¿Ope­ra­ción Die­go Val­de­ras?

El his­tó­ri­co lí­der de IU se ha da­do de ba­ja en la for­ma­ción mien­tras cul­ti­va sus bue­nas re­la­cio­nes con San Tel­mo. Ase­gu­ra que está ju­bi­la­do pe­ro si­gue te­nien­do su «ejér­ci­to»

ABC (Sevilla) - - ANDALUCÍA - STE­LLA BENOT

La ma­qui­na­ria elec­to­ral se ha pues­to en mar­cha ya pa­ra los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Aun­que to­dos re­co­no­cen que el ac­tual pa­no­ra­ma ha­ce muy di­fí­cil pla­ni­fi­car es­tra­te­gias —en cual­quier mo­men­to sal­ta un es­cán­da­lo de te­sis o de más­ter— lo cier­to es que to­dos es­tán ya tra­ba­jan­do en bus­ca de los vo­tos de­fi­ni­ti­vos que los lle­ven has­ta San Tel­mo.

En el PSOE es­tán con­ven­ci­dos de que la con­fluen­cia en­tre IU y Po­de­mos les abre una ventana de opor­tu­ni­dad pa­ra pes­car vo­tos por la iz­quier­da. Hay mu­chos mi­li­tan­tes de Iz­quier­da Uni­da que es­tán es­pe­cial­men­te mo­les­tos por el mo­vi­mien­to de An­to­nio Maí­llo en la con­fluen­cia y, so­bre to­do, por­que con­si­de­ran que, por pri­me­ra vez en 35 años, IU no va a te­ner un can­di­da­to a la Jun­ta de An­da­lu­cía.

Los cua­tro par­ti­da­rios de Die­go Val­de­ras que for­man par­te de la Coor­di­na­do­ra An­da­lu­za de Iz­quier­da Uni­da ex­pre­sa­ron sus que­jas en es­te sen­ti­do en la asam­blea que se ce­le­bró ha­ce jus­to una se­ma­na. La di­rec­ción de IU no com­par­te es­te cri­te­rio ya que ase­gu­ran que, en un 90% han de­ci­di­do que el can­di­da­to de IU pa­ra las au­to­nó­mi­cas es Te­re­sa Rodríguez.

Hay un ma­les­tar cier­to en una par­te de la for­ma­ción de iz­quier­das y el ex­coor­di­na­dor ge­ne­ral de IU, Die­go Val­de­ras, es uno de los ros­tros más re­co­no­ci­bles de es­ta teo­ría. Es más, el que fue­ra vi­ce­pre­si­den­te de la Jun­ta con Su­sa­na Díaz en la an­te­rior le­gis­la­tu­ra en vir­tud del pac­to PSOE-IU, se ha da­do de ba­ja de Iz­quier­da Uni­da. Se­gún ha po­di­do sa­ber ABC, des­de el mes de mar­zo Die­go Val­de­ras no pa­ga sus cuo­tas co­mo mi­li­tan­te de IU lo que, co­mo él sa­be muy bien, su­po­ne la ba­ja au­to­má­ti­ca de la for­ma­ción de iz­quier­das.

Val­de­ras ase­gu­ra que está ju­bi­la­do, al mar­gen de la política, y que no es más que un me­ro es­pec­ta­dor de los acon­te­ci­mien­tos que afec­tan a la iz­quier­da en An­da­lu­cía y en Es­pa­ña y afirma con ro­tun­di­dad que «es­ta­mos asis­tien­do al fi­nal de Iz­quier­da Uni­da». Pe­ro lo cier­to es que si­gue cul­ti­van­do sus amis­ta­des con lo más al­to del po­der en An­da­lu­cía. Du­ran­te su eta­pa co­mo vi­ce­pre­si­den­te del Go­bierno an­da­luz, Die­go Val­de­ras en­ta­bló una bue­na re­la­ción con su su­ce­sor, Ma­nuel Ji­mé­nez Ba­rrios. De he­cho, co­men jun­tos ca­da cua­tro o cin­co me­ses. La úl­ti­ma vez fue el pa­sa­do mar­tes. Die­go Val­de­ras acu­día a San Tel­mo a vi­si­tar a su ami­go pa­ra ha­blar, so­bre to­do, de tiem­pos pa­sa­dos y man­te­ner una char­la dis­ten­di­da.

Fue el pro­pio Ji­mé­nez Ba­rrios el que tra­tó de nom­brar­lo Co­mi­sio­na­do pa­ra la Me­mo­ria His­tó­ri­ca, un car­go que se frus­tró por la pre­sión de IU que hi­cie­ron desis­tir a Val­de­ras de un pues­to que le gus­ta­ba y que con­si­de­ra­ba un digno fi­nal pa­ra su ca­rre­ra política.

Al mar­gen de es­ta re­la­ción, el men­sa­je de los so­cia­lis­tas está di­ri­gi­do a los mi­li­tan­tes «huér­fa­nos» de Iz­quier­da Uni­da, por lo que al­gu­nos creen ver una ma­nio­bra de acer­ca­mien­to a es­te sec­tor de la for­ma­ción de iz­quier­das. Al­gu­nas fuen­tes con­sul­ta­das por ABC in­sis­ten en que, si bien esa es la es­tra­te­gia del PSOE, no es fac­ti­ble que Die­go Val­de­ras dé el pa­so y cam­bie de par­ti­do.

Pe­ro son mo­men­tos de ten­sión, de pre­pa­rar to­da la ma­qui­na­ria elec­to­ral pa­ra evi­tar sor­pre­sas des­agra­da­bles. Nin­gún lí­der an­da­luz se atre­ve a va­ti­ci­nar el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes o, pa­ra ser más pre­ci­sos, el nom­bre com­ple­to del pró­xi­mo in­qui­lino del si­llón de San Tel­mo.

Cor­dia­li­dad El ex­coor­di­na­dor de IU al­mor­zó el pa­sa­do mar­tes con Ji­mé­nez Ba­rrios en el Pa­la­cio de San Tel­mo

EFE/RAÚL CA­RO

Die­go Val­de­ras y Ji­mé­nez Ba­rrios en un pleno de 2015 mos­tran­do su bue­na re­la­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.