ABC (Toledo / Castilla-La Mancha)

Parot, un homenaje merecido

- CARLOS URQUIJO

n el fondo da igual que el próximo día 18 se celebre o no en Mondragón la «marcha solidaria» a favor del asesino de ETA Henri Parot. Esta convocator­ia se hizo pública el pasado mes de julio. Al momento, desde la Fundación Villacisne­ros, remitimos sendas cartas demandando su prohibició­n al Consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, al Delegado del Gobierno en el País Vasco y a la Alcaldesa de Mondragón. Ninguno de los tres se ha

Edignado responder. Tan solo un oficio de línea y media de la secretaría general de la Delegación del Gobierno, nos comunica que han dado traslado de nuestra solicitud al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional. Nuestras leyes de víctimas, aprobadas tanto en el Parlamento Vasco como en las Cortes Generales, dicen que los poderes públicos evitarán actos efectuados en público que entrañen descrédito, menospreci­o o humillació­n de las víctimas o de sus familiares, así como la exaltación del terrorismo. Nuestro Código Penal tipifica como delito en su artículo 578 la realizació­n de estos mismos actos. ¿Qué clase de políticos aprueban leyes que no

Parot merece el homenaje por la vergonzosa indolencia e inacción de nuestros políticos y jueces

acto convocado a su favor.

Lamentable­mente debemos concluir que nos gobiernan personas sin músculo ético y sin capacidad de liderazgo. Ante esta convocator­ia el Lehendakar­i ha dicho que estos homenajes no deben convocarse y también que le resultan repulsivos. Y tiene toda la razón, pero el jefe de un Ejecutivo no puede limitarse a manifestar opiniones cuando, además, tiene en sus manos la solución. Y esto que digo del Lehendakar­i vale igualmente para el presidente Pedro Sánchez. El blanqueami­ento institucio­nal que cada día otorgan ambos gobiernos a los herederos de ETA, causa tanto daño a nuestra democracia, como los homenajes a etarras a las víctimas del terrorismo. ¿Qué nos ocurre a los españoles para asumir con absoluta indiferenc­ia esta degradació­n moral en la vida pública? Esto resulta aún más difícil de entender cuando sucede en la

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain