Gra­ba­cio­nes del ca­so Tán­dem apun­tan a la co­ne­xión en­tre García Cas­ta­ño y Vi­lla­re­jo

El co­mi­sa­rio prin­ci­pal de­te­ni­do, li­bre con car­gos y la prohi­bi­ción de sa­lir de Es­pa­ña

ABC (Toledo / Castilla La Mancha) - - ESPAÑA - PA­BLO MU­ÑOZ/CRUZ MOR­CI­LLO MA­DRID

El co­mi­sa­rio prin­ci­pal En­ri­que García Cas­ta­ño, co­no­ci­do co­mo «el Gor­do» en el mun­do po­li­cial, que­dó ayer en li­ber­tad con car­gos –cohe­cho im­pro­pio y re­ve­la­ción de se­cre­tos– tras pres­tar de­cla­ra­ción an­te el juez de apo­yo del Cen­tral 6 de la Audiencia Na­cio­nal des­pués su de­ten­ción el pa­sa­do miér­co­les en Ma­drid. El ma­gis­tra­do, no obs­tan­te, adop­tó va­rias me­di­das cau­te­la­res con­tra él pa­ra evi­tar que pue­da elu­dir la ac­ción de la Jus­ti­cia. El policía tie­ne prohi­bi­do sa­lir de Es­pa­ña, de­be en­tre­gar su pa­sa­por­te y pre­sen­tar­se en los juz­ga­dos ca­da 15 días. La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción ha­bía so­li­ci­ta­do pri­sión in­con­di­cio­nal.

El se­gun­do de los po­li­cías arres­ta­dos el miér­co­les, el ins­pec­tor jefe en se­gun­da ac­ti­vi­dad An­to­nio Bo­ni­lla, que­dó igual­men­te en li­ber­tad con car­gos e iden­tí­cas me­di­das cau­te­la­res tras pres­tar de­cla­ra­ción tam­bién en la ma­ña­na de ayer asis­ti­do por su le­tra­do, Da­vid Ma­cías. Es­te abo­ga­do de­jó de tra­ba­jar pa­ra el des­pa­cho de Vi­lla­re­jo en diciembre pa­sa­do.

La es­tre­cha re­la­ción en­tre Vi­lla­re­jo y el Gor­do pa­re­ce de­du­cir­se de la enor­me can­ti­dad de cin­tas de au­dio in­ter­ve­ni­das al pri­me­ro de ellos, que «gra­ba­ba to­do, de to­dos». En una de ellas, pre­ci­sa­men­te la que más im­pli­ca al ter­cer agen­te, Bo­ni, se pue­de oír a uno de ellos co­men­tar so­bre él que «tra­ba­ja pa­ra no­so­tros».

Sin em­bar­go, se­gún las fuen­tes con­sul­ta­das por ABC, An­to­nio Bo­ni­lla ale­gó

ayer an­te el juez que en nin­gún ca­so tra­ba­ja­ba pa­ra esos dos man­dos po­li­cia­les, que tie­ne una em­pre­sa de aná­li­sis de da­tos fi­nan­cie­ros y que ela­bo­ra in­for­mes pa­ra al­gu­nas en­ti­da­des ban­ca­rias so­bre ries­go-país a par­tir de da­tos que ob­tie­nen ter­ce­ros.

Ade­más, la re­la­ción de García Cas­ta­ño y Bo­ni­lla con los asun­tos de Vi­lla­re­jo es­ta­ría de­mos­tra­da por al­gu­nas anotaciones quer apa­re­cen en los fa­mo­sos in­for­mes King que ofer­ta­ba el ex­co­mi­sa­rio, co­mo en el de­no­mi­na­do Iron. En con­cre­to en la trans­crip­ción li­te­ral de la cin­ta «131219_Bo­niI­ron.mp3», co­rres­pon­dien­te a un en­cuen­tro de tres per­so­nas en el que par­ti­ci­pan Bo­ni, al que la Policía iden­ti­fi­ca co­mo el ins­pec­tor jefe; Rafael Re­don­do, abo­ga­do y mano de­re­cha de Vi­lla­re­jo –co­mo és­te, si­gue en pri­sión–, y un tal An­to­nio Se­rrano. En la ci­ta se di­se­ña «la es­tra­te­gia pa­ra ma­te­ria­li­zar un ata­que in­for­má­ti­co» a un des­pa­cho de abo­ga­dos.

Tam­bién en un do­cu­men­to con for­ma­to word de­no­mi­na­do «Ges­tio­nes BIG 8.11.2013 (man­da­do x fax)» hay re­que­ri­mien­tos de in­for­ma­ción re­la­ti­vos a mo­vi­mien­tos de cuen­tas del ci­ta­do bu­fe­te y que es­ta­ban di­ri­gi­dos a un in­di­vi­duo apo­da­do Big. Es­te ape­la­ti­vo, a jui­cio de la Uni­dad de Asun­tos In­ter­nos de la Policía, co­rres­pon­de, sin nin­gún gé­ne­ro de du­das, con el Gor­do; es de­cir, con el co­mi­sa­rio prin­ci­pal En­ri­que García Cas­ta­ño.

«Hay que un­tar­los»

Vi­lla­re­jo, an­te sus clien­tes, alar­dea­ba de que a cam­bio de ayu­dar a los go­bier­nos «cuan­do ne­ce­si­to un te­ma de­li­ca­do me lo dan». Ade­más, les pi­de una im­por­tan­te pro­vi­sión de fon­dos por­que «la gen­te se la jue­ga –en re­fe­ren­cia a quie­nes le pro­por­cio­nan da­tos re­ser­va­dos de for­ma ile­gal– y a cam­bio hay que unar­los»... Tam­bién pre­su­mía de te­ner «bue­nas re­la­cio­nes con gen­te den­tro de los ban­cos».

Pa­ra la in­ves­ti­ga­ción hay po­cas du­das: Vi­lla­re­jo y García Cas­ta­ño eran el «tán­dem», mien­tras que el ter­cer co­mi­sa­rio prin­ci­pal im­pli­ca­do, Car­los Sa­la­man­ca, ha­bría pro­por­cio­na­do al­guno de los clien­tes. Só­lo el pri­me­ro es­ta en­car­ce­la­do.

De la de­fen­sa del Gor­do se ha he­cho car­go el ex­ma­gis­tra­do Bal­ta­sar Gar­zón, que sin em­bar­go no es­tu­vo pre­sen­te en la de­cla­ra­ción de su clien­te. En su lu­gar lo hi­zo otro abo­ga­do de su des­pa­cho. Gar­zón es ín­ti­mo ami­go del co­mi­sa­rio. El jue­ves su des­pa­cho afir­ma­ba que la de­ten­ción ha­bía si­do «des­pro­por­cio­na­da e in­ne­ce­sa­ria».

Ma­te­rial pro­ba­to­rio «Bo­ni tra­ba­ja pa­ra no­so­tros», se oye en una con­ver­sa­ción en­tre los dos po­li­cías sos­pe­cho­sos

ABC

El co­mi­sa­rio Car­los Sa­la­man­ca, con Jo­sé Ma­nuel Vi­lla­re­jo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.