IN­VER­TIR no es un gas­to

Por ca­da eu­ro in­ver­ti­do en re­sol­ver las ca­ren­cias de aten­ción a pa­cien­tes con es­cle­ro­sis múl­ti­ple, se pro­du­ce un be­ne­fi­cio so­cial va­lo­ra­do en ca­si el do­ble, se­gún el es­tu­dio SROI-EM

ABC - Salud - - SALUD - JOA­QUÍN SO­TO ME­DI­NA

CA­DA AÑO SE DIAG­NOS­TI­CAN 1.800 CA­SOS EN ES­PA­ÑA Y ES LA PRI­ME­RA CAU­SA DE DIS­CA­PA­CI­DAD JO­VEN

El es­tu­dio de la com­pa­ñía Ro­che, en co­la­bo­ra­ción con la aso­cia­ción Es­cle­ro­sis Múl­ti­ple Es­pa­ña, bus­ca­ba es­ti­mar el re­torno so­cial que ge­ne­ra­ría in­ver­tir en la aten­ción de los pa­cien­tes. El pro­yec­to se di­se­ñó pen­san­do en lo que ocu­rri­ría si se im­plan­ta­ran en el Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud die­ci­ocho pro­pues­tas con­sen­sua­das por un co­mi­té de ex­per­tos pa­ra me­jo­rar el abor­da­je de es­ta en­fer­me­dad en tér­mi­nos clí­ni­cos, asis­ten­cia­les, eco­nó­mi­cos y so­cia­les. De ca­da una de las pro­pues­tas se ha va­lo­ra­do el re­torno so­cial de la in­ver­sión (SROI, por sus si­glas en in­glés).

Des­de un pun­to de vis­ta glo­bal, im­ple­men­tar es­tas pro­pues­tas re­que­ri­ría de una in­ver­sión de 148 mi­llo­nes de eu­ros, que ge­ne­ra­rían un re­torno so­cial de 272 mi­llo­nes. Es­to sig­ni­fi­ca que por ca­da eu­ro in­ver­ti­do en es­te abor­da­je ideal de la en­fer­me­dad se ob­ten­dría un be­ne­fi­cio so­cial de 1,83 eu­ros. Es­tos da­tos se han ob­te­ni­do, se­gún in­di­ca el pro­fe­sor del de­par­ta­men­to de aná­li­sis eco­nó­mi­co y fi­nan­zas de la Uni­ver­si­dad de Cas­ti­lla-La Man­cha y pre­si­den­te del Ins­ti­tu­to Max We­ber, Ál­va­ro Hi­dal­go, me­dian­te una com­bi­na­ción de téc­ni­cas cua­li­ta­ti­vas y cuan­ti­ta­ti­vas que con­sis­tie­ron en la re­vi­sión de la li­te­ra­tu­ra científica dis­po­ni­ble.

Tam­bién se tu­vie­ron en cuen­ta da­tos ofi­cia­les y una en­cues­ta a 532 pa­cien­tes con es­cle­ro­sis múl­ti­ple so­bre el im­pac­to de la en­fer­me­dad en su ca­li­dad de vi­da. «Con es­ta in­for­ma­ción, que­re­mos ayu­dar a los de­ci­so­res a po­ner en va­lor mu­chas co­sas que ya se ha­cen en nues­tra sa­ni­dad y otras que se po­drían ha­cer. Abo­ga­mos por tra­tar la pa­to­lo­gía pen­san­do en una in­ver­sión y no co­mo un gas­to co­rrien­te», ex­pli­có el pro­fe­sor Ál­va­ro Hi­dal­go.

Las die­ci­ocho pro­pues­tas han si­do cla­si­fi­ca­das en tres gran­des áreas: diag­nós­ti­co, es­cle­ro­sis múl­ti­ple remitente-re­cu­rren­te y es­cle­ro­sis múl­ti­ple en for­mas pro­gre­si­vas. Así, en el área de diag­nós­ti­co se pro­po­nen me­di­das co­mo la for­ma­ción en es­ta en­fer­me­dad y sus sín­to­mas a to­dos los pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios o el ac­ce­so rá­pi­do a la re­so­nan­cia mag­né­ti­ca que, en su con­jun­to, ge­ne­ra­rían un re­torno so­cial de más de 2 eu­ros por ca­da eu­ro in­ver­ti­do.

«Es muy im­por­tan­te ha­cer una re­so­nan­cia al me­nos una vez al año, so­bre to­do con los nue­vos tra­ta­mien­tos, por mo­ti­vos de se­gu­ri­dad y pa­ra ver si es­tán sien­do efi­ca­ces en el pa­cien­te», ase­ve­ra Est­her Mo­ral, coor­di­na­do­ra del Gru­po de Es­tu­dio de En­fer­me­da­des Des­mie­li­ni­zan­tes de la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Neu­ro­lo­gía (SEN).

La es­cle­ro­sis múl­ti­ple es una pa­to­lo­gía au­to­in­mu­ne, in­fla­ma­to­ria y cró­ni­ca que afec­ta el sis­te­ma ner­vio­so cen­tral de 47.000 per­so­nas en Es­pa­ña. Ca­da año se diag­nos­ti­can 1.800 nue­vos ca­sos y es la pri­me­ra cau­sa de dis­ca­pa­ci­dad en­tre la gen­te jo­ven por en­fer­me­dad. El cur­so de la es­cle­ro­sis múl­ti­ple no se pue­de pro­nos­ti­car. Al­gu­nas per­so­nas se ven mí­ni­ma­men­te afec­ta­das por la en­fer­me­dad, y en otras avan­za rá­pi­da­men­te ha­cia la in­ca­pa­ci­dad to­tal; pe­ro la ma­yo­ría de afec­ta­dos se si­túa en­tre los dos ex­tre­mos.

Dis­tin­ta evo­lu­ción

El to­tal de me­di­das su­ge­ri­das en el área de es­cle­ro­sis múl­ti­ple remitente-re­cu­rren­te, (se pro­du­cen pe­rio­dos de re­caí­da o bro­tes se­gui­dos de eta­pas de es­ta­bi­li­za­ción de du­ra­ción va­ria­ble), tam­bién du­pli­ca el re­torno so­cial de la in­ver­sión ini­cial.

En­tre las pro­pues­tas se in­clu­yen la coor­di­na­ción en­tre aten­ción pri­ma­ria y la neu­ro­lo­gía y la apli­ca­ción de un pro­to­co­lo so­bre el se­gui­mien­to de los pa­cien­tes. Res­pec­to a las es­cle­ro­sis que evo­lu­cio­nan de for­ma pro­gre­si­va, la apli­ca­ción de me­di­das co­mo el ac­ce­so a la reha­bi­li­ta­ción in­te­gral o la me­jo­ra de la pro­tec­ción so­cial ase­gu­ran­do el con­tac­to di­rec­to con Tra­ba­jo So­cial, es­tán tam­bién cer­ca de du­pli­car la in­ver­sión ini­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.