LOS DESPRECIOS DE TRUMP A EU­RO­PA

ABC (Toledo / Castilla La Mancha) - - EDITORIALES -

SI un di­ri­gen­te ex­tran­je­ro lle­ga a un país di­cien­do en pú­bli­co co­sas que di­na­mi­tan la ac­ción política del Go­bierno lo­cal y se per­mi­te, ade­más, nom­brar a quien le gus­ta­ría ver co­mo pri­mer mi­nis­tro só­lo se pue­de con­si­de­rar co­mo una in­je­ren­cia inacep­ta­ble, un ges­to más que preo­cu­pan­te por lo que re­ve­la de su ig­no­ran­cia de las más ele­men­ta­les re­glas del com­por­ta­mien­to de un res­pon­sa­ble po­lí­ti­co. Y si a las po­cas ho­ras di­ce lo con­tra­rio con la mis­ma vehe­men­cia, con la in­ten­ción de res­tar im­por­tan­cia a lo an­te­rior, so­lo se pue­de de­du­cir que se tra­ta de una per­so­na en la que es muy di­fí­cil con­fiar y de la que se pue­de es­pe­rar cual­quier co­sa.

El pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano, Do­nald Trump, te­nía una cla­ra mi­sión en es­ta vi­si­ta que rea­li­za a Eu­ro­pa: ra­ti­fi­car los ci­mien­tos de la pro­yec­ción ex­te­rior nor­te­ame­ri­ca­na ba­sa­da en la de­fen­sa de los prin­ci­pios li­be­ra­les, que han da­do es­ta­bi­li­dad y pro­gre­so a Oc­ci­den­te du­ran­te más de me­dio si­glo. Por aho­ra se ha com­por­ta­do co­mo un al­bo­ro­ta­dor en la reunión de la OTAN, or­ga­ni­za­ción a la que ha pues­to a los pies de los ca­ba­llos, y ha tra­ta­do a los bri­tá­ni­cos –au­to­ri­da­des in­clui­das– con un des­pre­cio irre­ve­ren­te, co­mo una eta­pa in­có­mo­da que so­lo le in­tere­sa­ba co­mo es­ce­na­rio pa­ra des­can­sar el fin de se­ma­na. El des­gas­te al que so­me­te a las ins­ti­tu­cio­nes y con­ven­cio­nes po­lí­ti­cas, in­clu­yen­do las de su pro­pio país, es preo­cu­pan­te. Fal­ta ver qué su­ce­de­rá en la reunión del lu­nes con el au­tó­cra­ta ru­so Vla­dí­mir Pu­tin, aun­que te­nien­do en cuen­ta los úl­ti­mos pre­ce­den­tes hay ra­zo­nes pa­ra te­mer que el re­pre­sen­tan­te de la ma­yor de­mo­cra­cia del mun­do aca­be dán­do­se la mano cor­dial­men­te con el prin­ci­pal in­tere­sa­do en des­es­ta­bi­li­zar a Eu­ro­pa, sin ha­cer­le el me­nor re­pro­che. Y, por des­gra­cia, de Trump se pue­de es­pe­rar cual­quier co­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.