ABC (Sevilla) - - SE­VI­LLA -

lo so­me­ten unos ma­los ges­to­res. Mu­chos mé­di­cos an­da­lu­ces su­fren el sín­dro­me de Es­to­col­mo, es­tán mal pa­ga­dos, es­tán so­bre­sa­tu­ra­dos de tra­ba­jo y con un je­fe po­lí­ti­co que no es el que real­men­te me­re­cen. —El SAS ya no en­cuen­tra pe­dia­tras dis­pues­tos a tra­ba­jar en las con­di­cio­nes la­bo­ra­les que les ofre­ce. —Y pue­de pa­sar con otras es­pe­cia­li­da­des. Te­ne­mos que in­ten­tar ha­cer vol­ver a los que se han ido har­tos o pien­san en ir­se. Pe­ro pa­ra eso hay que cam­biar la gestión. La que ha ha­bi­do has­ta aho­ra no fun­cio­na. —Al­gu­nos di­cen que ha si­do una de las cau­sas del ba­ta­ca­zo so­cia­lis­ta en las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas. —Yo creo que ha si­do un po­co to­do, pe­ro tal vez el mal fun­cio­na­mien­to de la sa­ni­dad ha­ya si­do la go­ta que ha col­ma­do el va­so de la pa­cien­cia de mu­chos ciu­da­da­nos. —¿Le pa­re­ce que la sa­ni­dad pú­bli­ca se ha con­ver­ti­do en el «pu­che­ro con in­gre­dien­tes pa­ra ocho en el que se in­vi­ta a co­mer a vein­te» del que ha­bla el neu­ro­ci­ru­jano Fran­cis­co Tru­ji­llo? —Sí. No se in­vier­te lo que se de­be en per­so­nal. Y así cre­cen las lis­tas de es­pe­ra qui­rúr­gi­cas, de con­sul­tas con es­pe­cia­lis­tas y só­lo se tie­nen cin­co mi­nu­tos pa­ra ver a ca­da pa­cien­te. —Se­gui­mos en los hos­pi­ta­les pú­bli­cos con ha­bi­ta­cio­nes de tres ca­mas, cuan­do ha­ce quin­ce años Ma­nuel Cha­ves se com­pro­me­tió a con­ver­tir­las en in­di­vi­dua­les. Di­ce el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP, Teo­do­ro Gar­cía Egea, que si tie­ne que ele­gir en­tre Ca­nal Sur o en­dos­co­pios en hos­pi­ta­les (en Al­me­ría es­ca­sean), ele­gi­rá lo se­gun­do. ¿Cuál es su opinión? —Yo tam­bién eli­jo lo se­gun­do y creo que ca­si to­dos los an­da­lu­ces. La in­ver­sión en sa­ni­dad y educación de­be ser

Com­ple­men­ta­rie­dad «Si la sa­ni­dad pri­va­da des­apa­re­cie­ra se pro­du­ci­ría un co­lap­so de­fi­ni­ti­vo en la sa­ni­dad pú­bli­ca»

Po­co suel­do y mu­cho tra­ba­jo «El sis­te­ma pú­bli­co se ba­sa en la vo­ca­ción de sus pro­fe­sio­na­les. Los ges­to­res sa­ben que no de­ja­rán ti­ra­dos a sus pa­cien­tes, pe­ro to­do tie­ne un lí­mi­te»

prio­ri­ta­ria, por en­ci­ma de cual­quier otra co­sa. Los mé­di­cos es­ta­mos es­pe­ran­za­dos con el cam­bio que se pue­de pro­du­cir en An­da­lu­cía, por­que con­ta­mos con los me­jo­res pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios del mun­do. —La sa­ni­dad pri­va­da cre­ce al 6 por cien­to anual en An­da­lu­cía y cu­bre ya el 30 por cien­to de la po­bla­ción. ¿Qué pa­sa­ría si no exis­tie­ra? —Si des­apa­re­cie­ra, se pro­du­ci­ría el co­lap­so de­fi­ni­ti­vo de la sa­ni­dad pú­bli­ca en An­da­lu­cía. No­so­tros ope­ra­mos mu­cho pa­ra la sa­ni­dad pú­bli­ca a tra­vés de con­cier­tos. Com­pren­do que es más ur­gen­te ope­rar un cán­cer que una amig­da­li­tis y por eso nos las en­car­gan. Si las co­sas no cam­bian, creo que la sa­ni­dad pri­va­da se­gui­rá cre­cien­do. —¿Cree que se­ría más efi­cien­te una sa­ni­dad cen­tra­li­za­da co­mo ase­gu­ra el on­có­lo­go An­drés Mo­reno No­guei­ra y otros pro­fe­sio­na­les del sis­te­ma pú­bli­co? —Yo creo que es me­jor la descentralización, pe­ro no se pue­de con­sen­tir que ha­ya ciu­da­da­nos de pri­me­ra y de se­gun­da en Es­pa­ña en pres­ta­cio­nes sa­ni­ta­rias. Ni tam­po­co mé­di­cos de pri­me­ra y de se­gun­da, unos me­jor pa­ga­dos que otros. Es­toy a fa­vor de la descentralización con una bue­na gestión y, so­bre to­do, de des­po­li­ti­zar­la.

J. M. SE­RRANO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.