ABC (Sevilla)

El ‘software’ israelí Pegasus se utilizó contra periodista­s de todo el mundo

‘The Washington Post’ dice que se usó con familiares de Jamal Khashoggi

- S. I. WASHINGTON

Parte de la investigac­ión la han conducido el FBI, que es la policía judicial, la Agencia de Seguridad Nacional y la Agencia de Seguridad de Infraestru­ctura y Cibersegur­idad.

Cooperació­n trasatlánt­ica

Para la Administra­ción Biden es crucial la cooperació­n con los socios europeos en la contención de los ciberataqu­es. Sobre todo dados los desafíos que plantea Rusia en ese apartado. A pesar de que Biden le exigió a Putin que pusiera coto a esas operacione­s de chantaje digital, se ha dado otra a gran escala después, que ha afectado a una compañía de software radicada en Miami y que ha afectado a miles de usuarios en todo el mundo.

Según dijo el domingo el funcionari­o de la Casa Blanca en la llamada con reporteros, «ninguna acción en solitario puede cambiar el comportami­ento de China en el ciberespac­io y tampoco un solo país puede actuar por sí solo. Nuestros aliados y socios son una res más complejas en el futuro. «Como tropas de primer nivel con base en la costa sureste, debemos entrenar duro en escenarios como los de las batallas reales, estar preparados para el combate en todo momento y salvaguard­ar resueltame­nte la soberanía nacional y la integridad territoria­l», ha dicho el general Zhu Chaojun a los medios chinos y recoge Ep.

Estas maniobras militares en las cercanías de la isla reclamada por Pekín se producen precisamen­te después de que el Ministerio de Defensa chino advirtiera el pasado jueves de que la entrada de aviones extranjero­s en el espacio aéreo del país sin su autorizaci­ón llevaría a «graves consecuenc­ias». tremenda fuente de fortaleza y una ventaja única para EE.UU., y nuestro enfoque para el intercambi­o de informació­n sobre amenazas cibernétic­as y defensa va a ser colectivo».

Es significat­ivo que EE.UU. incluya a la OTAN en estas deliberaci­ones, señal de que la Alianza comienza a incorporar la defensa en el ciberespac­io en sus prioridade­s, tras los ataques que interrumpi­eron el suministro de gasolina y de carne en grandes partes de EE.UU. Aun así, no ha habido de momento operacione­s conjuntas de respuesta a estos ciberataqu­es.

Según dijo ayer la agencia Ap, un portavoz del ministerio chino de Exteriores al que se preguntó en el pasado por el ataque a Microsoft Exchange dijo que China «se opone con firmeza y combate los ciberataqu­es y el robo cibernétic­o en todas sus formas» y advirtió que la atribución de ciberataqu­es debía basarse en pruebas y no en «acusacione­s sin ningún fundamento».

Un avión del Ejército norteameri­cano aterrizó en Taiwán el pasado jueves, justo el día en que el director del Instituto Americano de Taiwán, que actúa como Embajada ‘de facto’ de EE.UU., Brent Christense­nt, terminase su mandato para ser relevado por la diplomátic­a Sandra Oudkirk, informa ‘The South China Morning Post’.

Estados Unidos es el principal aliado de Taiwán y principal proveedor de armas de la isla. Sin embargo, el coordinado­r para la región del IndoPacífi­co de la Casa Blanca, Kurt Campbell, señaló a principios de este mes que aunque Washington apoya su relación con Taipéi, no apoya la independen­cia formal de Taiwán.

Un programa digital de una empresa israelí se utilizó contra periodista­s, funcionari­os gubernamen­tales y activistas a favor de los derechos humanos de todo el mundo, según una investigac­ión de 17 medios que fue publicada el domingo. Uno de esos medios, ‘The Washington Post’ reveló que el ‘software’ espía Pegasus creado por la empresa NSO Group, con sede en Israel, se usó para infiltrar los teléfonos de la exmujer y la pareja actual de Jamal Khashoggi, el columnista del ‘Post’ asesinado en un consulado saudí en Turquía en 2018.

La investigac­ión de esos medios no reveló quién está tras esos ciberataqu­es ni por qué los acometió. Los números de teléfono que supuestame­nte fueron objeto de ese espionaje estaban en una lista proporcion­ada por Forbidden Stories y Amnistía Internacio­nal a los 17 medios de comunicaci­ón. Los medios identifica­ron a más de mil personas en más de 50 países, dijo el ‘Post’.

Entre ellos hay, según esas pesquisas, varios miembros de la familia real árabe, al menos 65 ejecutivos de empresas globales, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodista­s y más de 600 políticos y funcionari­os gubernamen­tales, incluidos varios jefes de estado y primeros ministros. No hay nombre de ello de momento.

‘The Guardian’ dijo que en los datos figuraban las cifras de más de 180 periodista­s, incluidos reporteros, editores y ejecutivos de ‘Financial Times’, CNN, ‘The New York Times’, ‘The Economist’, Associated Press y Reuters. Los ejecutivos de esas compañías han protestado por estas supuestas intromisio­nes en el derecho a la libertad de prensa.

Más regulación

En un comunicado, el grupo de derechos humanos Amnistía Internacio­nal condenó lo que denominó «la falta total de regulación» del sector del software de vigilancia digital. «Hasta que esa empresa (NSO) y la industria en su conjunto puedan demostrar que son capaces de respetar los derechos humanos, debe haber una moratoria inmediata sobre la exportació­n, venta, transferen­cia y uso de tecnología de vigilancia», dice el comunicado.

La compañía israelí emitió después un comunicado en su sitio web negando los informes de los 17 medios liderados que operan en el consorcio periodísti­co Forbidden Stories. «El informe de Forbidden Stories está lleno de suposicion­es erróneas y teorías no corroborad­as que plantean serias dudas sobre la fiabilidad y los intereses de las fuentes», dijo la empresa que creó ese programa digital de espionaje. NSO dijo que su tecnología no estaba asociada de ninguna manera con el asesinato de Khashoggi.

 ??  ??
 ?? // AFP ?? Una israelí usa su móvil ante la sede de la empresa que gabricó Pegasus
// AFP Una israelí usa su móvil ante la sede de la empresa que gabricó Pegasus

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain