El Go­bierno apro­ba­rá es­te mes la re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal con­tra los afo­ra­mien­tos

El je­fe del Eje­cu­ti­vo lle­va­rá la pro­pues­ta al Con­se­jo de Mi­nis­tros pa­ra abrir el de­ba­te

ABC (Sevilla) - - ESPAÑA - VÍC­TOR RUIZ DE ALMIRÓN MA­DRID

El pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sán­chez, anun­ció ayer que an­tes de que ter­mi­ne el mes de no­viem­bre se lle­va­rá al Con­se­jo de Mi­nis­tros el pro­yec­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal que anun­ció en el mes de sep­tiem­bre pa­ra su­pri­mir los afo­ra­mien­tos po­lí­ti­cos. Sán­chez reali­zó es­te anun­cio en un ac­to pos­te­rior al Co­mi­té Fe­de­ral ce­le­bra­do en el mu­ni­ci­pio ma­dri­le­ño de Fuen­la­bra­da y que sir­vió co­mo pro­cla­ma­ción de los can­di­da­tos au­to­nó­mi­cos a las elec­cio­nes del pró­xi­mo mes de ma­yo, en las que Sán­chez au­gu­ró que el PSOE se­rá la pri­me­ra fuer­za po­lí­ti­ca de Es­pa­ña.

To­da­vía que­da pen­dien­te la pro­cla­ma­ción de los can­di­da­tos mu­ni­ci­pa­les, pe­ro ahí la gran in­cóg­ni­ta si­gue sien­do el can­di­da­to a la al­cal­día de Ma­drid, aun­que ca­da vez sue­na con más fuer­za en el par­ti­do la po­si­bi­li­dad de que Sán­chez pien­se en el mi­nis­tro de In­te­rior, Fernando Gran­de-Mar­las­ka, una idea que ya va­lo­ró y que se fre­nó por su pre­ci­pi­ta­da lle­ga­da a La Mon­cloa.

De ma­ne­ra inusual el PSOE no con­vo­có a los me­dios pa­ra el Co­mi­té Fe­de­ral y no hu­bo re­trans­mi­sión del dis­cur­so ni del in­for­me del se­cre­ta­rio ge­ne­ral an­te el má­xi­mo ór­gano del par­ti­do en­tre con­gre­sos. Na­da tu­vo que ver con la or­ga­ni­za­ción ha­bi­tual de es­tos cón­cla­ves. El ac­to fue esen­cial­men­te un mi­tin en el que se dio la pa­la­bra a to­dos los se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les au­to­nó­mi­cos, en un es­fuer­zo por de­mos­trar la uni­dad del par­ti­do de­trás del pre­si­den­te del Go­bierno. No acu­die­ron a la ci­ta ni la pre­si­den­ta de la Jun­ta de An­da­lu­cía, por cues­tio­nes de agen­da ins­ti­tu­cio­nal y de la pre­cam­pa­ña de las an­da­lu­zas, ni el pre­si­den­te de Ara­gón, Javier Lam­bán, que aca­ba­ba de lle­gar de un via­je ins­ti­tu­cio­nal a Shang­hái. Tam­po­co el pre­si­den­te de As­tu­rias, Javier Fer­nán­dez, que no re­pe­ti­rá co­mo can­di­da­to y se ha apar­ta­do de las cues­tio­nes de par­ti­do. Eso es en es­tos mo­men­tos el PSOE. Un par­ti­do sin opo­si­ción a Pe­dro Sán­chez.

Du­ran­te su dis­cur­so an­te los su­yos, Sán­chez car­gó con­tra la opo­si­ción por ha­ber «con­fun­di­do la dis­cre­pan­cia con la cris­pa­ción», y aun­que con­si­de­ró ló­gi­co que quie­ran des­gas­tar al Go­bierno re­pro­chó que lle­guen a «so­ca­var los pi­la­res de la con­vi­ven­cia y la paz so­cial», ase­gu­ran­do que él no va a par­ti­ci­par «en esa po­lí­ti­ca pen­den­cie­ra».

Po­co an­tes se ha­bía jac­ta­do de que «hay al­gu­nos que se les ha atra­gan­ta­do el re­loj con la mo­ción de cen­su­ra». El ac­to fue eso, un ho­me­na­je del PSOE al Go­bierno y de Pe­dro Sán­chez a sí mis­mo.

Opo­si­ción El lí­der so­cia­lis­ta car­ga con­tra la opo­si­ción por «con­fun­dir la dis­cre­pan­cia con la cris­pa­ción»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.