ABC (Toledo / Castilla-La Mancha)

El foco en África

-

Está proyectado un viaje a finales de agosto a Kenia y Egipto. El presidente ha estado ya en lo que va de año en Angola, Senegal y Libia. Y se ha presentado una estrategia específica para la acción exterior en el continente africano. La relación con China es clave aquí.

El mensaje es muy similar al que Sánchez lanzó en Alcalá de Henares en la cumbre hispano-polaca en la que se reunió con el primer ministro Mateusz Morawiecki. Pese a las enormes diferencia­s ideológica­s entre ambos Gobiernos, y pese a que existen diferencia­s en cómo abordar el problema,

Morawiecki defendió prestar atención a la vecindad este de la UE, pero también a la vecindad sur que gestionan en primera línea España e Italia. Sánchez concedió que había que apoyar a los países del este, pero que se debería tener «igual nivel de ambición» con la vecindad sur. La reunión se produjo al calor de la crisis migratoria en Ceuta desatada por Marruecos. El mandatario polaco reconoció incluso su sorpresa porque en las líneas generales su discurso y el de Sánchez se pareciesen tanto.

El presidente del Gobierno intenta sacar la cabeza tras la grave crisis desatada con Marruecos. La relación bilateral Madrid-Rabat sigue maltrecha. El nuevo rol de Estados Unidos respecto a Marruecos y la escasa y nula relación con la Administra­ción de Joe Biden obligan al Gobierno a tener a la Unión Europea movilizada y conciencia­da con esa pugna con Marruecos. Solo la intervenci­ón unánime de los líderes de la UE sirvió para empezar a rebajar las tensiones con Rabat.

Más allá de un conflicto que estalló con el pretexto de la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, las relaciones con Marruecos ya venían deteriorán­dose. Sánchez nunca le concedió la trascenden­cia que sus antecesore­s, eliminando de un plumazo el simbolismo de hacer de Rabat la primera visita internacio­nal al acceder al cargo. A finales del año pasado ya se canceló la Reunión de Alto Nivel entre los dos países. Con el pretexto del Covid y apostando por retomarlo el pasado febrero. No sucedió.

China y Estados Unidos

En paralelo a esta mala relación con Marruecos, el presidente presentaba a finales de marzo la iniciativa Foco África 2023. Defendiend­o que «esta será la década de España en África». En abril visitó Angola y también Senegal. A comienzos de junio lo hacía a Libia. Y en agosto está proyectado ese viaje por Kenia y Egipto. En los últimos años China ha desbancado a Estados Unidos y a las potencias europeas como principal socio comercial de los países africanos. No se puede querer tener presencia en África teniendo una mala relación con China.

El 26 de mayo de este año Pedro Sánchez y Xi Jinping mantenían una conversaci­ón telefónica en la que Sánchez vendió las ‘oportunida­des’ del Plan de Recuperaci­ón. Pero que tiene como trasfondo más sustancial la ambición de poder ratificar en el futuro el Acuerdo Global de Inversione­s entre la UE y China,

Este contacto ya se ha producido con Pekín y no con Washington. Pese a los esfuerzos del Gobierno de España por mejorar las relaciones con Estados Unidos. A comienzos de año, durante la conferenci­a de embajadore­s, el presidente señaló a la nueva Administra­ción Biden como «aliado principal». Y para ello no ahorró reproches a China y Rusia por cuestiones relacionad­as con los Derechos Humanos.

Pero las relaciones con Estados Unidos persisten en una inusual y anómala baja intensidad. Desde que el 9 de noviembre ganó las elecciones, Joe Biden no ha llamado todavía a Pedro Sánchez para mantener una conversaci­ón telefónica. Las relaciones no están rotas porque España es un miembro de la UE y de la OTAN y las malas relaciones no

 ?? // FERNANDO CALVO ?? Llegada de Pedro Sánchez, el pasado
6 de julio a Estonia
// FERNANDO CALVO Llegada de Pedro Sánchez, el pasado 6 de julio a Estonia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain