El ae­ro­puer­to de Se­vi­lla ro­za­rá los seis mi­llo­nes de pa­sa­je­ros a fi­nal de año

La tem­po­ra­da de in­vierno se es­tre­na­rá con cin­co nue­vas ru­tas y una ma­yor ofer­ta de asien­tos que ga­ran­ti­zan la al­ta ocu­pa­ción en San Pa­blo

ABC (Sevilla) - - SEVILLA - SE­VI­LLA

ELE­NA MAR­TOS

El éxi­to del tu­ris­mo en Se­vi­lla no tie­ne otro se­cre­to que el cre­ci­mien­to de la ofer­ta del ae­ro­puer­to de San Pa­blo. Es la prin­ci­pal puer­ta de en­tra­da de los vi­si­tan­tes, es­pe­cial­men­te de los ex­tran­je­ros, que ya le ga­nan en nú­me­ro a los na­cio­na­les. Esa fa­ci­li­dad pa­ra la lle­ga­da y las ac­cio­nes de pro­mo­ción, han he­cho el res­to. Hoy el sec­tor ge­ne­ra un 17% del PIB de la ciu­dad, sin que otro mo­tor eco­nó­mi­co le ha­ga som­bra.

La sa­lud de es­ta in­dus­tria está ase­gu­ra­da mien­tras la apues­ta de las ae­ro­lí­neas por Se­vi­lla se man­ten­ga y pa­re­ce que ese va a ser el ca­mino de los pró­xi­mos años. Por lo pron­to, es­te 2018 ce­rra­rá con un ba­lan­ce cer­cano a los seis mi­llo­nes de pa­sa­je­ros. Pa­ra ha­cer el cálcu­lo sólo hay que echar un vis­ta­zo a la evo­lu­ción has­ta agos­to, con un ré­cord ca­da mes. Eso ha per­mi­ti­do que a es­tas al­tu­ras ya se ha­yan su­pe­ra­do con cre­cen los cua­tro mi­llo­nes de via­je­ros y lo que que­da por de­lan­te da mo­ti­vos de so­bra pa­ra ser op­ti­mis­tas.

Du­ran­te la tem­po­ra­da de in­vierno, que arran­ca­rá a fi­na­les de oc­tu­bre, ya hay pro­gra­ma­das cin­co ru­tas más—Viena, Tán­ger, Ra­bat, Opor­to y Lu­xem­bur­go— con la per­ma­nen­cia de bue­na par­te de las que es­tán aho­ra en ser­vi­cio. Las ae­ro­lí­neas tam­bién tie­nen pre­vis­to po­ner en el mer­ca­do una ma­yor ofer­ta de asien­tos con más fre­cuen­cias, co­mo han avan­za­do en las úl­ti­mas se­ma­nas. Sin em­bar­go, no se­rá has­ta el pró­xi­mo mes cuan­do den por con­clui­do el ca­len­da­rio.

Es­te asom­bro­so cre­ci­mien­to no es fru­to de la ca­sua­li­dad ni del cam­bio de ten­den­cia. En­tre los 3,6 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros que pa­sa­ron du­ran­te 2014 por la ter­mi­nal de San Pa­blo a los cin­co de 2017 me­dian mu­chas ho­ras de es­fuer­zo pa­ra si­tuar a la ca­pi­tal an­da­lu­za en el pun­to de mi­ra de las ae­ro­lí­neas y una po­ten­te in­ver­sión pa­ra ven­der Se­vi­lla en las prin­ci­pa­les ci­tas in­ter­na­cio­na­les. «Se es­tán ha­cien­do las co­sas muy bien en es­ta ciu­dad», de­cía en una en­tre­vis­ta con ABC ha­ce apenas una se­ma­na Glo­ria Guevara, pre­si­den­ta del Con­se­jo Mun­dial de Via­jes y Tu­ris­mo —WTTC en sus si­glas en in­glés—, que ce­le­bra­rá la pró­xi­ma pri­ma­ve­ra la cum­bre anual de es­ta or­ga­ni­za­ción en la ca­pi­tal an­da­lu­za. Tal afir­ma­ción no le ha pa­sa­do por al­to al di­rec­tor del ae­ro­puer­to se­vi­llano, Je­sús Caballero, or­gu­llo­so de ese re­co­no­ci­mien­to. Ase­gu­ra que to­do lo con­se­gui­do has­ta aho­ra es el re­sul­ta­do de la con­fluen­cia de dis­tin­tos fac­to­res: «Por un la­do, el tra­ba­jo que he­mos rea­li­za­do aquí ana­li­zan­do el mer­ca­do y ha­cien­do pro­pues­tas a las com­pa­ñías y, por el otro, la la­bor que lle­van a ca­bo el Ayun­ta­mien­to, la Jun­ta e in­clu­so el Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo pro­mo­cio­nan­do el des­tino y ven­dien­do sus atrac­ti­vos en fe­rias del sec­tor y ac­cio­nes pro­pias».

