Desacuer­do en el PSOE so­bre apo­yar­se en Ciu­da­da­nos o car­gar con­tra Rivera

Los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos quie­ren man­te­ner su po­der gra­cias a Cs, pe­ro Sán­chez ha or­de­na­do in­ten­si­fi­car los ata­ques con­tra Al­bert Rivera

ABC (Toledo / Castilla-La Mancha) - - ESPAÑA - VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN MA­DRID An­te la de­ci­sión de Pe­dro Sán­chez de man­te­ner la ten­sión con Ciu­da­da­nos res­pon­den bien va­rios per­fi­les de la Eje­cu­ti­va so­cia­lis­ta en­ca­be­za­dos por la vi­ce­se­cre­ta­ria ge­ne­ral, Adria­na Las­tra, pe­ro tam­bién Bea­triz Co­rre­dor u Odón

Des­de el oto­ño de 2017 el PSOE ini­ció una cam­pa­ña pa­ra «de­re­chi­zar» a Ciu­da­da­nos y aso­ciar­lo ca­da vez más al PP. La mo­ti­va­ción de es­ta es­tra­te­gia se en­cuen­tra en unos son­deos que de ma­ne­ra re­pe­ti­da des­de 2015 vie­nen de­mos­tran­do que los so­cia­lis­tas tie­nen fu­gas de vo­to ha­cia la for­ma­ción de Al­bert Rivera.

Aun­que esa bre­cha pa­re­ció con­te­ner­se con la mo­ción de cen­su­ra que des­alo­jó a Ma­riano Ra­joy y la lle­ga­da de Pe­dro Sán­chez al po­der, la aso­cia­ción de es­te con los in­de­pen­den­tis­tas re­abrió esas trans­fe­ren­cias. To­dos los son­deos que ofre­cen va­ria­bles con re­cuer­do de vo­to ma­ni­fies­tan que Rivera le ga­na más pa­pe­le­tas a Sán­chez que vi­ce­ver­sa.

Y eso es así pe­se a que la cam­pa­ña de los so­cia­lis­tas ha te­ni­do éxi­to en tér­mi­nos de per­cep­ción pú­bli­ca. Ba­ró­me­tro a ba­ró­me­tro el CIS ha ido re­fle­jan­do que los es­pa­ño­les si­túan ca­da vez más a Ciu­da­da­nos a la de­re­cha de la es­ca­la ideo­ló­gi­ca.

Aun­que en el úl­ti­mo ba­ró­me­tro tan­to Ciu­da­da­nos co­mo el Par­ti­do Po­pu­lar han mo­de­ra­do le­ve­men­te sus po­si­cio­nes. La apa­ri­ción de Vox, aun­que el PSOE tra­ba­ja de­ci­di­da­men­te por em­pu­jar a Ca­sa­do y Rivera, pue­de te­ner el efec­to de re­co­lo­car a to­dos los ac­to­res en el es­ce­na­rio ideo­ló­gi­co.

En Cs por ejem­plo es­tán con­ven­ci­dos de que con cin­co ac­to­res en el ta­ble­ro se­rá mu­cho más sen­ci­llo pa­ra ellos ubi­car­se en el cen­tro, aun­que tam­po­co se nie­ga que Vox les su­pon­ga un pro­ble­ma y un freno pa­ra lle­gar a un vo­to des­con­ten­to del PP que an­tes veía en Al­bert Rivera su úni­ca al­ter­na­ti­va.

Y en ese in­ten­to Ciu­da­da­nos, al con­tra­rio que el PP, ha re­cha­za­do que el mo­de­lo an­da­luz sea el idó­neo pa­ra las alian­zas en el mes de ma­yo tras las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y au­to­nó­mi­cas.

Acuer­dos con el PSOE

Abre así la puer­ta a la po­si­bi­li­dad de al­can­zar acuer­dos con el PSOE pa­ra go­ber­nar. Y ahí los ba­ro­nes más crí­ti­cos con los na­cio­na­lis­mos y le­ja­nos a Pe­dro Sán­chez son, por es­te or­den, los pre­di­lec­tos pa­ra un pac­to: Emiliano Gar­cía-Pa­ge (Cas­ti­lla-La Man­cha), Ja­vier Lam­bán (Ara­gón) y Gui­ller­mo Fer­nán­dez Va­ra (Ex­tre­ma­du­ra).

La jo­ya de la co­ro­na de es­ta es­tra­te­gia, por­que ade­más po­drían ven­der un dis­cur­so de «cam­bio», se­ría Án­gel Ga­bi­lon­do en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Un per­fil con el que Cs no ten­dría nin­gún pro­ble­ma pa­ra go­ber­nar con­jun­ta­men­te.

Es­ta reali­dad es­tá en­ci­ma de la me­sa y su­po­ne una dis­yun­ti­va pa­ra el PSOE. Por el mo­men­to Sán­chez ha op­ta­do por in­ten­tar se­guir des­gas­tan­do a Ciu­da­da­nos e in­ten­tar pe­ne­trar en su elec­to­ra­do. En la reunión del pa­sa­do lu­nes de la Eje­cu­ti­va Fe­de­ral, Pe­dro Sán­chez ma­ni­fes­tó a los su­yos que se dan las cir­cuns­tan­cias pa­ra «in­cre­men­tar la pre­sión» so­bre Ciu­da­da­nos tras la ope­ra­ción an­da­lu­za que los aso­cia, aun­que Rivera quie­ra con­ju­rar­lo, inevi­ta­ble­men­te con Vox.

Mien­tras, los ba­ro­nes ofre­cen una po­si­ción con­tem­pla­ti­va y han evi­ta­do ata­ques di­rec­tos a Rivera. Ha­ce no mu­cho Gar­cía Pa­ge ma­ni­fes­ta­ba en una en­tre­vis­ta que Rivera po­dría ser per­fec­ta­men­te del PSOE «al me­nos del PSOE al que yo me afi­lié». El co­men­ta­rio in­dig­nó a los di­ri­gen­tes más san­chis­tas, los co­no­ci­dos ya co­mo «más pe­dris­tas que Pe­dro», que si­guen te­nien­do co­mo ob­je­ti­vo úl­ti­mo com­ple­tar la vic­to­ria en las pri­ma­rias con un re­le­vo en esas fe­de­ra­cio­nes.

A esa de­cla­ra­ción de Pa­ge tu­vo que res­pon­der el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción, Jo­sé Luis Ábalos. Y eso que es él el ver­da­de­ro hi­lo que los ba­ro­nes tie­nen con Fe­rraz. «No sé cuán­do se afi­lió Pa­ge. En la épo­ca en la que yo me afi­lié, no po­dría ha­ber es­ta­do Rivera. No hu­bie­ra es­ta­do», res­pon­dió Ábalos.

Man­te­ner la ten­sión con Cs

Los más crí­ti­cos con el na­cio­na­lis­mo y con Sán­chez son los más pre­di­lec­tos al pac­to con Ciu­da­da­nos: Gar­cía-Pa­ge, Lam­bán y Fer­nán­dez Va­ra La jo­ya de la co­ro­na de es­ta es­tra­te­gia se­ría lo­grar un Go­bierno de Ga­bi­lon­do en la Co­mu­ni­dad de Ma­drid

da­nos con una «in­vo­lu­ción» de­mo­crá­ti­ca.

Fue pre­ci­sa­men­te el an­ti­guo al­cal­de de San Se­bas­tián el que ha­ce unos días plan­tea­ba que las po­si­cio­nes que re­pre­sen­ta­ba Gar­cía-Pa­ge y Ja­vier Lam­bán po­dían lle­gar a ser «des­lea­les» y no re­pre­sen­ta «a mu­chos so­cia­lis­tas».

El pre­si­den­te del Go­bierno pa­re­ce tam­bién de­ter­mi­na­do a ca­mi­nar en esa di­rec­ción. Por aho­ra. En su re­cien­te en­tre­vis­ta con la Agen­cia EFE el pre­si­den­te del Go­bierno afir­ma­ba que­rer re­pre­sen­tar al li­be­ra­lis­mo que, se­gún él, «ha de­ja­do huér­fano Ciu­da­da­nos».

Al­gu­nos an­ti­guos di­ri­gen­tes del par­ti­do, que su­frie­ron en car­ne pro­pia las iras del san­chis­mo cuan­do las ba­ses los acu­sa­ban de trai­ción por de­fen­der la abs­ten­ción al PP, se pre­gun­tan aho­ra, con cier­to des­dén, «¿qué van a ha­cer cuan­do Ciu­da­da­nos sea su úni­ca op­ción pa­ra man­te­ner el po­der?»

El por­ta­voz Ábalos

Cons­cien­te de ello el pro­pio Ábalos, que co­mo prin­ci­pal por­ta­voz es­tá asu­mien­do mu­chos de los ata­ques a Ciu­da­da­nos, in­ten­tó evi­tar es­ta se­ma­na una rup­tu­ra to­tal. Y en un equi­li­brio en­tre los ba­ro­nes y los ata­ques a Rivera de­jó abier­ta la puer­ta a al­can­zar acuer­dos con Ciu­da­da­nos des­pués de ma­yo «siem­pre en fun­ción de las po­lí­ti­cas».

Gran par­te del po­der ins­ti­tu­cio­nal del PSOE pue­de de­pen­der de los pac­tos con la for­ma­ción na­ran­ja. Sin du­da es­ta se­rá la te­sis que se im­pon­drá lle­ga­do el ca­so, pe­ro otro di­ri­gen­te san­chis­ta de­ja cla­ro que las pri­ma­rias de 2017 que im­pul­sa­ron a Pe­dro Sán­chez mos­tra­ron que el ca­mino es «a la iz­quier­da» y se con­si­de­ra a Ciu­da­da­nos «in­com­pa­ti­ble» con las po­lí­ti­cas que de­ben plas­mar los so­cia­lis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.