LA VI­DA SI­GUE IGUAL

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - NI­CO­LÁS TERRY MAR­TÍ­NEZ

Ini­cial­men­te con­tó con la ayu­da de la Fun­da­ción de la Na­ve­ga­ción Oceá­ni­ca Bar­ce­lo­na, FNOB, que le ce­dió el bar­co sin cos­te al­guno y tam­bién le de­jo uti­li­zar las ins­ta­la­cio­nes de la pro­pia FNOB para el co­rres­pon­dien­te re­fit.

Pe­ro la in­dus­tria es­pa­ño­la no le dio el be­ne­plá­ci­to de la ayu­da me­dian­te un pa­tro­ci­nio, ni tam­po­co na­die ha ex­pli­ca­do a di­cha in­dus­tria ni al mun­do em­pre­sa­rial es­pa­ñol que la Ven­dée Glo­be es sin lu­gar a du­das uno de los even­tos que cuen­ta con ma­yor ren­ta­bi­li­dad del mun­do de pa­tro­ci­nio don­de di­ver­sas em­pre­sas de to­do ín­do­le acu­den con sus bar­cos para com­pe­tir igual que en el mar, tam­bién por el mer­ca­do de ren­ta­bi­li­dad me­diá­ti­ca que desa­rro­lla el even­to. To­da una cá­te­dra o asig­na­tu­ra obli­ga­to­ria de mar­ke­ting que de­be­ría ser obli­ga­to­ria para las di­ver­sas es­cue­las de ne­go­cios que pu­lu­lan por nues­tro país.

Así Di­dac ha te­ni­do que ir pe­lean­do pa­so a pa­so y eu­ro a eu­ro el pre­su­pues­to has­ta lle­gar ca­si a com­ple­tar­lo, ya que co­mo bien di­ce el re­frán «a pe­rro fla­co to­do se le vuel­ven pul­gas», y días an­tes de sa­lir des­de Bar­ce­lo­na ha­cia Le Sa­bles d’Olon­ne un ra­yo ca­yó en el bar­co y le de­jo ca­si sin elec­tró­ni­ca, es­tan­do en es­tos mo­men­tos in­ten­tan­do con­tar con los re­cur­sos fi­nan­cie­ros ne­ce­sa­rios para po­der arre­glar el que es­pe­ra­mos sea el úl­ti­mo obs­tácu­lo.

No se­ria­mos jus­tos sino se­ña­lá­ra­mos a la fi­gu­ra de Jor­di Gri­so, la mano de­re­cha de Di­dac, co­mo un hom­bre fun­da­men­tal para que el «One Pla­net One Ocean» to­me el pró­xi­mo día 6, la sa­li­da en es­ta oc­ta­va edi­ción de la re­ga­ta a las que to­do le lla­man el Eve­rest de la Ve­la y que yo par­ti­cu­lar­men­te la re­de­fi­ni­ría co­mo el «K1» de la ve­la ya que su­bir el Eve­rest es ya prác­ti­ca­men­te co­mo el que sube un sen­de­ro.

En otro or­den de co­sas y ha­cien­do un re­co­rri­do en la flo­ta par­ti­ci­pan­te, so­lo un ganador de otra edi­ción fi­gu­ra en la no­mi­na de ins­cri­tos. Se tra­ta de Vi­cent Riou, ven­ce­dor en la edi­ción 2004–2005, con su fiel pa­tro­ci­na­dor que da nom­bre al bar­co «PRB».

El ré­cord de la re­ga­ta está en po­se­sión de Fra­nçois Ga­bart en 78 días, 2 ho­ras y 16 minutos con­se­gui­dos en la úl­ti­ma edi­ción (2012-2013) con un IMOCA tra­di­cio­nal y el que más ha tar­da­do en ha­cer­la fue Fra­nçois Gos­te, en la pri­me­ra edi­ción de la re­ga­ta (1989-1990) que lo hi­zo en 163 días, 3 ho­ras y 9 minutos.

Has­ta aho­ra, 7 mu­je­res

En las edi­cio­nes dispu­tadas el to­tal de na­ve­gan­tes ha si­do de 83, in­clu­yen­do a 7 mu­je­res una de las cua­les, Ellen Mc­kArt­hur, que­do se­gun­da en la edi­ción 2000-2001.

Otro de los mis­te­rios me­jor guar­da­dos has­ta aho­ra y que se re­ve­la­ra, sí o sí, en es­ta edi­ción es si el triun­fo co­rres­pon­de­rá a un bar­co tra­di­cio­nal o a uno do­ta­do ya con los sem­pi­ter­nos foils, y con es­ta cues­tión muy pre­sen­te en el desa­rro­llo de la re­ga­ta, nues­tro pa­nel de fa­vo­ri­tos está en­ca­be­za­do por Ar­mel Le Cleach con «Ban­co Po­pu­lai­re», con fo­lis, y se­gun­do en las dos úl­ti­mas edi­cio­nes de la re­ga­ta. Jean Pierre Dick, otro que re­tor­na tras un tiem­po en los mul­ti­cas­co sin bue­nos re­sul­ta­dos2, con su Imoca 60 «St. Mi­chel-Vir­bac» do­ta­do de foils, fue cuar­to en la ul­ti­ma edi­ción tras na­ve­gar 2.500 mi­llas sin qui­lla. Sé­bas­tien Jos­se, su «Ed­mond de Roths­child-Gi­ta­na», tam­bién cuen­ta con foils. Qui­zás el más ex­per­to y con mas ex­pe­rien­cia de to­dos los que es­tán na­ve­gan­do con foils, ya que la ad­qui­rió a bor­do de su mul­ti­cas­co «Gi­ta­na», hoy «Ma­se­ra­ti», don­de desa­rro­llo un am­plio pro­gra­ma de na­ve­ga­ción e in­ves­ti­ga­ción so­bre foils. Alex Thom­son, ter­ce­ro en la edi­ción 2012-21013 y tam­bién con foils en su «Hu­go Boss», mar­ca a la que lle­va li­ga­do des­de ha­ce mu­chos años, si puede es­qui­var su ya mí­ti­ca ma­la suer­te se­rá uno de los bar­cos a ba­tir. Mor­gan La­gra­vie­re, la nue­va y jo­ven es­tre­lla fran­ce­sa de las re­ga­tas oceá­ni­cas, dis­cí­pu­lo aven­ta­ja­do de Fra­nçois Ga­bart, con su Imoca 60 «Sa­fran», tam­bién con foils, puede dar una sor­pre­sa.

Otro al que no hay que ol­vi­dar con un cas­co tra­di­cio­nal es a Vi­cent Riou con su fiel pa­tro­ci­na­dor «PRB», ganador de la edi­ción 2004-2005, es­ta­rá muy a la es­pe­ra de ver co­mo los océa­nos dic­tan su ley so­bre los nue­vos apén­di­ces para co­lar­se con un bar­co mas que pro­ba­do.

Los es­ca­lo­frian­tes da­tos de la pre­sen­cia me­diá­ti­ca que tie­ne la re­ga­ta: 2 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes en la sa­li­da y la lle­ga­da; 738 ho­ras de TV en to­do el mun­do; 27.000 re­por­ta­jes de ra­dio y pren­sa; 285 mi­llo­nes de pá­gi­nas vis­tas en la web; 30 mi­llo­nes de vi­deo vis­tos; 490.000 par­ti­ci­pan­tes en la re­ga­ta vir­tual; 188 mi­llo­nes de worth of gross me­dia en Fran­cia; 82.000 fans en fa­ce­book y 22.000 se­gui­do­res en twi­ter.

ABC es­ta­rá en la sa­li­da con cró­ni­cas de Ni­co­lás Terry y Pe­dro Sar­di­na en www.abc.es/ve­la.

Ju­lio Igle­sias can­ta­ba una co­pla que en la en la par­te fi­nal de su es­tri­bi­llo de­cía: «la vi­da si­gue igual». ¿Y por qué ci­to en una co­lum­na de opi­nión de ve­la, el es­tri­bi­llo de una can­ción?, pues sen­ci­lla­men­te por­que con los di­ri­gen­tes de la RFEV a ni­vel na­cio­nal y au­to­nó­mi­co «la vi­da si­gue igual».

Ju­lia Ca­sa­nue­va ha­bía le­van­ta­do cier­tas es­pe­ran­zas de re­ge­ne­ra­ción y trans­pa­ren­cia en la ve­la es­pa­ño­la, tras de­rro­car en una mo­ción de cen­su­ra a Jo­sé Án­gel Ro­drí­guez San­tos y jar­tar­se de de­cir con la bo­ca lle­na de que se mar­cha­ba cuan­do le to­ca­ra su turno y que no se­ría can­di­da­ta en las pró­xi­mas elec­cio­nes, que se de­bían ha­ber ce­le­bra­do dos me­ses des­pués de los Jue­gos.

Pues aho­ra Do­ña Ju­lia di­ce que no se mar­cha, que se que­da y que es­to es lo que hay, le gus­te a quien le gus­te. Y para ello na­da más y na­da me­nos que des­obe­de­ce al CSD en cuan­to a fe­chas, si bien to­dos co­no­ce­mos que su pre­si­den­te es el haz­me­rreir de to­do el de­por­te es­pa­ñol. Pe­ro Do­ña Ju­lia no con­ten­ta con es­to se pre­pa­ra y ama­ña la asam­blea y re­gla­men­tos a su par­ti­cu­lar cri­te­rio que le ga­ran­ti­ce la vic­to­ria.

Do­ña Ju­lia de­be ha­ber per­di­do el jui­cio ha­ce po­co tiem­po, pues­to que sino ¿có­mo se ex­pli­ca que ad­mi­ta en su Jun­ta Elec­to­ral a dos per­so­na­jes de la ta­lla de Ma­nuel To­rres y Ja­vier Ro­drí­guez, con­tras­ta­dos del­fi­nes y des­pil­fa­rra­do­res del an­te­rior pre­si­den­te?, y ade­más To­rres ce­sa­do ful­mi­nan­te­men­te por Do­ña Ju­lia en una de sus pri­me­ras de­ci­sio­nes co­mo pre­si­den­ta de la RFEV. ¡Qué in­con­gruen­cia más la­men­ta­ble!

Con per­so­na­jes co­mo el de Do­ña Ju­lia, el de los an­te­rio­res pre­si­den­tes Ro­drí­guez y Pom­bo, a los que hay que unir a ges­to­res co­mo Mu­ni­lla, y a to­da su le­gión de acó­li­tos que igual que a sus je­fes lo úni­co que le in­tere­sa­ba era llevarse la «pas­ta» ca­len­ti­ta, de­jan­do a la ins­ti­tu­ción, bien la pro­pia RFEV o bien el even­to que di­ri­gía ab­so­lu­ta­men­te que­bra­dos. Hay que re­cor­dar y no ol­vi­dar que Do­ña Ju­lia fue alum­na de Jo­sé Án­gel a mo­do de vi­ce­pre­si­den­ta, qui­zás se le ha­ya pe­ga­do al­go y lo te­nía muy ca­lla­di­to.

Pe­ro es­te fe­nó­meno de ne­fas­tos ges­to­res, se tras­la­da en par­te a las au­to­nó­mi­cas, co­mo el he­cho de que Gui­ller­mo Po­yan sea de nue­vo el pre­si­den­te de la te­rri­to­rial ma­dri­le­ña. Ahí está de nue­vo al ata­que en com­pa­ñía de Jo­sé Mª Mar­tín Puer­tas otro de los que pre­sun­ta­men­te se co­mie­ron jun­to a Pom­bo y al­gu­nos más los mas de 750.000€ de la Fun­da­ción Ve­la y aquí no pa­sa na­da, por eso co­mo de­cía al co­men­zar para es­tos tris­tes y ne­fas­tos per­so­na­jes «la vi­da si­gue igual».

Bri­lla una luz de es­pe­ran­za y es­pe­ro que no se mar­chi­te. La vuel­ta a la ac­ti­vi­dad fe­de­ra­ti­va de Pa­co Co­ro co­mo pre­si­den­te de la FAV. Pa­co Co­ro fue apea­do de una más que se­gu­ra vic­to­ria en su can­di­da­tu­ra a la RFEV, por las tram­pas de Pom­bo y Ro­drí­guez y otros pro­ble­mas más de­ri­va­dos de la ges­tión de la cam­pa­ña.

CUAN­DO TO­DO PA­RE­CÍA QUE IBA A CAM­BIAR, VA DO­ÑA JU­LIA Y NOS DE­MUES­TRA MÁSDE LO MIS­MO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.