Los pla­nes de pen­sio­nes en Es­pa­ña, de los más ca­ros y me­nos ren­ta­bles del mun­do

Las ci­fras de la OCDE evi­den­cian la fal­ta de com­pe­ten­cia y efi­cien­cia del sis­te­ma pri­va­do es­pa­ñol

ABC (Toledo / Castilla La Mancha) - - ECONOMÍA - MONCHO VELOSO MA­DRID

Los pla­nes de pen­sio­nes pri­va­dos no aca­ban de con­so­li­dar­se en­tre los es­pa­ño­les co­mo fór­mu­la de ahorro pa­ra la ju­bi­la­ción. Ni los lla­ma­mien­tos del Ban­co de Es­pa­ña, la in­dus­tria fi­nan­cie­ra y los eco­no­mis­tas a con­tra­tar­los pa­ra con­tra­rres­tar unas pen­sio­nes pú­bli­cas men­guan­tes ni los incentivos in­tro­du­ci­dos por el Go­bierno han lo­gra­do atraer más par­tí­ci­pes. A su fal­ta de atractivo qui­zá con­tri­bu­ya de ma­ne­ra de­ci­si­va sus elevadas comisiones y es­ca­sa ren­ta­bi­li­dad. Se­gún da­tos de la OCDE, los pla­nes de pen­sio­nes co­mer­cia­li­za­dos en Es­pa­ña tie­nen los ter­ce­ros cos­tes ope­ra­ti­vos más al­tos de en­tre los paí­ses desa­rro­lla­dos y su ren­ta­bi­li­dad es­tá en­tre las más ba­jas.

Los pla­nes de pen­sio­nes en Es­pa­ña so­por­ta­ban cos­tes equi­va­len­tes al 1,3% de las in­ver­sio­nes he­chas, lo que se tra­du­jo en comisiones a los par­tí­ci­pes del 1,3% de los ac­ti­vos. Esos gas­tos es­tán so­lo por de­trás de los del sis­te­ma pri­va­do de pen­sio­nes en Le­to­nia (1,5%) y en Re­pú­bli­ca Che­ca (1,3%). Y son en­tre cin­co y diez ve­ces más al­tos que los que so­por­tan paí­ses que el sec­tor fi­nan­cie­ro sue­le po­ner co­mo ejem­plo por sus sis­te­mas de ahorro pri­va­do pa­ra la ju­bi­la­ción, co­mo Ho­lan­da (0,1%), Ale­ma­nia, Reino Uni­do y Di­na­mar­ca, los tres con gas­tos del 0,2%.

«Aún con la re­ba­ja, las comisiones en Es­pa­ña si­guen te­nien­do unos cos­tes de ges­tión enor­mes», di­jo el pa­sa­do no­viem­bre en un ac­to en el Con­gre­so de los Dipu­tados el eco­no­mis­ta je­fe de Pen­sio­nes Pri­va­das de la OCDE, Pablo An­to­lín, en re­fe­ren­cia a la úl­ti­ma re­duc­ción de las comisiones má­xi­mas que pue­den co­brar las ges­to­ras a sus clien­tes. La me­di­da, apro­ba­da el año pa­sa­do por el Eje­cu­ti­vo po­pu­lar y en vi­gor des­de el pa­sa­do abril, las re­du­ce de una me­dia del 1,5% al 1,25%, des­pués de que en 2014 se les apli­ca­se otro re­cor­te, del 2% al 1,5%.

Esos ele­va­dí­si­mos cos­tes de ges­tión, que se tra­du­cen en comisiones y ta­ri­fas más al­tas pa­ra los par­tí­ci­pes de los pla­nes, es un re­fle­jo de la efi­cien­cia o la in­efi­cien­cia de un sis­te­ma pri­va­do de ahorro. En es­te sen­ti­do, una de las ra­zo­nes que ex­pli­can que los pla­nes de pen­sio­nes es­pa­ño­les sean más ca­ros es la me­nor com­pe­ten­cia que exis­te en el sec­tor. Mien­tras los ban­cos, ase­gu­ra­do­ras y ges­to­ras na­cio­na­les de­ben com­pe­tir con fir­mas ex­tran­je­ras en fon­dos de in­ver­sión, hay me­nos com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les ven­dien­do pla­nes de pen­sio­nes por­que pa­ra ello de­ben cons­ti­tuir­se co­mo en­ti­da­des ju­rí­di­cas. Prue­ba de ello es que los fon­dos de in­ver­sión so­por­tan comisiones más ba­jas.

Se­gún el úl­ti­mo bo­le­tín eco­nó­mi­co del Ban­co de Es­pa­ña, que ana­li­za es­ta reali­dad, los fon­dos de pen­sio­nes so­por­tan unas comisiones má­xi­mas de ges­tión del 1,5% y de de­pó­si­to del 0,25%, mien­tras que las de los fon­dos de in­ver­sión son de me­nos del 1% y del 0,1% res­pec­ti­va­men­te. Es­tas di­fe­ren­cias de comisiones, di­ce el su­per­vi­sor, «han ten­di­do a re­du­cir­se du­ran­te los úl­ti­mos años, en lí­nea con el des­cen­so de los

Des­ven­ta­jas fis­ca­les El sec­tor pri­va­do sue­le re­cla­mar que los pla­nes tri­bu­ten co­mo ren­tas del ca­pi­tal y no del tra­ba­jo

má­xi­mos le­ga­les apli­ca­dos a los pla­nes de pen­sio­nes». Así, el or­ga­nis­mo di­ri­gi­do por Luis María Lin­de atri­bu­ye esa me­jo­ra a los de­cre­ta­zos del Go­bierno más que a me­jo­ras de efi­cien­cia en el sec­tor pri­va­do. De he­cho, seis de ca­da diez pla­nes de pen­sio­nes co­bran la ta­ri­fa má­xi­ma per­mi­ti­da, se­gún un es­tu­dio de Fi­ni­zens. «Los pla­nes de pen­sio­nes ac­tua­les no son efi­cien­tes y son ca­ros, hay que me­jo­rar­los», ad­mi­tió en esa lí­nea el go­ber­na­dor ha­ce un año en su com­pa­re­cen­cia an­te la co­mi­sión del Pac­to de To­le­do en el Con­gre­so.

La in­dus­tria fi­nan­cie­ra sue­le acha­car el ba­jo atractivo de los pla­nes a su fis­ca­li­dad. A pe­sar de que los par­tí­ci­pes pue­den de­du­cir en la de­cla­ra­ción de la ren­ta apor­ta­cio­nes por has­ta 8.000 eu­ros a pla­nes de pen­sio­nes, tan­to las apor­ta­cio­nes co­mo los ren­di­mien­tos tri­bu­tan co­mo ren­tas del tra­ba­jo (en­tre el 19% y el 45%) al res­ca­tar­los. Es­to su­po­ne una des­ven­ta­ja res­pec­to a los fon­dos de in­ver­sión, cu­yos ren­di­mien­tos tri­bu­tan co­mo ren­tas del ca­pi­tal (en­tre el 19% y el 23%, se­gún la can­ti­dad).

Una de las jus­ti­fi­ca­cio­nes del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía al apro­bar los úl­ti­mos re­cor­tes a las comisiones má­xi­mas a los pla­nes de pen­sio­nes es que esas al­tas ta­ri­fas se co­men la ren­ta­bi­li­dad de es­tos pro­duc­tos. De he­cho, no es ca­sual que Es­pa­ña, al te­ner uno de los sis­te­mas de fon­dos de pen­sio­nes más ca­ros de la OCDE, sea tam­bién uno de los paí­ses don­de es­tos pro­duc­tos ofre­cen me­nos ren­di­mien­tos.

Ba­jos ren­di­mien­tos

Se­gún las ci­fras del club de los paí­ses ri­cos, la ren­ta­bi­li­dad de es­tos pro­duc­tos en Es­pa­ña en­tre 2015 y 2016 fue del 1%, muy por de­ba­jo de la me­dia (3%) y de paí­ses re­fe­ren­te co­mo Ho­lan­da (7,2%) y Di­na­mar­ca (5,9%). So­lo n en los úl­ti­mos do­ce me­ses la ren­ta­bi­li­dad me­dia del sis­te­ma de pla­nes de pen­sio­nes es­pa­ño­las fue del 0,52%, se­gún las ci­fras de abril ne­tas de gas­tos y comisiones pu­bli­ca­das por la aso­cia­ción de ins­ti­tu­cio­nes de in­ver­sión (In­ver­co). 2 2 2 2 2

Cier­to es que es­tos pro­duc­tos tie­nen sen­ti­do a lar­go pla­zo y la ren­ta­bi­li­dad ob­te­ni­da en un so­lo ejer­ci­cio no es sig­ni­fi­ca­ti­va, pe­ro los da­tos a más lar­go pla­zo tam­po­co arro­jan gran­des ren­ta­bi­li­da­des me­dias. A tres años es del 0,41%, a 5 años del 3,33% y a diez ejer­ci­cios ape­nas su­pera el 2%. Hay que ir­se a un pla­zo de 26 años con el di­ne­ro in­mo­vi­li­za­do pa­ra ob­te­ner un ren­di­mien­to li­ge­ra­men­te su­pe­rior al 4%.

No es de ex­tra­ñar por tan­to que los pla­nes de pen­sio­nes si­gan sin con­ven­cer a los aho­rra­do­res. So­lo en los úl­ti­mos do­ce me­ses han per­di­do 60.520 par­tí­ci­pes, un 0,62%, y el nú­me­ro de pla­nes de pen­sio­nes se ha re­du­ci­do un 3,14%, has­ta 2.558 pla­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.