El Se­vi­lla se va de Mes­ta­lla con sa­bor agri­dul­ce (1-1)

ABC (Sevilla) - - ENFOQUE -

An­tes del par­ti­do, has­ta el pro­pio Pa­blo Ma­chín re­co­no­cía que el em­pa­te era bueno y que la de­rro­ta no le preo­cu­pa­ría. Que iría a Mes­ta­lla a ga­nar, ló­gi­ca­men­te, pe­ro que se ha­bía cen­tra­do más en la Co­pa del Rey y que se cen­tra­ría el jue­ves en la Li­ga Eu­ro­pa. Pe­ro, vien­do có­mo trans­cu­rrió el en­cuen­tro an­te el Va­len­cia, es evi­den­te que el Se­vi­lla se mar­cha­ra con un sa­bor agri­dul­ce. Y es que los de Ner­vión, que sa­lie­ron con­tem­pla­ti­vos, subie­ron el ni­vel en la se­gun­da par­te y se ade­lan­ta­ron en el mar­ca­dor gra­cias al gol de Pa­blo Sa­ra­bía. Co­rría el mi­nu­to 55 y al Se­vi­lla le to­ca­ba ju­gar con el mar­ca­dor a fa­vor y con el ner­vio­sis­mo de la gra­da de Mes­ta­lla. Y lo hi­zo tan bien que, en la rec­ta fi­nal pu­do «ma­tar» el duelo en una ac­ción en la que An­dré Sil­va no es­tu­vo acer­ta­do. Pa­ga­ría, y mu­cho, esa ju­ga­da. Por­que, con el tiem­po de alar­gue ya en mar­cha, Mu­riel co­me­tió una fal­ta ab­sur­da, el pro­pio An­dré Sil­va no mar­có bien a su hom­bre y Va­clik sa­lió mal a por el ba­lón, por lo que Diak­haby hi­zo el 1-1 fi­nal.

AFP/JO­SÉ JOR­DÁN

Va­clik gol­pea en la ca­ra a Ser­gio Gó­mez en una ju­ga­da en la que Ro­dri­go tam­bién pug­na por el ba­lón

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.