Ti­ro­teos, dro­gas y lu­jo en el ba­rrio más de­pri­mi­do de Má­la­ga

∑ La Po­li­cía Na­cio­nal des­ar­ti­cu­la una red de nar­cos que fun­cio­na­ba co­mo una coo­pe­ra­ti­va

ABC (Sevilla) - - ANDALUCÍA - J. J. MA­DUE­ÑO MÁ­LA­GA

Era un clan fa­mi­liar que te­nía una vi­da a to­do tren. Co­ches de lu­jo, vi­vien­das por valor de dos mi­llo­nes de eu­ros, dro­gas y una vi­da de vio­len­cia en el ba­rrio más de­pri­mi­do de Má­la­ga ca­pi­tal. La Po­li­cía Na­cio­nal ha des­ar­ti­cu­la­do al clan más pe­li­gro­so de La Pal­mi­lla, a los que se les acha­ca la co­mi­sión de va­rios de­li­tos re­la­cio­na­dos con el trá­fi­co de dro­gas. A los 16 arres­ta­dos el pa­sa­do 30 de no­viem­bre —tres de ellos en Bar­ce­lo­na— en la ope­ra­ción «Rá­ve­na» se les impu­tan la pre­sun­ta im­pli­ca­ción en los de­li­tos de per­te­nen­cia a or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, trá­fi­co de dro­gas, te­nen­cia ilí­ci­ta de ar­mas y blan­queo de ca­pi­ta­les.

Den­tro del ope­ra­ti­vo se han lle­va­do a ca­bo una de­ce­na de re­gis­tros si­mul­tá­neos en La Pal­mi­lla. Se les han in­cau­ta­do dos ar­mas de fue­go, dro­ga, más de cien mil eu­ros en efec­ti­vo y dos pis­to­las «ta­ser». Ade­más les han em­bar­ga­do 16 vi­vien­das con un valor cer­cano a los dos mi­llo­nes de eu­ros y se han blo­quea­do 59 cuen­tas ban­ca­rias. A su vez, se han de­co­mi­sa­do sie­te vehícu­los de al­ta ga­ma.

La in­ves­ti­ga­ción co­men­zó por un ti­ro­teo en el mes de ju­nio. A es­te le su­ce­die­ron otros, que reavi­va­ron la ines­ta­bi­li­dad de es­ta par­te de la ca­pi­tal. Se­gún la Po­li­cía, es­tos su­ce­sos son re­la­ti­vos a de­mos­tra­cio­nes de po­der o a «vuel­cos» —ro­bo— de dro­ga con ban­das ri­va­les. A los arres­ta­dos, se­gún fuen­tes de la in­ves­ti­ga­ción, se les vin­cu­la con el clan de «Los Ro­mual­dos», uno de los his­tó­ri­cos que con­tro­la el co­mer­cio de dro­gas en la ba­rria­da más de­pri­mi­da de Má­la­ga.

«Los Ro­mual­dos» tie­nen un lar­go his­to­rial de co­ne­xión con el nar­co­trá­fi­co. El lí­der del clan ya fue con­de­na­do en 1993, lo que no im­pi­dió la ac­ti­vi­dad cri­mi­nal. En 2015 fue­ron so­me­ti­dos a una ma­cro cau­sa con 27 pro­ce­sa­dos —12 re­co­no­cie­ron la acu­sa­ción y pac­ta­ron y 14 lo ne­ga­ron—. La Fis­ca­lía acu­só a una pa­re­ja de de­di­car­se a la ven­ta de dro­ga a gran es­ca­la y de blan­quear los be­ne­fi­cios ob­te­ni­dos ad­qui­rien­do in­mue­bles y co­ches de al­ta ga­ma. Tam­bién al hi­jo de es­tos, que era el en­car­ga­do de guar­dar la sus­tan­cia. Eran la par­te más al­ta del clan fa­mi­liar al que aho­ra se le ha­bría ases­ta­do otro du­ro gol­pe. El hi­jo fue con­de­na­do a tres años de pri­sión, los pa­dres –di­ri­gen­tes de la ban­da– a tres años y me­dio de pe­na.

Los ac­tua­les de­te­ni­dos tra­ba­ja­ban co­mo si fue­ran una «coo­pe­ra­ti­va» de la dro­ga, di­ri­gi­da por el pa­triar­ca del clan. Ope­ra­ban de ma­ne­ra con­jun­ta y coor­di­na­da pa­ra com­prar el es­tu­pe­fa­cien­te con la me­jor op­ción en cuan­to a la re­la­ción ca­li­dad-pre­cio, pa­ra, una vez ad­qui­ri­da, re­par­tir con los otros in­te­gran­tes de la «coo­pe­ra­ti­va» la sus­tan­cia ilí­ci­ta. Lue­go la po­nían en la ca­lle a tra­vés de su pro­pia red de «ca­me­llos».

ABC

El clan ac­tua­ba des­de el ba­rrio ma­la­gue­ño de La Pal­mi­lla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.