Tesla, bas­ta­ron nue­ve pa­la­bras

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - ECONOMÍA -

La se­ma­na pa­sa­da, Elon Musk anun­cia­ba su in­ten­ción de sa­car de co­ti­za­ción a la com­pa­ñía de co­ches eléc­tri­cos con un tuit de es­ca­sas nue­ve pa­la­bras. La con­tro­ver­sia ha­bi­tual que sue­le ro­dear mu­chas de las de­cla­ra­cio­nes de es­te bri­llan­te pe­ro po­lé­mi­co per­so­na­je, se dis­pa­ró.

La ra­zón fun­da­men­tal que hay de­trás de una ope­ra­ción de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas es sa­car a la com­pa­ñía del es­cru­ti­nio del día a día de los mer­ca­dos. Ocho años des­pués de que la com­pa­ñía em­pe­za­rá a co­ti­zar, Musk ha com­pren­di­do que la vo­la­ti­li­dad del pre­cio de la ac­ción, la pre­sión del cor­to pla­zo y los ata­ques de los ven­de­do­res en cor­to su­po­nen una importante dis­trac­ción de lo que real­men­te im­por­ta, la ges­tión de la com­pa­ñía.

Una com­pa­ñía, ade­más, que to­da­vía hoy es más pro­yec­to que reali­dad, con un lí­der vi­sio­na­rio den­tro de un sec­tor en el que se es­tá pro­du­cien­do una re­vo­lu­ción, pue­de que no sea la si­tua­ción ideal pa­ra es­tar co­ti­zan­do en bol­sa. Aho­ra bien, más allá de la vo­la­ti­li­dad del pre­cio de la ac­ción, el mer­ca­do no ha tra­ta­do mal al se­ñor Musk. La va­lo­ra­ción de la com­pa­ñía ha si­do ge­ne­ro­sa. Y las con­ti­nuas po­lé­mi­cas han si­do un mag­ní­fi­co es­ca­pa­ra­te pa­ra su mer­can­cía.

Si sa­ca ade­lan­te la ope­ra­ción, lo que no es tan ob­vio si aten­de­mos a la va­lo­ra­ción ac­tual de la com­pa­ñía, lo más pro­ba­ble es que el nue­vo o nue­vos ac­cio­nis­tas de la em­pre­sa ten­gan una vo­ca­ción de más lar­go pla­zo y en­tien­dan que los tiem­pos de ma­du­ra­ción de un pro­yec­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas son muy di­fe­ren­tes. Sin em­bar­go, no por ello van a de­jar de ser exi­gen­tes.

Y más allá de la con­fian­za que ten­gan en el fun­da­dor de la com­pa­ñía –que se­gu­ro que la tie­nen y mu­cha–, los nue­vos in­ver­so­res, en su ca­li­dad de pro­pie­ta­rios de la com­pa­ñía, van a exi­gir ren­ta­bi­li­dad a su in­ver­sión. Y si en al­gún mo­men­to con­si­de­ran que el se­ñor Musk no es el me­jor pa­ra di­ri­gir el pro­yec­to, no ten­drán nin­gún pro­ble­ma en re­le­var­lo. Son mu­chos los ejem­plos en la his­to­ria. El más re­cien­te fue el de Uber. Y es que, en al­gu­nas oca­sio­nes, hay que te­ner cui­da­do con lo que se desea.

Elon musk, fun­da­dor de Tesla

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.