Re­zar por cos­tum­bre

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - ENFOQUE - JE­SÚS LILLO

Des­de 1857, tres años des­pués de la de­fi­ni­ción dog­má­ti­ca de la Con­cep­ción Inmaculada de Ma­ría, im­pul­sa­da por nues­tro país, acu­de el Obis­po de Ro­ma a la pla­za de Es­pa­ña pa­ra re­zar an­te el mo­nu­men­to eri­gi­do por Pío IX. Ca­da 8 de di­ciem­bre, el Pa­pa se in­cli­na an­te la Vir­gen, a la que lle­va una corona de flo­res que los bom­be­ros co­lo­can an­te la ima­gen de la Inmaculada. La vi­si­ta pon­ti­fi­cia se re­pi­te con muy li­ge­ras va­ria­cio­nes. Cam­bia el em­ba­ja­dor de Es­pa­ña an­te la San­ta Se­de, se su­ce­den los Pa­pas en la si­lla de Pe­dro, y los tu­ris­tas, aho­ra con pan­ta­llas tác­ti­les, sus­ti­tu­yen pro­gre­si­va­men­te a los fie­les en una ce­re­mo­nia que se ha he­cho ru­ti­na­ria y pre­vi­si­ble pa­ra quie­nes con­si­de­ran a la Igle­sia co­mo par­te del mo­bi­lia­rio ur­bano de Oc­ci­den­te, cuan­do no un obs­tácu­lo.

Ayer en Mo­sul, y por pri­me­ra vez des­de la re­con­quis­ta de la ciu­dad, los cal­deos tam­bién re­za­ron a la Inmaculada. Lo hi­cie­ron en una de las igle­sias que Daesh pro­fa­nó y des­tru­yó cuan­do ins­ta­ló su «ca­li­fa­to» en la lo­ca­li­dad ira­quí. Las mi­sas no son en Mo­sul una ru­ti­na, ni la ex­cu­sa pa­ra un puen­te fes­ti­vo, sino la ex­pre­sión su­pre­ma de la li­ber­tad, no so­lo re­li­gio­sa, que les qui­tó el fun­da­men­ta­lis­mo pa­ra ce­le­brar un dog­ma que vino de Es­pa­ña y pa­só por Ro­ma, jus­to allí don­de, en­tre sel­fies y ex­ce­so de con­fian­za, re­zar ape­nas tie­ne ya sig­ni­fi­ca­do.

REU­TERS

Arri­ba, el Pa­pa Fran­cis­co re­za an­te la ima­gen de la Inmaculada, en la pla­za de Es­pa­ña de Ro­ma. A la iz­quier­da, fie­les cal­deos de Mo­sul (Irak), du­ran­te la mi­sa ofi­cia­da ayer en la igle­sia de Saint Ed­die, re­cons­trui­da tras la li­be­ra­ción de la ciu­dad

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.