Los con­duc­to­res que usen el mó­vil po­drían per­der su pa­tri­mo­nio

La DGT es­tu­dia que las ase­gu­ra­do­ras pue­dan re­cla­mar los da­ños en ca­so de si­nies­tro

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - SOCIEDAD - UNAI MEZCUA/ÉRIKA MONTAÑÉS MA­DRID

Que quien cau­se da­ños por usar el te­lé­fono al vo­lan­te los pa­gue con su pa­tri­mo­nio. La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Trá­fi­co (DGT) es­tá es­tu­dian­do que las ase­gu­ra­do­ras pue­dan re­cla­mar a los con­duc­to­res los im­por­tes abo­na­dos en con­cep­to de in­dem­ni­za­cio­nes y da­ños cau­sa­dos por usar es­tos dis­po­si­ti­vos. La in­cia­ti­va, que par­te de la con­sul­to­ra Pons Se­gu­ri­dad Vial, po­dría re­du­cir en­tre un 30 y un 40% los si­nies­tros cau­sa­dos por el uso del mó­vil. Es­to evi­ta­ría en­tre 150 y 200 muer­tes al año. En 2017 unas 380 es­tu­vie­ron mo­ti­va­das por dis­trac­cio­nes al vo­lan­te, de un to­tal de 1.200, se­gún Trá­fi­co.

«Nos pa­re­ce una me­di­da acer­ta­da, en la bue­na di­rec­ción. Se va a es­tu­diar», con­fir­mó a ABC un por­ta­voz de la DGT. Pe­re Na­va­rro, di­rec­tor ge­ne­ral de Trá­fi­co, ya anun­ció el mes pa­sa­do que el Go­bierno es­tá es­tu­dian­do su­bir la san­ción por cha­tear con el mó­vil mien­tras se con­du­ce, re­ti­ran­do en­tre cua­tro y seis pun­tos en lu­gar de los tres que ac­tual­men­te su­po­ne la mul­ta. Ade­más, el fis­cal de Se­gu­ri­dad Vial, Bar­to­lo­mé Vargas, re­mi­tió un ofi­cio a las po­li­cías de Trá­fi­co pa­ra que in­ves­ti­guen las lla­ma­das rea­li­za­das pre­vias al si­nies­tro.

«Hay que en­se­ñar al con­duc­tor que su ac­ción tie­ne con­se­cuen­cias», ex­pli­ca Ra­món Le­des­ma, ase­sor de Pons y vi­ce­pre­si­den­te de la DGT du­ran­te la an­te­rior eta­pa de Pe­re Na­va­rro al fren­te del or­ga­nis­mo, en­tre 2004 y 2012. Se­gún Le­des­ma, es­te cam­bio nor­ma­ti­vo cau­sa­ría tal efec­to en­tre los con­duc­to­res que re­du­ci­ría en un 80% el uso ma­nual del mó­vil «por mie­do a no ser cu­bier­tos por la ase­gu­ra­do­ra». Ac­tual­men­te, si se cons­ta­ta que la cau­sa del ac­ci­den­te es la des­aten­ción del con­duc­tor, se con­si­de­ra im­pru­den­cia gra­ve. Si se pro­du­ce un fa­lle­ci­mien­to, la pe­na os­ci­la en­tre uno y cua­tro años de cár­cel, ade­más de la pér­di­da del car­né por seis años. Si hay le­sio­nes, la pe­na al­can­za los tres años, con pri­va­ción del per­mi­so de has­ta cua­tro años.

Fis­ca­li­za­ción del con­duc­tor

No obs­tan­te, mien­tras que en­tre 2002 y 2012 el nú­me­ro de con­duc­to­res que dio po­si­ti­vo en al­cohol ca­yó del 5 al 1,8%; y los in­frac­to­res que cir­cu­la­ban por en­ci­ma de los 150 ki­ló­me­tros por ho­ra pa­sa­ban del 6 al 0,6%, la ci­fra de con­duc­to­res cap­ta­dos con el mó­vil al vo­lan­te se ha dis­pa­ra­do. En­tre 2012 y 2016 el nú­me­ro de pun­tos de­traí­dos por es­te mo­ti­vo pa­só de 18.000 a 50.000, di­ce Le­des­ma, que cree que las de­nun­cias con la co­rres­pon­dien­te de­trac­ción de pun­tos «no son su­fi­cien­tes» pa­ra con­cien­ciar. «Ca­da vez va a peor. Fal­ta un ejer­ci­cio de fis­ca­li­za­cion del con­duc­tor».

Pons con­si­de­ra que su pro­pues­ta, co­no­ci­da co­mo «de­re­cho de re­pe­ti­ción», po­dría por fin in­ver­tir la ten­den­cia. Pa­ra ello, bas­ta­ría con ac­tua­li­zar el ar­tícu­lo 10 de la Ley so­bre Res­pon­sa­bi­li­dad Ci­vil y Se­gu­ro en la Cir­cu­la­ción de Vehícu­los a Mo­tor, que ya da vía li­bre a las ase­gu­ra­do­ras pa­ra re­cla­mar los da­ños si el con­duc­tor es­tá «ba­jo la in­fluen­cia de be­bi­das al­cohó­li­cas o de dro­gas tó­xi­cas o sus­tan­cias psi­co­tró­pi­cas». Es­ta so­lu­ción tam­bién per­mi­ti­ría re­ba­jar las pri­mas a los buenos con­duc­to­res, en­tre un 10 y un 15%, se­gún Pons, gra­cias al co­rres­pon­dien­te des­cen­so en la si­nies­tra­li­dad.

La me­di­da no gus­tó a los re­pre­sen­tan­tes de los con­duc­to­res. El RACE til­dó la pro­pues­ta co­mo «des­pro­por­cio­na­da» por­que, a su jui­cio, con­sen­ti­ría que erro­res «del fac­tor hu­mano» per­mi­tie­ran a las ase­gu­ra­do­ras no cu­brir a sus abo­na­dos en ca­so de ac­ci­den­te. «Cues­tio­na­mos la po­si­bi­li­dad de que la im­pru­den­cia de un con­duc­tor pue­da hi­po­te­car el fu­tu­ro de una fa­mi­lia», ar­gu­men­ta­ron en un co­mu­ni­ca­do. La aso­cia­ción con­si­de­ró que es­ta me­di­da «va en con­tra de los con­duc­to­res», y apos­tó por re­for­mar el per­mi­so por pun­tos.

En con­tra El RACE til­da la pro­pues­ta de des­pro­por­cio­na­da y ase­gu­ra que va «en con­tra de los con­duc­to­res»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.