EL ES­PEC­TÁCU­LO DE LA VEN­DÉE DE­BE DE CON­TI­NUAR

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - DURY ALON­SO

nos con dos días de ven­ta­ja, pen­sa­ba que ha­bía lo­gra­do un ven­ta­ja im­por­tan­te. Des­afor­tu­na­da­men­te las con­di­cio­nes en el Atlán­ti­co no han si­do fá­ci­les pa­ra mí. Han fa­vo­re­ci­do a Alex, que se acer­ca­ba po­co a po­co ca­da vez y re­que­ría es­tar men­tal­men­te fuer­te. Es por es­to que me he li­be­ra­do po­co a po­co, la pre­sión des­de Ca­bo de Hor­nos se va re­la­jan­do. Con Alex ha si­do dis­tin­to de lo que ex­pe­ri­men­té con Fra­nçois ha­ce cua­tro años. —Des­pués de la lí­nea de lle­ga­da ha be­sa- do su bar­co, que ya es­tá ven­di­do a Louis Bur­ton. Aun­que tie­ne otros pro­yec­tos, ¿se le ha en­co­gi­do un po­co el co­ra­zón? —Es una gran his­to­ria la del Ban­que Po­pu­lai­re VIII. To­da­vía re­cuer­do que hu­bo cier­ta de­cep­ción cuan­do ter­mi­na­mos ro­zan­do la vic­to­ria y mi pa­tro­ci­na­dor me di­jo «nos gus­ta­ría vol­ver a in­ten­tar­lo» y me pre­gun­tó si es­ta­ría dis­pues­to, y unas se­ma­nas des­pués les di­je que sí. Ha­bía pla­nes pa­ra cons­truir un nue­vo bar­co, con mi equi­po, mi «dream team», co­mo yo lo lla­mo. Es un bar­co muy ver­sá­til, es­pe­cial­men­te en las fa­ses de tran­si­ción, y yo sa­bía que eran los mo­men­tos cla­ve. Yo que­ría un bar­co bueno en to­dos los rum­bos, és­te me pa­re­ce el idó­neo pa­ra ha­cer una Ven­dée Glo­be. Sí, en la lle­ga­da es­ta­ba or­gu­llo­so. Lo di­go por mí, por el bar­co y el equi­po. Ha ha­bi­do mu­chos mo­men­tos du­ros que he­mos su­pe­ra­do jun­tos y la vic­to­ria es la guin­da del pas­tel. Te­nía ga­nas de ter­mi­nar es­ta his­to­ria de la for­ma más bo­ni­ta, agra­de­cien­do que el bar­co no se ha­ya roto. Es com­ple­to, efi­cien­te. Me ha sa­tis­fe­cho en el agua. Es­toy muy con­ten­to, ha de­ja­do su hue­lla en el mar. —¿Có­mo se sien­te fí­si­ca­men­te? —En mi primera Ven­dée Glo­be lle­gué ago­ta­do. Ha­bía per­di­do 10 kg y ad­mi­nis­tra­do mal la co­mi­da. Ha­ce cua­tro años, es­ta­ba fí­si­ca­men­te en for­ma pe­ro de­cep­cio­na­do. Hoy ha­ce cin­co o seis días que es­toy en «mo­do Fi­ga­ro»: dor­mí po­co, men­tal­men­te es­ta­ba en ba­ja for­ma, me obli­gué y me di­je «no pue­des per­der es­ta re­ga­ta». He lu­cha­do has­ta el fi­nal. He afi­na­do al má­xi­mo el más mí­ni­mo re­gla­je. No que­ría te­ner na­da que la­men­tar des­pués —¿Qué pro­ble­mas téc­ni­cos ha te­ni­do? —Hay pro­ble­mas en la Ven­dée Glo­be, to­dos los te­ne­mos y for­ma par­te de la re­ga­ta. Re­cuer­do que te­nía una en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca. Las con­di­cio­nes eran per­fec­tas. Me iba a po- ner en la me­sa de na­ve­ga­ción y es­cu­ché un rui­do muy fuer­te. Y veo el J1 en cu­bier­ta… El gan­cho que su­je­ta la ve­la en la pe­ri­lla del más­til se rom­pió. En reali­dad es­ta ve­la no pu­de uti­li­zar­la a par­tir del 13 de di­ciem­bre y has­ta el fi­nal. Era una ve­la que fun­cio­na bien en ce­ñi­da, así que fue un po­co com­pli­ca­do. Dos días des­pués el equi­po me en­vió un men­sa­je pa­ra de­cir­me que ha­bía ries­go de que otros gan­chos tam­bién se sol­ta­ran. Vi­ví con una es­pa­da de Da­mo­cles so­bre la ca­be­za. Al fi­nal re­sis­tie­ron, to­co ma­de­ra. Fue el pun­to más di­fí­cil pa­ra nosotros. No he te­ni­do nin­gún pro­ble­ma por co­li­sio­nes con al­gún OF­NI, así que apar­te de ese pro­ble­ma el res­to fue per­fec­to. Se­gu­ro que si no hu­bie­ra te­ni­do ese pro­ble­ma ha­bría si­do un po­co más rá­pi­do, pe­ro no va­mos a reha­cer el jue­go… ¡He ga­na­do! —¿Qué ba­lan­ce ha­ce de los foils? —Los foils son una apues­ta exi­to­sa lan­za­da ha­ce tres años con los di­se­ña­do­res. Al prin­ci­pio éra­mos es­cép­ti­cos, des­pués creía­mos. Con el Ban­que Po­pu­lai­re fui­mos los pri­me­ros en in­ten­tar­lo. Al fi­nal se com­pro­bó que fun­cio­na­ba, el po­dio lo co­pa­rán los foi­lers por lo que fue era la elec­ción que se de­bía ha­cer. Me ale­gro de ha­ber lle­ga­do al fi­nal del pro­ce­so. Los he ges­tio­na­do a mi mo­do. Yo no los lle­va­ba pues­tos siem­pre, ya fue­ra por­que el es­ta­do del mar no era bueno o por­que iba de­ma­sia­do rá­pi­do. No los usé el 100% del re­co­rri­do. Cuan­do ha­cía fal­ta dar un po­co de gas los po­nía. Cuan­do Alex ba­tió el ré­cord de ve­lo­ci­dad de 24 ho­ras yo lo lle­va­ba pues­to, iba a to­pe. Al fi­nal no ba­tí el record de 24 ho­ras pe­ro tam­po­co per­dí de­ma­sia­das mi­llas así que no fue tan mal. —¿Có­mo asi­mi­la su vuel­ta a tie­rra, con los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, sus com­pro­mi- sos…? —Me te­mo que no lo sé, me to­mo las co­sas co­mo vie­nen. Ten­go la suer­te de es­tar bien ro­dea­do. No voy a te­ner mu­cho des­can­so en es­tos mo­men­tos, ten­go que ir a Pa­rís. No vol­ve­ré a Goues­nach in­me­dia­ta­men­te. Pe­ro es­toy muy sa­tis­fe­cho de lo que va a suceder, es agra­da­ble con­tar­lo, com­par­tir­lo. Es un pro­yec­to de 10 años, 10 años de mi vi­da. He com­pe­ti­do tres ve­ces en la Ven­dée Glo­be y las tres ve­ces las he ter­mi­na­do. Siem­pre es un pla­cer con­tar nues­tra aven­tu­ra, nues­tra his­to­ria. Y no im­por­ta nues­tro re­sul­ta­do, ha­ce cua­tro años tam­bién fue in­tere­san­te ir a Pa­rís con Fra­nçois (Ga­bart). n 1991 Brian May es­cri­bió la can­ción The Show Must Go On pa­ra Fred­die Mer­cury, una can­ción so­bre un in­mi­nen­te fi­nal: Sea lo que sea que ocu­rra, de­ja­ré to­do a la suer­te, otro desamor, otro ro­man­ce fa­lli­do, sin pa­rar... ¿sa­be al­guien pa­ra qué vi­vi­mos?

Eso mis­mo, pu­die­se que se pre­gun­ta­sen los 29 ma­ri­nos que to­ma­ron la sa­li­da de la oc­ta­va edi­ción de la Ven­dée Glo­be el pa­sa­do 16 de no­viem­bre de 2016 en Le Sables d´Olon­ne. Rum­bo a los ma­res del sur, a las ru­tas más me­ri­dio­na­les don­de rei­nan los al­ba­tros y los vien­tos ru­gien­tes, au­llan­tes y bra­ma­do­res. To­do un es­pec­tácu­lo di­fí­cil de su­pe­rar por otra re­ga­ta vuel­ta­mun­dis­ta, que gra­cias a las úl­ti­mas tec­no­lo­gías mi­llo­nes de afi­cio­na­dos han po­di­do se­guir las 1.800 ho­ras que han in­ver­ti­dos los dos pri­me­ros, con un fi­nal in­ten­so has­ta la lí­nea de lle­ga­da de la me­jor pe­lí­cu­la de ac­ción.

Tras ocho edi­cio­nes de la Ven­dée Glo­be, las fi­na­les más apre­ta­das fue­ron las de 2004-2005, en esa oca­sión ven­ció Vin­cet Riou (87 días, 10 ho­ras, 47 mi­nu­tos y 55 se­gun­dos), sien­do se­gun­do Jean Le Cam (87 días, 17 ho­ras, 20 mi­nu­tos y 8 se­gun­dos); la de 2012-2013 ga­na­da por Fran­co­is Ga­bart (78 días, 2 ho­ras, 16 mi­nu­tos y 40 se­gun­dos), Ar­mel Le Cléac´h fue se­gun­do (78 días, 5 ho­ras, 33 mi­nu­tos y 52 se­gun­dos); y es­tá úl­ti­ma re­ga­ta, que ga­na Le Cléac´h des­pués de 74 días, tres ho­ras, 35 mi­nu­tos y 46 se­gun­dos; y 16 ho­ras más tar­de Alex Thom­son fi­na­li­za en se­gun­da po­si­ción tras 74 días 19 ho­ras 35 mi­nu­tos y 15 se­gun­dos.

Ha­ce unos días, en una sa­la de ur­gen­cias de un hos­pi­tal, un oc­to­ge­na­rio en­ju­to me de­cía: «Se na­ce llo­ran­do, y se mue­re llo­ran­do». Men­sa­je muy vá­li­do pa­ra una re­ga­ta co­mo la Ven­dée Glo­be, en el mo­men­to de zar­par to­dos los pa­tro­nes vi­ven fuer­tes sensaciones an­tes los mi­lla­res de es­pec­ta­do­res que, con gri­te­ríos, les des­pi­den a lo lar­go del ca­nal del puer­to de Le Sables d´Olon­ne has­ta mar abier­to; que se­ma­nas más tar­de vuel­ven a re­vi­vir, cuan­do arri­ban al mis­mo puer­to de par­ti­da, las vo­ces, las pan­car­tas, ban­de­ras y aplau­sos des­car­gan­do to­da su ener­gía so­bre los que han so­bre­vi­vi­do a la bra­vu­ra de los ma­res des­pués de vi­rar los tres gran­des ca­bos: Agul­has, Leeu­win y Hor­nos. Y las lá­gri­mas vol­ve­rán a las me­ji­llas de es­tos gran­des ma­ri­nos, sean los pri­me­ros o los úl­ti­mos.

Pe­ro el es­pec­tácu­lo de­be de con­ti­nuar, las nue­vas tec­no­lo­gías han de­mos­tra­do que el uso de los foils en los nue­vos IMOCA 60 han mar­ca­do la gran di­fe­ren­cia. Ar­mel Le Cléac´h no so­lo ha ga­na­do, ha ba­ti­do un nue­vo ré­cord al re­ba­jar el an­te­rior de la Ven­dée Glo­be en tres días, 22 ho­ras y 41 mi­nu­tos.

E«QUE­RÍA UN BAR­CO BUENO EN TO­DOS LOS RUM­BOS Y ÉS­TE ME PA­RE­CE EL IDÓ­NEO PA­RA HA­CER UNA VEN­DÉE» LAS NUE­VAS TEC­NO­LO­GÍAS HAN DE­MOS­TRA­DO QUE EL USO DE LOS FOILS EN LOS NUE­VOS IMOCA 60 HAN MAR­CA­DO LA GRAN DI­FE­REN­CIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.