da hi­po­con­dría­ca». Por úl­ti­mo con­fie­sa: «Fu­mé bas­tan­te du­ran­te mu­chos años. Lo de­jé en tres oca­sio­nes. La pri­me­ra vez bus­qué ayu­da en la acu­pun­tu­ra y la segunda con un fár­ma­co. Con am­bas con­se­guí de­jar­lo pe­ro re­caí al ca­bo de un tiem­po. Sin em­bar­go, la ter­ce­ra vez, lo de­ci­dí con más con­vic­ción y sin ayu­da... y esa fue la que fun­cio­nó... de eso ha­ce ya más de diez años». «Como de to­do: el sal­món, los gui­sos, la fru­ta y las en­sa­la­das son ha­bi­tua­les en mis co­mi­das...»

«Lo que más me gus­tan son las os­tras pe­ro la gra­na­da, me trae re­cuer­dos de la in­fan­cia»

«No he he­cho die­ta nun­ca, aun­que nun­ca me ex­ce­do. Su­pon­go que ten­go suer­te con mi me­ta­bo­lis­mo»

«No soy hi­po­con­dria­ca. Si me sien­to mal, pro­cu­ro ir cuan­to an­tes al mé­di­co y po­ner­le re­me­dio»

«Fu­mé bas­tan­te du­ran­te mu­chos años. Lo de­jé en tres oca­sio­nes. Ha­ce diez años que no fu­mo»

«Pre­fie­ro co­mer en ca­sa, pe­ro tam­bién me gus­ta una bue­na co­mi­da fue­ra con ami­gos»

«Ja­mas he con­ta­do las ca­lo­rías, pa­re­ce una ta­rea la­bo­rio­sa. No sa­bría de­cir las de nin­gún ali­men­to»

«Me gus­ta ha­cer pi­la­tes de má­qui­na y en­tre­na­mien­tos de fuer­za. Voy una vez a la se­ma­na»

«Mi die­ta fa­vo­ri­ta es la me­di­te­rrá­nea, con equi­li­brio... me pa­re­ce la más sen­sa­ta»

«Mi vi­cio con­fe­sa­ble es el cho­co­la­te. Mi ma­dre di­ce que es muy sano co­mer to­dos los días una on­za»

ERNESTO AGUDO

A es­ta je­re­za­na le apa­sio­na la co­ci­na ja­po­ne­sa y es muy há­bil con los pa­li­llos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.