«Las co­ne­xio­nes no se abren a gus­to del di­rec­tor, ni de nin­gún res­pon­sa­ble pú­bli­co. La ae­ro­lí­nea es la que de­ci­de y pa­ra con­ven­cer­la hay que ofre­cer­le fa­ci­li­da­des, las me­jo­res con­di­cio­nes y que co­noz­ca el des­tino», se­ña­la Caballero. No es una cues­tión de sub­ven­cio­nes, aque­llas prác­ti­cas se prohi­bie­ron ha­ce años y nun­ca han si­do ha­bi­tua­les en el ae­ró­dro­mo se­vi­llano. Sin em­bar­go, «to­da esa pro­mo­ción de la de­no­mi­na­ción co­mo me­jor ciu­dad pa­ra vi­si­tar de Lo­nely Pla­net y la ce­le­bra­ción de im­por­tan­tes ci­tas del sec­tor nos fa­vo­re­cen mu­cho», con­si­de­ra.

A cor­to pla­zo

Du­ran­te la pre­sen­ta­ción del Plan de Co­nec­ti­vi­dad que se dio a co­no­cer el pa­sa­do 6 de sep­tiem­bre se avan­za­ron los re­tos de fu­tu­ro, en­tre los que se in­clu­yen en­la­ces con paí­ses es­can­di­na­vos y de la Eu­ro­pa del Es­te. «Es­pe­ra­mos te­ner re­sul­ta­dos a cor­to pla­zo, por­que tie­nen una enor­me de­man­da, no sólo pa­ra vi­si­tar nues­tra ciu­dad, tam­bién pa­ra to­do el área de in­fluen­cia» —que com­pren­de des­de la zo­na es­te del Al­gar­ve por­tu­gués, has­ta Huel­va y to­da la Cos­ta de la Luz—.

Ya se ha alla­na­do el ca­mino pa­ra ello y hay en­la­ces co­mo el que man­tie­ne Rya­nair con Co­pen­ha­gue, pe­ro la in­ten­ción es se­guir am­plián­do­los. Den­tro de la es­tra­te­gia está tam­bién unir mediante un vue­lo di­rec­to Se­vi­lla y Es­tam­bul a tra­vés de Tur­kish Air­li­nes, la ma­yor de to­das que tie­ne ese ae­ro­puer­to co­mo «hub» y a tra­vés del mismo se po­dría es­ta­ble­cer una bue­na com­bi­na­ción pa­ra vue­los ha­cia el con­ti­nen­te asiá­ti­co.

Pre­ci­sa­men­te la la­bor de Caballero pa­ra que Se­vi­lla sea pun­to de par­ti­da de via­jes de lar­go re­co­rri­do ha si­do re­for­zar las ru­tas con los ae­ró­dro­mos es­tra­té­gi­cos. Frank­furt del Meno y Lon­dres han si­do los prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos, pe­ro tam­bién Ams­ter­dam y Lis­boa. El má­xi­mo res­pon­sa­ble de San Pa­blo reite­ra que «no es una de­ci­sión nues­tra que se creen esas co­ne­xio­nes, pues eso co­rres­pon­de a las ae­ro­lí­neas», su tra­ba­jo es ha­cer­les ver la ido­nei­dad de esos en­la­ces. Acla­ra que «du­ran­te es­tos úl­ti­mos años las em­pre­sas han apos­ta­do por Se­vi­lla por­que su ni­vel de ocu­pa­ción en nue­vas ru­tas ha si­do al­tí­si­mo», to­das por en­ci­ma del 90%. «Eso no es lo ha­bi­tual, pe­ro en es­ta ciu-

Es­tra­te­gia Du­ran­te es­tos años se han re­for­za­do las co­ne­xio­nes con ae­ro­puer­tos cen­tra­les pa­ra acor­tar las es­ca­las en vue­los de lar­go re­co­rri­do

dad se está dan­do». Otra for­ta­le­za que ha­ce atrac­ti­vo el ae­ró­dro­mo es que «apenas hay es­ta­cio­na­li­dad», lo que da más se­gu­ri­dad a la ho­ra de rea­li­zar las pro­gra­ma­cio­nes.

No obs­tan­te, nin­gu­na com­pa­ñía ha ele­gi­do a Se­vi­lla co­mo ae­ro­puer­to «hub», es de­cir, co­mo pun­to es­tra­té­gi­co pa­ra sus ope­ra­cio­nes. Por eso es tan com­pli­ca­do lo­grar un vue­lo de lar­go re­co­rri­do. «He­mos en­con­tra­do a una de­man­da que po­dría jus­ti­fi­car­lo», ad­mi­te el di­rec­tor. Se tra­ta de Nue­va York, des­de don­de pro­ce­den la ma­yor par­te de los vi­si­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses que se hos­pe­dan en la ca­pi­tal an­da­lu­za. Es un mer­ca­do muy in­tere­san­te, pe­ro to­da­vía que­da tra­ba­jo por de­lan­te, pues es ne­ce­sa­rio que ven­gan mu­chos más y, so­bre to­do, hay que con­ven­cer a com­pa­ñías que ten­gan ba­se en la ciu­dad a nor­te­ame­ri­ca­na pa­ra que reali­cen ese vue­lo di­rec­to con Se­vi­lla, pues «al con­tra­rio es mu­cho más com­pli­ca­do».

CH. GAR­CÍA / ABC SE­VI­LLA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.