EA, in­ves­ti­ga­da tam­bién por ce­der ile­gal­men­te tra­ba­ja­do­res a Bil­du

La ins­pec­ción se­rá rea­li­za­da por el Go­bierno vas­co en vez de por el Mi­nis­te­rio

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - ESPAÑA - RO­BER­TO PÉREZ MA­DRID

La in­ves­ti­ga­ción por pre­sun­ta ce­sión ile­gal de tra­ba­ja­do­res en el seno de la iz­quier­da aber­tza­le no so­lo afec­ta a Bil­du y a Amaiur –mar­ca con la que ope­ra­ron en el Con­gre­so y en el Se­na­do en­tre 2011 y 2015– sino que tam­bién im­pli­ca di­rec­ta­men­te a Eus­ko Al­kar­ta­su­na (EA).

La in­ves­ti­ga­ción ha si­do pro­mo­vi­da por el Tri­bu­nal de Cuentas (TCu). Co­mo des­ve­ló ABC a fi­na­les de fe­bre­ro, acu­sa a Amaiur de ha­ber ce­di­do ile­gal­men­te a EH Bil­du a 60 tra­ba­ja­do­res. Los con­tra­tó Amaiur y los cos­teó con más de 600.000 eu­ros pro­ce­den­tes ín­te­gra­men­te de fon­dos es­ta­ta­les –las sub­ven­cio­nes po­lí­ti­cas que re­ci­bió–. Sin em­bar­go, en realidad to­dos ellos tra­ba­ja­ron pa­ra Bil­du, no pa­ra Amaiur, según el TCu.

Pe­ro el en­tra­ma­do no que­dó ahí. El Tri­bu­nal de Cuentas ha de­tec­ta­do que en la mis­ma prác­ti­ca in­cu­rrió Eus­ko Al­kar­ta­su­na, que a su vez for­ma par­te de la fe­de­ra­ción EH Bil­du. Según cons­ta en los in­for­mes del TCu, en sep­tiem­bre de 2015 EA «con­tra­tó a sie­te nue­vos tra­ba­ja­do­res que, en realidad, pres­ta­ban sus ser­vi­cios pa­ra la fe­de­ra­ción EH Bil­du y, ade­más, a par­tir de di­cha fe­cha, cin­co tra­ba­ja­do­res de EA co­men­za­ron a pres­tar sus ser­vi­cios en la fe­de­ra­ción EH Bil­du», lo que «po­ne de ma­ni­fies­to una ce­sión ile­gal de tra­ba­ja­do­res». En to­tal, según el TCu do­ce tra­ba­ja­do­res ile­gal­men­te ce­di­dos por Eus­ko Al­kar­ta­su­na pa­ra be­ne­fi­ciar a EH Bil­du.

In­da­ga­cio­nes

El Tri­bu­nal de Cuentas pu­so to­dos es­tos he­chos en co­no­ci­mien­to del Mi­nis­te­rio de Em­pleo y Se­gu­ri­dad So­cial. Lo hi­zo el pa­sa­do 15 de enero, con el fin de que fue­ra la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo (es­ta­tal) la que per­si­guie­ra esas su­pues­tas ce­sio­nes ile­ga­les de tra­ba­ja­do­res. Sin em­bar­go, fuen­tes del pro­pio TCu han in­di­ca­do que, fi­nal­men­te, el Mi­nis­te­rio de Em­pleo se ha in­hi­bi­do en fa­vor de la Ad­mi­nis­tra­ción vas­ca. En cum­pli­mien­to de las com­pe­ten­cias que tie­ne asu­mi­das el Go­bierno vas­co, se­rán sus pro­pios ser­vi­cios de ins­pec­ción en ma­te­ria la­bo­ral los que se en­car­ga­rán de di­lu­ci­dar y, en su ca­so, exi­gir res­pon­sa­bi­li­da­des por esas prác­ti­cas en las que in­cu­rrie­ron Amaiur, EA y EH Bil­du.

La ce­sión ile­gal de tra­ba­ja­do­res es­tá ca­li­fi­ca­da co­mo in­frac­ción muy gra­ve. La mul­ta que lle­va apa­re­ja­da es­tá en­tre un mí­ni­mo de 6.251 eu­ros y un má­xi­mo de 187.515 eu­ros.

San­cio­nes La le­gis­la­ción la­bo­ral cas­ti­ga es­tas in­frac­cio­nes con mul­tas de has­ta 187.515 eu­ros

EFE

Pe­llo Uri­zar, lí­der de EA y dipu­tado de EH Bil­du en el Par­la­men­to vas­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.