MAR­TÍ­NEZ, TO­RRA­DO Y DEL CAS­TI­LLO, LA­MEN­TA­BLES

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - PE­DRO SAR­DI­NA

Lle­vo ca­si 40 años in­for­man­do de es­te de­por­te y siem­pre he te­ni­do mu­chas di­fi­cul­ta­des pa­ra desa­rro­llar mi tra­ba­jo. La ve­la siem­pre ha si­do un de­por­te muy ce­rra­do y sal­vo hon­ro­sas ex­cep­cio­nes, siem­pre se ha ten­di­do a di­fi­cul­tar la ta­rea de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Pa­ra mues­tra, un bo­tón. En los pro­le­gó­me­nos de las vo­ta­cio­nes pa­ra la pre­si­den­cia de la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Ve­la, Al­fre­do Pla­tas, miem­bro de la Ges­to­ra, pre­gun­tó a la Asam­blea si ha­bía al­gún in­con­ve­nien­te en que la pren­sa pu­die­ra dar fe de lo que iba a ocu­rrir en la sa­la de vo­ta­cio­nes. La ma­yo­ría de la Asam­blea dio luz ver­de a la pe­ti­ción de Pla­tas, pe­ro an­tes de que se to­ma­ra la de­ci­sión de «luz y ta­quí­gra­fos» hu­bo tres miem­bros de la Asam­blea, que con muy ma­las for­mas y con un ex­ce­so de ce­lo sol­ta­ron un «de nin­gu­na de las ma­ne­ras», co­mo si allí se fue­ran a tra­tar asun­tos se­cre­tos de nues­tro de­por­te. He es­ta­do en va­rias elec­cio­nes. En las de Ar­tu­ro Del­ga­do siem­pre se me abrie­ron las puer­tas, en las de Fer­nan­do Bo­lín, tam­bién e in­clu­so en unas de Ge­rar­do Pom­bo. Nin­gún pro­ble­ma. Tam­bién se me de­jó pre­sen­ciar la mo­ción de cen­su­ra de Ju­lia Ca­sa­nue­va a Jo­sé Ángel Ro­drí­guez San­tos...

No sé qué le ha­brá he­cho la pren­sa a Pe­pe Mar­tí­nez, Pre­si­den­te de la Va­len­cia­na, al que siem­pre se le ha tra­ta­do im­pe­ca­ble­men­te en su ges­tión, ni al Ge­ren­te del Real Club Náu­ti­co de To­rre­vie­ja Car­los To­rra­do, que des­de ha­ce tiem­po se es­tá be­ne­fi­cian­do me­diá­ti­ca­men­te de las re­ga­tas que or­ga­ni­za su club, ni al nue­vo Pre­si­den­te del Real Club Náu­ti­co Gran Ca­na­ria, Fer­nan­do del Cas­ti­llo, al que ni co­no­ce­mos ni creo que en su cor­ta vi­da pre­si­den­cial ha­ya te­ni­do nin­gún «ri­fi­rra­fe» con nin­gún pe­rio­dis­ta.

Quie­ro pen­sar que so­lo son ga­nas de to­mar un in­ne­ce­sa­rio pro­ta­go­nis­mo de­lan­te de la Asam­blea, por­que tan­to Mar­tí­nez co­mo To­rra­do siem­pre se han por­ta­do co­mo ca­ba­lle­ros en el cuer­po a cuer­po. En esa Asam­blea no ha­bía na­da que es­con­der. Se iba a vo­tar y a ha­cer el recuento. El vo­to se­cre­to im­pe­día que na­die su­pie­ra a quién vo­tó ca­da uno, pe­ro Mar­tí­nez, To­rra­do y Del Cas­ti­llo tu­vie­ron que dar la no­ta dis­cor­dan­te, sec­ta­ria e, in­clu­so con cier­to tu­fi­llo de odio, en el día gran­de de la ve­la es­pa­ño­la.

Quie­ro pen­sar que la ma­yo­ría de la Asam­blea ha­rá re­fle­xio­nar a esa mi­no­ría dis­cor­dan­te por el bien de la ve­la y que no vol­ve­rá a ocu­rrir he­chos tan la­men­ta­bles y fue­ra de lu­gar.

DELECNABLE AC­TUA­CIÓN DE TRES DÍSCOLOS ASAM­BLEÍS­TAS CONTRA EL DE­RE­CHO DE LOS ME­DIOS A IN­FOR­MAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.