VI­LLAR ABRE LA CA­JA DE LOS TRUE­NOS

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - JAU­ME SO­LER ALBERTI

Se ha abier­to la ve­da. El juez Pe­draz ha pues­to en­ci­ma de la me­sa las co­rrup­te­las en el fút­bol es­pa­ñol y ha man­da­do a la cár­cel a su pre­si­den­te re­cién re­ele­gi­do por enési­ma vez, Án­gel Ma­ría Vi­llar, y ha enu­me­ra­do las siem­pre pre­sun­tas fe­cho­rías; em­pe­zan­do por los ama­ños elec­to­ra­les con ame­na­zas in­clui­das, al des­vío de fon­dos pa­ra las em­pre­sas que ges­tio­na­ba su hi­jo y a pa­gar fa­vo­res a su en­torno y guar­dia pre­to­ria­na.

El fút­bol, por ser el más me­diá­ti­co, no tie­ne por­qué ser el más es­can­da­lo­so. Ca­da día co­no­ce­mos nue­vas co­sas, al­gu­nas de las cua­les ya ha­bían si­do de­nun­cia­das por al­gu­nos me­dios de co­mu­ni­ca­ción, aun­que aho­ra pa­re­ce que to­dos se suben al ca­rro y to­dos sa­bían lo que es­ta­ba su­ce­dien­do. Sue­le su­ce­der.

Pe­ro en lí­neas ge­ne­ra­les el mun­do de las fe­de­ra­cio­nes es­tá lleno de es­cán­da­los. Tam­po­co ha­ce tan­to que hu­bo impu­tacio­nes y de­ten­cio­nes en otras fe­de­ra­cio­nes, me vie­nen a la ca­be­za taek­won­do, ba­lon­ces­to, te­nis… y mu­chos de sus di­ri­gen­tes es­tán se­ña­la­dos.

El sa­queo de las fe­de­ra­cio­nes ha es­ta­do a la or­den del día. En mu­chos ca­sos no di­go que sea con el be­ne­plá­ci­to del Con­se­jo Su­pe­rior de De­por­tes, pe­ro sí es ver­dad que his­tó­ri­ca­men­te es­te or­ga­nis­mo ha mi­ran­do ha­cia otro la­do.

Sin ir más le­jos en la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Ve­la, y es un te­ma reite­ra­ti­vo y mu­chas ve­ces de­nun­cia­do, aún no se han acla­ra­do la cuen­tas de la Fun­da­ción Ve­la Es­pa­ño­la que en 2001 Arturo Del­ga­do de­jó con más de 600.000 eu­ros en ca­ja y que a fe­cha de hoy es­tá a ce­ro sin que los pre­si­den­tes he­re­de­ros de es­ta for­tu­na, so­bre to­do Ge­rar­do Pom­bo y lue­go, por su­ce­sión en el car­go, Jo­sé Án­gel Rodríguez y Ju­lia Ca­sa­nue­va, han si­do a

TO­DA­VÍA NO SE SA­BE QUÉ HA SI­DO DE LOS 600.000 EU­ROS QUE ARTURO DEL­GA­DO DE­JÓ EN LA CA­JA A CUEN­TA DE LA FUN­DA­CIÓN

día de hoy in­ca­pa­ces de jus­ti­fi­car. Mis­te­rios sin re­sol­ver, que a lo me­jor el tiem­po, o en su de­fec­to, los tri­bu­na­les aca­ba­rán dan­do una ex­pli­ca­ción.

Es cu­rio­so que, por mu­chas au­di­to­rías pre­sen­ta­das y con des­víos y pa­gos a em­pre­sas po­co cla­ras, co­mo por ejem­plo ocu­rrió en el Mun­dial de San­tan­der 2014 y por mu­cho que di­gan, si­gue sin estar real­men­te las cuen­tas ce­rra­das y con lo más lla­ma­ti­vo, con deu­das pen­dien­tes y que tres años des­pués se si­gan lan­zan­do ba­lo­nes fue­ra.

Oja­lá la ca­ja de los true­nos que se ha abier­to en el fút­bol sir­va pa­ra lim­piar, o al me­nos in­ten­tar­lo, el de­por­te es­pa­ñol, que lle­va en­quis­ta­do años y don­de los di­ri­gen­tes ac­tua­les en lu­gar de que­rer ser­vir al de­por­te se sir­ven de él, ya sea bien en al­gu­nos ca­sos pa­ra el lu­cro eco­nó­mi­co o en otros in­ten­tar ser al­guien en la so­cie­dad y que nun­ca hu­bie­ran si­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.