VÁMONOS QUE NOS VA­MOS

Sán­chez go­bier­na a sal­tos de ci­ga­rrón, sin sa­ber dón­de va a caer

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - OPINIÓN - ANTONIO BURGOS

LLE­GÓ al po­der sin pa­sar por las ur­nas, só­lo tra­gan­do con los enemi­gos de Es­pa­ña. No ga­nó las elec­cio­nes, sino una mo­ción de cen­su­ra que le sa­lió re­don­da. Ni él mis­mo se cree que sea pre­si­den­te. Por eso tan­to re­pi­te «yo soy el pre­si­den­te del Go­bierno», por­que no se lo cree y has­ta se pe­lliz­ca pa­ra ver que no es­tá so­ñan­do. Se pre­sen­tó sin pro­gra­ma. Bueno, sí, con uno in­cum­pli­do: con­vo­car elec­cio­nes. Pe­ro le co­gió gus­ti­rri­nín al avión ofi­cial y quie­re aca­bar la le­gis­la­tu­ra, pa­ra que le dé tiem­po a pa­gar to­das las pro­me­sas a sus so­cios de mo­ción de cen­su­ra. Aun­que, pen­sa­do me­jor, sí tie­ne pro­gra­ma, el que le im­po­nen sus ami­gue­tes de la mo­ción de cen­su­ra. Sán­chez go­bier­na a sal­tos de ci­ga­rrón, sin sa­ber dón­de va a caer. Es el pro­gra­ma del «vámonos que nos va­mos», a la ga­di­ta­na. Sus pun­tos esen­cia­les po­drían ser los que si­guen:

Va­mos a car­gar­nos la Mo­nar­quía Cons­ti­tu­cio­nal, ayu­da­dos por los enemi­gos de Es­pa­ña y pa­ra no de­frau­dar a los que nos tra­je­ron a La Mon­cloa con sus vo­tos con­tra Ra­joy.

Va­mos a car­gar­nos la eco­no­mía de libre mer­ca­do por so­bre­ex­plo­tar los re­cur­sos y la va­mos a trans­for­mar en una de mer­ca­do so­cial de igual­dad y re­equi­li­brio de las ren­tas: ro­ba­re­mos a los ri­cos pa­ra dár­se­lo a los po­bres.

Va­mos a po­ner el dé­fi­cit por las nu­bes, di­ga lo que di­ga Bru­se­las, y el que ven­ga atrás, que arree.

Va­mos a car­gar­nos el equi­li­brio y el prin­ci­pio de so­li­da­ri­dad en­tre las re­gio­nes, im­plan­tan­do la plu­ri­na­cio­nal na­ción de na­cio­nes, di­ga lo que di­ga el ar­tícu­lo 2 de la Cons­ti­tu­ción.

Va­mos a car­gar­nos el Ejér­ci­to, por­que un país se­rio no ne­ce­si­ta sol­da­dos ni vio­len­cia pa­ra de­fen­der­se de los pe­li­gros interiores ni ex­te­rio­res.

Va­mos a car­gar­nos «el es­pí­ri­tu de la Tran­si­ción» y vol­ver la vis­ta atrás pa­ra re­cu­pe­rar el te­rreno per­di­do y des­agra­viar los des­ma­nes del fas­cis­mo con la Ley de Me­mo­ria Histórica que Ra­joy no de­ro­gó, por­que ya no tie­ne sen­ti­do en la Es­pa­ña Plu­ri­na­cio­nal de la na­ción de na­cio­nes que im­plan­ta­re­mos.

Va­mos a car­gar­nos las va­llas de Ceu­ta y Me­li­lla pa­ra aco­ger a to­do mi­gran­te, con el prin­ci­pio de po­lí­ti­ca so­cial por ex­ce­len­cia: «Pa­pe­les pa­ra to­dos».

Va­mos a car­gar­nos la li­ber­tad de Pren­sa, que ya no­so­tros nos ocu­pa­re­mos de co­par y ma­ni­pu­lar to­dos los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y to­do se­rá co­mo una gran Sex­ta co­lum­na de la pro­pa­gan­da al ser­vi­cio de la cau­sa.

Va­mos a car­gar­nos la en­se­ñan­za con­cer­ta­da, que aun­que cues­te la mi­tad que la pú­bli­ca y con me­jo­res re­sul­ta­dos, no son de los nues­tros y ade­más en­se­ñan a los ni­ños Re­li­gión y a pen­sar.

Va­mos a car­gar­nos la Fies­ta Na­cio­nal del 12 de oc­tu­bre, el Pi­lar, los to­ros y to­do lo que hue­la a Es­pa­ña.

Va­mos a car­gar­nos la Se­ma­na San­ta, fies­ta fa­cha y ca­tó­li­ca tra­di­cio­nal y ar­cai­ca que ocu­pa los es­pa­cios pú­bli­cos y que aten­ta con­tra el lai­cis­mo del pue­blo, ade­más de ser un me­nos­pre­cio pa­ra otras re­li­gio­nes.

Va­mos a car­gar­nos la Cons­ti­tu­ción y a abrir­la en ca­nal, ya que es­tá vie­ja y ob­so­le­ta, y ade­más que la gen­te jo­ven no la vo­tó.

Va­mos a car­gar­nos el uso por la Po­li­cía de la fuer­za, de las porras y de las pe­lo­tas de go­ma y ade­más la Po­li­cía de­be­rá avi­sar por me­ga­fo­nía que van a car­gar en las ma­ni­fes­ta­cio­nes: «¡Ma­ni­fes­tan­te, mi­ra que voy a car­gar!» «¡Pues car­ga cuan­do quie­ras!».

Y cuan­do Es­pa­ña que­de co­mo un so­lar, que no la co­noz­ca ni la ma­dre que la pa­rió, des­de los ci­mien­tos de la rui­na cons­trui­re­mos un país prós­pe­ro, en­vi­dia del mun­do, to­man­do co­mo ejem­plo el cha­vis­mo y co­mo nor­te y guía de la cons­truc­ción plu­ri­na­cio­nal la de­mo­cra­cia cu­ba­na, fuen­te de so­cia­lis­mo, ri­que­za, li­ber­tad y pros­pe­ri­dad per se­cu­la secu­lorum... «y per los co­xo­nes». Y si no fue­ra un san­to, San­sea­ca­bó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.