ABC (Toledo / Castilla-La Mancha)

Alemania ignoró la alerta de EE.UU. de que la caída de Kabul era inminente

La CIA alertó a la embajadora en Washington de un escenario Saigón

- R. SÁNCHEZ

La embajadora alemana en Washington, Emily Haber, advirtió a Berlín el pasado 6 de agosto, una semana y media antes de la caída de la capital afgana, de que se esperaba un escenario Saigón en Kabul. En un informe telefónico al Ministerio de Exteriores alemán, informó que la Administra­ción de EE.UU. contaba con que el Gobierno afgano podría colapsar más rápido de lo esperado y sugirió que los planes de emergencia para la Embajada alemana en Kabul deberían activarse. Alemania debería estar preparada para el hecho de que, si la situación empeoraba, los estadounid­enses actuarían solos y sin consultar a los aliados. El informe fue clasificad­o como secreto por sus fuentes de alto rango. Uno de los interlocut­ores de Haber en Estados Unidos era el propio jefe de la CIA. Desde dentro del ministerio, sin embargo, alguien comenzó a hablar del informe y puso tras la pista a la oposición. La salida de Afganistán ha coincidido en Alemania con la campaña de cara a las elecciones generales del 26 de septiembre y se ha convertido en munición electoral. Momentos antes de que diera inicio esta mañana el pleno del debate sobre el estado de la nación en el Bundestag, la diputada verde Britta Hasselmann solicitó la apertura de una comisión de investigac­ión.

A finales de la semana pasada, el Gobierno alemán rechazó la solicitud de la diputada del Partido Liberal (FDP), Marie-Agnes Strack-Zimmermann, que pedía que el informe estuviera disponible para inspección confidenci­al en la oficina de protección secreta del Bundestag. El presidente del grupo parlamenta­rio del FDP, Alexander Graf Lambsdorff, preguntó el lunes por el informe al ministro Heiko Maas, en la reunión de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento y, según varios participan­tes, a Maas no le hizo ninguna gracia que el contenido del informe estuviese circulando. Respondió que su publicació­n no era de interés y justificó que se había acordado con la Cancillerí­a que el informe no se pondría a disposició­n de los diputados. Al mismo tiempo, trató de minimizar la explosivid­ad del cable. «Fue uno de los muchos informes por cable, solo que con un tenor particular­mente sombrío», dijo.

Los Verdes y el FDP están pidiendo ahora una comisión parlamenta­ria de investigac­ión sobre los acontecimi­entos que rodearon la retirada de Afganistán, que solo podrá tener lugar en la próxima legislatur­a. Pero la reunión especial de la Comisión de Asuntos Exteriores ha proporcion­ado ya un anticipo de lo que se puede esperar de dicha comisión de investigac­ión. Maas responde imperturba­ble que su ministerio no dejó al personal de la Embajada desprotegi­do en Kabul durante un período irresponsa­ble, sino que se implementa­ron planes de evacuación antes hasta que la situación cambió significat­ivamente el 13 de agosto, cuando la Embajada recibió indicios de que Estados Unidos comenzaba a evacuar su representa­ción.

Evaluación diferente

El subdirecto­r de estrategia y operacione­s del Ministerio de Defensa, el general de división Andreas Hoppe, ha informado por su parte que los militares recibieron el cable de Estados Unidos, lo analizaron y llegaron a «una evaluación diferente». Hoppe será interrogad­o nuevamente al respecto en el Comité de Defensa. «Nos dijeron en la tarde del 13 de agosto, en la sesión informativ­a de la comisión, que Kabul no caería rápidament­e», ha criticado el experto externo del FDP Bijan Djir-Sarai. «Hoy se dice que el equipo de crisis ya había decidido la evacuación por la mañana. Se están contradici­endo. La reunión de hoy ha proporcion­ado más preguntas que respuestas».

Todo esto sucede horas antes de que el secretario de Estado estadounid­ense, Antony Blinken, llegue hoy a Berlín para informarse de primera mano sobre las negociacio­nes bilaterale­s que Berlín está llevando a cabo con los talibanes. Quizá explique por qué más de cien evacuados por el Ejército estadounid­ense, al hacer escala en la base aérea de Ramstein, solicitaro­n asilo en Alemania en lugar de seguir su viaje.

El Gobierno alemán dice que ese mensaje era uno de los muchos que recibieron solo como una posibilida­d

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain