SIN MO­DE­LO DE CAM­BIO

Así lo ha apren­di­do Ale­xis Tsi­pras en Gre­cia, hoy un buen so­cio de An­ge­la Mer­kel

ABC (Toledo / Castilla La Mancha) - - INTERNACIONAL - JOSÉ M. DE AREILZA

Na­die es­pe­ra que Ita­lia mar­que el rum­bo en el fu­tu­ro de la UE. En mo­men­tos bue­nos y ma­los ha sa­bi­do co­lo­car a sus di­ri­gen­tes en las ins­ti­tu­cio­nes y sal­va­guar­dar in­tere­ses bá­si­cos –agri­cul­tu­ra, fon­dos es­truc­tu­ra­les, re­cien­te­men­te la su­per­vi­sión de su ban­ca. Pe­ro aho­ra po­dría pa­sar a ser el gran pro­ble­ma pa­ra la cre­di­bi­li­dad de la mo­ne­da co­mún, que rom­pe con el en­can­ta­mien­to de la re­cu­pe­ra­ción. En una UE muy dis­per­sa en dis­tin­tos desa­rro­llos eco­nó­mi­cos y cul­tu­ras po­lí­ti­cas, has­ta la frag­men­ta­ción, to­dos los paí­ses son igua­les pe­ro al­gu­nos son más igua­les que otros. Es­te es el ca­so de la ter­ce­ra eco­no­mía de la zo­na eu­ro. Su ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca cró­ni­ca pue­de mu­tar en po­cos días en al­go mu­cho peor, si las ne­go­cia­cio­nes en mar­cha en­tre la Li­ga y Cin­co Es­tre­llas alum­bran un go­bierno an­ti­eu­ro­peo. Los bo­rra­do­res fil­tra­dos pi­den cam­biar ra­di­cal­men­te la ar­qui­tec­tu­ra eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra co­mu­ni­ta­ria, en di­rec­ción con­tra­ria a to­do lo he­cho es­tos años ba­jo li­de­raz­go ale­mán. Una Re­pú­bli­ca trans­al­pi­na po­pu­lis­ta da­ría se­me­jan­tes do­lo­res de ca­be­za al go­bierno de Ber­lín y al de Pa­rís. Lo más pro­ba­ble es que, de pros­pe­rar la for­ma­ción de la coa­li­ción, re­ba­je sus exi­gen­cias y de­je de pe­dir la luna.

Co­mo ex­pli­ca el pro­fe­sor José Luis Ál­va­rez, en un país oc­ci­den­tal cuan­do lle­ga al poder el po­pu­lis­mo, en cual­quie­ra de sus mu­chas for­mas, no tie­ne un mo­de­lo de cam­bio y ne­ce­si­ta adap­tar­se a la reali­dad. Es la par­te po­si­ti­va de dar voz a los que se sien­ten fue­ra del sis­te­ma e in­vi­tar­les a en­trar en las ins­ti­tu­cio­nes. El ejer­ci­cio del poder es de una com­ple­ji­dad in­fi­ni­ta. Así lo ha apren­di­do Ale­xis Tsi­pras en Gre­cia, hoy un buen so­cio de An­ge­la Mer­kel. Mat­teo Sal­vi­ni y Lui­gi Di Maio aún no han em­pe­za­do es­te ca­mino, mien­tras in­ten­tan acor­dar el nom­bre de un pri­mer mi­nis­tro acep­ta­ble pa­ra el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Ser­gio Mat­ta­re­lla. El ve­te­rano po­lí­ti­co de­mó­cra­ta-cris­tiano, an­ti­guo juez cons­ti­tu­cio­nal, se ha con­ver­ti­do en el ga­ran­te de la me­jor Ita­lia po­si­ble. Co­mo pro­nós­ti­co a ve­rano, ve­re­mos si en Ro­ma hay un go­bierno an­ti UE, pe­ro se­gu­ro ten­dre­mos un go­bierno an­ti in­mi­gra­ción, co­mo en Hun­gría y Aus­tria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.