#BE­SOS

ABC (Sevilla) - - OPINIÓN -

LA úni­ca vez que me han echa­do de un bar fue por be­sar. Éra­mos jó­ve­nes y qui­zá al­go fo­go­sos, y es cier­to que ha­bía ni­ños, pe­ro só­lo nos be­sá­ba­mos. A los ni­ños les en­can­ta ser be­sa­dos. Los be­sos más tier­nos que re­cuer­do me los da­ba mi ma­dre an­tes de dor­mir. Cie­rro los ojos y en esos be­sos to­da­vía pue­do res­pi­rar­la, sen­tir el cá­li­do aro­ma del mun­do des­pe­re­zán­do­se. Des­pués, con la ado­les­cen­cia, los be­sos de los pa­dres nos mo­les­tan. Sin em­bar­go, a esa edad, nos en­can­ta con­tem­plar fur­ti­va­men­te a las pa­re­jas que se be­san. Hay una bio­gra­fía de ca­da uno de no­so­tros cons­trui­da con los be­sos: los que di­mos, los que no tu­vi­mos el va­lor de dar, los que nos ne­ga­ron. Suer­te que te­ne­mos los be­sos pa­ra re­pa­rar sin pa­la­bras los dis­pa­ra­tes de nues­tra bo­ca cuan­do ha­bla. Las pa­la­bras pue­den ha­cer da­ño, pe­ro nun­ca los be­sos. Nin­gu­na lí­nea de guión po­dría ha­ber com­pe­ti­do con la in­ten­si­dad del be­so con que Pep­pard y Hep­burn, ba­jo la llu­via, re­ma­tan su desa­yuno con dia­man­tes.

En un cuen­to de Ga­leano, se na­rra una in­só­li­ta ma­ni­fes­ta­ción po­pu­lar ocu­rri­da en So­ro­ca­ba. La dic­ta­du­ra emite un edic­to pa­ra prohi­bir los be­sos, y la ciu­dad res­pon­de con­vir­tién­do­se en un gran be­só­dro­mo. Es en lo que se de­be­ría ha­ber con­ver­ti­do, en reali­dad, la Es­qui­na de los Be­sos idea­da por el di­bu­jan­te Án­gel Idígoras en Má­la­ga. En cam­bio, pre­fi­rió bo­rrar su di­bu­jo, y con él el re­pro­che de una ai­ra­da fe­mi­nis­ta al ver­so su­pues­ta­men­te ma­chi­ru­lo de un cé­le­bre poe­ta ho­mo­se­xual. «La me­mo­ria de un hom­bre es­tá en sus be­sos», de­cía el ver­so. «¿Y la me­mo­ria de las mu­je­res don­de es­tá?», se pre­gun­ta­ba la fe­mi­nis­ta.Es pre­fe­ri­ble no ha­cer san­gre con la ig­no­ran­cia y con la per­ver­si­dad que im­pli­ca con­ver­tir los be­sos en in­sul­tos. Al fin y al ca­bo, ella hu­bie­ra ne­ce­si­ta­do el be­só­dro­mo más que na­die.

DA­NIEL RUIZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.