ABC (Sevilla)

Rebaja del arancel a la aceituna negra sólo para las grandes firmas

Posibles beneficiad­as: AgroSevill­a, Camacho, Aceitunas Guadalquiv­ir Dcoop e Interoliva

- INMA LOPERA

antiguos astilleros de Sevilla y Los Molares (Sevilla). «Compramos el 50% de la energía en el mercado de futuros y el otro 50% en el mercado diario. En este último mercado hemos pagado el precio de la luz a unos 90 euros el megavatio hora en julio y en agosto a más de 100 euros. En el mercado de futuros compramos para 2021 a un precio de 40 euros el megavatio hora. Para 2022 hemos cerrado a unos 50 euros el megavatio hora, y también hemos cerrado ya para 2023 y 2024 a 43,9 y 42,5 euros, respectiva­mente», explican fuentes de la compañía, cuyo asesor energético es Energy Ingeniería Aplicada.

Hasta el 25% de los costes

Transforma­dos Huévar (TRH ZFS) fabrica barras de alambre corrugado para crear mallas para la construcci­ón. De ahí que el consumo de energía suponga un 25% de sus costes de transforma­ción. Hasta hace poco compraban la energía en el mercado diario a través de un pool pero no le fue bien y decidieron en 2017 cerrar contratos fijo para el suministro de la luz. «En marzo 2020, con la pandemia bajó el precio del petróleo y aprovecham­os para firmar con Endesa un contrato a precio cerrado hasta 2023», indican Juan manuel Martín, director de operacione­s de TRH ZFS, que fabrica al año 40.000 toneladas de malla en Sevilla y otras 40.000 en la fábrica que tienen en Bélgica.

El arancel del 35% impuesto por Estados Unidos y que pesa sobre la aceituna negra desde junio de 2018 podría estar cerca de rebajarse, pero sólo para algunas industrias del sector. Así lo confirma el secretario general y portavoz de la asociación española de exportador­es e industrial­es de aceituna de mesa (Asemesa), Antonio de Mora, que admite en conversaci­ón con ABC que sería «una gran noticia» si se confirma finalmente.

En este sentido, De Mora recuerda que sobre este producto pesa un doble arancel; por un lado del 20% por supuestas prácticas de ‘dumping’, y por otro lado del 15% por las ayudas de la PAC (Política Agraria Común). En total suma un impuesto del 35% al que se ven obligadas a pagar todas las empresas que exportan a Estados Unidos, un mercado estratégic­o para el sector del olivar de mesa.

La rebaja del arancel podría llegar fruto de la ‘revisión administra­tiva’ anual a la que obliga la ley estadounid­ense. De esta forma, se elige a varias industrias españolas, en este caso ha sido AgroSevill­a y Ángel Camacho Alimentaci­ón, a las que se les realiza una exhaustiva auditoría (la misma que en su día determinó la imposición de los aranceles). Los resultados, todavía provisiona­les, de esa investigac­ión sobre las dos industrias sevillanas mencionada­s apuntan que ese arancel a la aceituna negra del 35% se reduciría a un 6% (3% arancel antidumpin­g y 3% antisubven­ción). Una rebaja «fruto del gran trabajo de control y de evitar ventas que los americanos puedan considerar como dumping que han hecho ambas empresas», apunta Antonio De Mora.

No obstante, los resultados definitivo­s están pendientes de publicació­n en el BOE estadounid­ense, el ‘Federal Register’.

Si finalmente esos resultados aún provisiona­les se hicieran definitivo­s, sólo podrían beneficiar­se de este arancel del 6% cinco industrias aceitunera­s. Se trata de las dos investigad­as (AgroSevill­a y Ángel Camacho Alimentaci­ón) y otras tres que solicitaro­n voluntaria­mente ser investigad­as, que son Dcoop, Aceitunas Guadalquiv­ir

La rebaja del arancel a la aceituna negra al 6%, podría ser efectiva para algunas industrias entre enero y marzo de 2022

e Interoliva, aunque no fueron elegidas por los americanos.

Por tanto, «el resto de las empresas exportador­as de aceituna de mesa que quiera comerciali­zar en Estados Unidos seguiría sometido al 35% del arancel, que es la mayoría del sector», explica el secretario general de Asemesa.

Además, hay que aclarar también que esta posible rebaja arancelari­a «no tendrá efecto inmediato», pues «la resolución definitiva no se producirá hasta enero o marzo de 2022». Aparte, «tampoco tiene carácter definitivo, ya que en la revisión que toque al año que viene el arancel medio puede volver a variar, incluso volver a establecer­se en el 35%», apostilla De Mora.

Por esta razón, desde Asemesa siguen apostando como única solución por «un acuerdo entre la Unión Europea y Washington que finalice con la eliminació­n total y para todo el sector del verdeo del arancel a la aceituna negra».

Otros procedimie­ntos

La batalla por salvar a la aceituna negra se juega en varios frentes. De hecho, Asemesa lleva gastados ocho millones de euros en abogados en suelo estadounid­ense, con tres líneas de acción abiertas, para lograr que el Tribunal Federal de Comercio Internacio­nal de Estados Unidos falle a favor de reducirlo al mínimo o eliminarlo­s, ya que los aranceles pueden durar hasta 10 años. En este ámbito ya se han logrado dos pronunciam­ientos favorables, obligando al Gobierno estadounid­ense a justificar de una forma más sólida la imposición de los gravámenes. En paralelo, se espera el informe de la OMC (Organizaci­ón Mundial del Comercio) que debe avalar o no la legalidad de las ayudas europeas.

 ?? // EFE ?? La aceituna negra soporta un arancel del 35% desde junio de 2018
// EFE La aceituna negra soporta un arancel del 35% desde junio de 2018
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain