Lla­re­na se an­ti­ci­pa y pi­de a Ale­ma­nia que no co­me­ta el «error» bel­ga con Puig­de­mont

La Fis­ca­lía so­li­ci­ta al juez que vuel­va a re­cla­mar a Bél­gi­ca la en­tre­ga de los fu­ga­dos El Su­pre­mo de­nun­cia que la res­pues­ta de la UE in­cre­men­ta el ries­go de fu­ga

ABC (Toledo / Castilla La Mancha) - - ESPAÑA - N. VILLANUEVA/L. P. ARECHEDERRA MA­DRID

El juez Pablo Lla­re­na mo­vió ayer fi­cha en la par­ti­da de aje­drez con­tra los po­lí­ti­cos se­ce­sio­nis­tas fu­ga­dos por Eu­ro­pa. El ma­gis­tra­do que in­ves­ti­ga a los lí­de­res del «pro­cés» pi­dió a Ale­ma­nia que no co­me­ta con Car­les Puig­de­mont el «error» de Bél­gi­ca, que ha re­cha­za­do en­tre­gar a los ex­con­se­je­ros An­to­ni Co­mín, Me­rit­xell Se­rret y Lluís Puig por un su­pues­to de­fec­to de for­ma, sin si­quie­ra va­lo­rar el fon­do del asun­to.

En una car­ta en­via­da a la fis­cal je­fe del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Schles­wi­gHols­tein, Lla­re­na co­mu­ni­có que la or­den eu­ro­pea de de­ten­ción y en­tre­ga cur­sa­da con­tra Puig­de­mont es­tá sus­ten­ta­da en el au­to de pro­ce­sa­mien­to con el que el juez ce­rró la in­ves­ti­ga­ción, una «re­so­lu­ción eje­cu­ti­va» en la que or­de­nó man­te­ner la pri­sión pro­vi­sio­nal dic­ta­da con­tra los fu­ga­dos. El au­to de pro­ce­sa­mien­to, se­ña­la Lla­re­na, equi­va­le así a una or­den na­cio­nal de de­ten­ción, con lo que la re­cla­ma­ción cum­ple los re­qui­si­tos de la nor­ma co­mu­ni­ta­ria. La Jus­ti­cia bel­ga de­ne­gó la en­tre­ga por con­si­de­rar que la pe­ti­ción no iba acom­pa­ña­da de una or­den de de­ten­ción na­cio­nal pre­via, pues Lla­re­na re­vo­có la pri­me­ra re­cla­ma­ción de la juez Carmen La­me­la.

Los jue­ces ale­ma­nes, que de­ben re­sol­ver so­bre la en­tre­ga de Puig­de­mont, ade­lan­ta­ron que no acep­ta­rán la re­cla­ma­ción por el de­li­to de re­be­lión, al no apre­ciar vio­len­cia en el «pro­cés».

Lla­re­na ver­ba­li­za así la in­dig­na­ción del Tri­bu­nal Su­pre­mo, la cús­pi­de del sis­te­ma pe­nal es­pa­ñol, y ex­pli­ca a Ale­ma­nia que Bél­gi­ca ata­ca el «prin­ci­pio de con­fian­za re­cí­pro­ca» al va­lo­rar la na­tu­ra­le­za ju­rí­di­ca de las re­so­lu­cio­nes pre­vis­tas en el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co es­pa­ñol, sin acep­tar la ex­pli­ca­ción apor­ta­da por el ma­gis­tra­do. El Su­pre­mo in­for­mó a Bél­gi­ca de que el au­to de pro­ce­sa­mien­to equi­va­le a la or­den na­cio­nal de de­ten­ción. Pa­ra es­qui­var la ne­ga­ti­va de Bél­gi­ca, la Fis­ca­lía pi­dió ayer a Lla­re­na que cur­se una nue­va eu­ro­ro­den con­tra los tres ex­con­se­je­ros ca­ta­la­nes fu­ga­dos allí, des­pués de dic­tar con­tra ellos un au­to de man­te­ni­mien­to en pri­sión.

Con la car­ta, Lla­re­na re­ba­te a Puig­de­mont, que tar­dó so­lo unas ho­ras en re­dac­tar un re­cur­so pa­ra ale­gar que la re­cla­ma­ción pa­de­ce un «de­fec­to de for­ma», in­vo­can­do el ca­so de Bél­gi­ca, in­for­ma Ro­sa­lía Sán­chez des­de Ber­lín.

En un au­to en el que con­fir­mó ayer la pri­sión de Car­me For­ca­dell, Jo­sep Rull, Jor­di Tu­rull, Do­lors Bas­sa y Raül Ro­me­va, el Su­pre­mo de­nun­cia «las evi­den­tes di­fi­cul­ta­des» pa­ra traer a Es­pa­ña a los fu­ga­dos. El ejem­plo de los paí­ses de la UE ha in­cre­men­ta­do el ries­go de fu­ga y de con­ver­tir la hui­da «en una op­ción aten­di­ble», ale­ga la Sa­la de Ape­la­ción, los tres jue­ces que re­vi­san las de­ci­sio­nes de Lla­re­na. El Su­pre­mo ad­vier­te a la UE de que los de­li­tos in­ves­ti­ga­dos, si al­can­za­sen su pro­pó­si­to, «po­drían afec­tar a la pro­pia es­truc­tu­ra po­lí­ti­ca y los va­lo­res de la Unión».

EFE

El fu­ga­do Puig­de­mont con el em­pre­sa­rio José María Ma­ta­ma­la en Ber­lín

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.