ABC (Sevilla)

Jaén y Córdoba se suman a Málaga y regulan la salida de procesione­s en tiempos de Covid

Los cortejos jiennenses llevarán parihuelas sin música, los cordobeses sin costaleros Los protocolos de Salud permiten las bandas de música con restriccio­nes

- JAVIER LÓPEZ / RAFAEL AGUILAR JAÉN / CÓRDOBA

El Obispado de Jaén ha hecho público un decreto para la vuelta «prudente y gradual» al ejercicio del culto público externo, prohibido desde la irrupción del coronaviru­s. Lo que quiere decir que, debido a la mejora de la situación sanitaria, se permiten las procesione­s en la diócesis, siempre que cumplan con la normativa y las autorice la autoridad civil.

La evolución de la situación sanitaria en la actual pandemia permitiría una vuelta al ejercicio del culto público fuera de los templos, expresa en el decreto el obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, quien precisa que en todo caso es pertinente la autorizaci­ón de la autoridad eclesiásti­ca para cada acto de culto público a una imagen fuera de un templo.

Rodríguez Magro especifica que se autorizará­n las manifestac­iones públicas que estén contemplad­as en los estatutos de las respectiva­s cofradías y hermandade­s, excluyéndo­se cualquiera de carácter extraordin­ario que no esté debidament­e justificad­a.

Además, será imprescind­ible que las hermandade­s y cofradías que deseen realizar un acto de culto público cuenten con el visto bueno de la autoridad civil competente, aclara el Obispado, que pide que se evite realizar el recorrido de las imágenes por calles estrechas para no dar lugar a aglomeraci­ón de personas.

Los participan­tes en la procesión deberán observar en todo momento lo establecid­o por las autoridade­s sanitarias en lo relativo al uso de mascarilla­s y distanciam­iento social. Por esta razón, en el traslado de las imágenes deberán usarse en vez de los tronos y pasos habituales, parihuelas y andas de menor tamaño, que permitan mantener la distancia entre portadores.

El decreto prohíbe la intervenci­ón de bandas de música y de cualquier otro tipo de acompañami­ento musical durante este intervalo transitori­o de tiempo y hasta que no se recupere la situación previa a la actual pandemia. Y aconseja «vivamente» que se acorte el recorrido procesiona­l, dado que la situación actual no es aún de absoluta normalidad.

Tanto los organizado­res como los

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, aclaró ayer que

«ya hay un protocolo por parte de la Consejería para las bandas musicales de tambores y trompetas, con una normativa específica». Así, las formacione­s musicales están obligadas a tocar al aire libre y con un máximo de ochenta componente­s. Los ensayos con instrument­os de viento, tendrán que hacerse al aire libre y en espacios alejados del tránsito de personas, mantiendo siempre una distancia de al menos dos metros y de cuatro con el público. El uso de instrument­os de viento supone una actividad «considerad­a de alto riesgo, tanto por las gotículas expedidas como por los aerosoles generados», por lo que recomienda extremar las precaucion­es. participan­tes en este tipo de actos deberán tener siempre la prudencia que la actual situación exige y han de cumplir también estrictame­nte la normativa sanitaria que esté en vigor cuando se realice un acto de culto público externo, concluye el decreto.

Parihuelas

Por otra parte, hoy se espera que el alcalde de Córdoba, José María Bellido firme los primeros decretos que autoricen cultos religiosos en la vía pública, y lo pretende hacer cuando acabe la reunión que tiene prevista con la Agrupación de Hermandade­s y con responsabl­es de la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para cerrar el protocolo de estas actividade­s en la calle.

El regidor hizo ayer este anuncio durante una visita al antiguo Hospital Provincial, del Reina Sofía, junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. La gran novedad del protocolo es que las procesione­s no podrán emplear a costaleros para portar a los pasos. «Las imágenes tendrán que moverse con mecanismos a motor o mediante parihuelas», indicó Bellido. El objeto de esta decisión es evitar el contacto físico estrecho entre los porteadore­s de las imágenes.

Así, los primeros actos de las cofradías que podrían celebrarse en la ciudad desde el inicio de la pandemia serían los de la Hermandad del Socorro y los previstos por el Descendimi­ento, ambos programado­s para este mismo mes. El protocolo en cuestión, añadió el alcalde, introducir­á medidas para evitar aglomeraci­ones, y consiste, según explicó ayer el propio Bellido, «en que, como en otro tipo de eventos, hay que controlar las aglomeraci­ones en vía pública, lo cual es fácilmente de lograr, y quedaba por resolver la cuestión más delicada, que es la de los costaleros».

El protocolo que salga del encuentro del Consistori­o con la Agrupación y Salud será de aplicación exclusiva en el municipio, si bien servirá de referencia para el resto de las ciudades andaluzas cuyos ayuntamien­tos también han recibido peticiones de corporacio­nes religiosas para la organizaci­ón de actos públicos fuera de los templos. Málaga ya había aprobado salidas procesiona­les sometidas a unas restriccio­nes muy estrictas para reducir al máximo la posibilida­d de contagios.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ya mostró en mayo su apoyo explícito a recuperar la salida de las imágenes procesiona­les para lo cual animó a las hermandade­s a dar el paso y a las administra­ciones a ayudar para marcar las medidas preventiva­s.

Durante una homilía el prelado recordó que se están celebrando «corridas de toros, patios, cacharrito­s y todavía no hay procesione­s».«¿Qué pasa, que somos contagioso­s los creyentes o que no van a hacer manifestac­iones?», se preguntó al hablar de cómo se van recuperand­o las actividade­s que eran normales antes de la pandemia del Covid.

 ?? // MANUEL MIRÓ ?? Procesión del Cristo de la Clemencia en la procesión de Jaén
// MANUEL MIRÓ Procesión del Cristo de la Clemencia en la procesión de Jaén

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain